www.diariocritico.com

Se ha pedido a los vecinos que no circulen cerca de sus márgenes

En Manzanares y Daimiel miran de reojo al río Azuer ante posibles crecidas

En Manzanares y Daimiel miran de reojo al río Azuer ante posibles crecidas

miércoles 03 de abril de 2013, 16:15h

Efectivos de Policía Local y Guardia Civil, así como personal del Servicio Técnico del Ayuntamiento de Manzanares (Ciudad Real) mantienen vigilancia permanente a lo largo del río Azuer a su paso por la ciudad debido al riesgo de crecida. También en Daimiel están muy pendientes de las evoluciones del caudal del río.

 Según ha informado el Consistorio en nota de prensa, Protección Civil permanece en alerta por si tuviera que intervenir, como ha sucedido en ocasiones anteriores, para achicar agua, controlar accesos o prestar cualquier tipo de ayuda a los vecinos más afectados.

   El Ayuntamiento mantiene contacto permanente con las administraciones implicadas --Subdelegación del Gobierno, Confederación Hidrográfica del Guadiana y Protección Civil-- para anticiparse a cualquier situación más complicada que la actual.

   Mientras tanto, ha rogado a los vecinos que eviten circular con vehículos junto a las márgenes del río, que no intenten atravesar zonas anegadas o caminos cubiertos por el agua y no entorpezcan las labores de las Fuerzas de Seguridad y Protección Civil.

   El Ayuntamiento ha recomendado a los numerosos vecinos que se acercan al río para seguir su evolución o tomar fotos, que extremen las precauciones ante la posibilidad de caídas al cauce.

En Daimiel, también pendientes del río

 

El Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real) va a mantener las medidas de precaución que ha puesto en marcha ante la crecida del río Azuer y de cara a las próximas lluvias que están cayendo este miércoles y que podrían caer en los siguientes días.

   Según han informado fuentes del Consistorio daimieleño, la situación era de "normalidad y estabilidad" a las 18.30 horas de este miércoles, aunque efectivos de la Policía Local y la Guardia Civil se encuentran controlando la zona.

   Estas mismas fuentes han indicado que el nivel del caudal ha descendido hasta ahora unos 20 centímetros cúbicos, pero han precisado que la situación puede cambiar debido a las lluvias que están cayendo en este municipio desde primera hora de la tarde.

   Ante la crecida del caudal y para evitar que el agua llegase al casco urbano y a las zonas industriales cercanas, se ha roto parcialmente el puente que cruza la carretera que da a salida a Manzanares y Madrid, ante el temor de que el caudal sobrepasara el dique de contención de la Granja Escuela.

   Además, se han reforzado y se han recrecido hasta unos dos metros cada uno de los diques construidos en los puntos más sensibles de la vega y se ha abierto el aliviadero ya preparado en la zona previa al Puente Viejo para facilitar un desagüe mayor río arriba, según ha informado el Consistorio daimieleño en nota de prensa.

   Precisamente, la acumulación de agua entre este punto y el antiguo molino de La Maquina ha motivado un corte en el camino de La Maquina, cercano al puente del Guadiana, para permitir que el agua siga remontando y aliviar así el anegado de los cultivos de la zona.

   Tanto el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, como el concejal de Agricultura y Medio Ambiente, Gregorio Díaz del Campo, han manifestado que "el mayor temor llega al mirar las previsiones meteorológicas para los próximas 72 horas". "Lo que vemos lo podemos controlar, pero lo pueda caer es algo que no está en nuestras manos", ha indicado Sierra.

Reordenación del tráfico

   La situación del río Azuer ha obligado a reordenar el tráfico en la zona, cortando la salida y entrada hacía Manzanares en el final del Paseo del Carmen, concentrándose el flujo de vehículos se concentra en la circunvalación que conecta la N-420 con la N-430.

   Por ello, la Policía Local ha decidido que el camino de La Máquina quede únicamente en sentido salida desde el municipio, y que el camino anexo, José Cela, quede sólo en sentido entrada al municipio.

   El primer edil ha pedido a los daimieleños "máxima precaución" a la hora de acercarse a las zonas de inundación, insistiendo en que se sigan al pie de la letra las instrucciones de los efectivos de Policía Local y Guardia Civil y voluntarios de Protección de Civil que desde este martes vigilan las puntos cortados al tráfico y a los viandantes.

   Por último, el alcalde también ha agradecido el interés de la consejera de Agricultura y Medio Ambiente, María Luisa Soriano, que se ha puesto en contacto telefónico con él en varias ocasiones, y el del subdelegado del Gobierno en la provincia, Fernando Rodrigo, así como del comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, Timoteo Perea.

Las Tablas, encharcadas como no ocurría desde el 73

   Según ha indicado Sierra, la crecida del río Azuer también se está dejando notar en Las Tablas donde hay encharcadas más de 2.000 hectáreas, algo que no sucedía desde que en 1973 el humedal se declarara parque nacional.

   Por otro lado, en el registro semanal del pozo de captación municipal que se localiza en los Ojos del Guadiana, la cota se ha elevado en 20 centímetros, situándose el nivel en parámetros de la década de los setenta.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios