www.diariocritico.com

Zarzuela negocia con Moncloa los límites que tendría la familia real

La Casa del Rey se someterá a la ley de transparencia, pero no de forma plena

La Casa del Rey se someterá a la ley de transparencia, pero no de forma plena

viernes 05 de abril de 2013, 17:01h
La Casa del Rey y la Vicepresidencia del Gobierno llevan dos meses negociando la inclusión de una parte de las cuentas presupuestarias de la Jefatura del Estado en la futura ley de transparencia. Así lo ha reconocido la vicepresidenta Sáenz de Santamaría. Sin embargo, no todas las cuentas de la Casa Real serán de conocimiento público: el Gobierno aduce que que no se trata de una Administración pública y que se están estudiando otros marcos jurídicos europeos.
Después de que a la agencia Reuters le filtrasen la noticia, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha reconocido que lleva dos meses negociando con la Casa Real la forma en que esta Institución podría ser incluida en la ley de transparencia que se está negociando con todos los grupos en el Congreso de los Diputados.

La vicepresidenta ha reconocido que fue la Casa Real la que decidió que no debía quedarse fuera de esa ley en estos momentos de crisis económica y también de crisis de la propia imagen. La negociación con el Gobierno, por tanto, se inició a iniciativa del jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno, pero en se está cuidando especialmente de que la incorporación a esa ley no afecte a los principios sobre la Corona que establece la Constitución, según Sáenz de Santamaría.

En ese sentido, la vicepresidenta ha dicho en la rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros que existen determinados límites y ha citado en concreto el título II de la Constitución, que establece "una serie de particularidades" para la Casa del Rey que hay que respetar en y que, por tanto, habrá que estudiar una situación específica.

Así, desde el Gobierno se afirma que la Zarzuela recibirá un trato similar al del Congreso o el Senado, distinto al de las administraciones públicas, dado que la Casa del Rey no es una administración pública, según Sáenz de Santamaría.
 
No obstante, Sáenz de Santamaría se ha cuidado mucho en matizar que serán las fuerzas parlamentarias las que definan hasta que límite de control se llegará con la norma, que se encuentra en trámite parlamentario.

Hay que recordar que el Consejo de Ministros aprobó el 27 de julio de 2012 el proyecto de Ley de Transparencia, acceso a la información pública y buen Gobierno, una norma con la que pretende que los ciudadanos tengan un mayor control sobre cómo se manejan los fondos públicos.

A partir de ahí, la Ley de Transparencia se encuentra en trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados, y desde hace unos meses, diversos expertos han pasado por la Comisión Constitucional de la Cámara Baja para realizar sus aportaciones sobre cómo mejorar la norma. Pero algunas formaciones, como Izquierda Unida, ERC o UPyD, han exigido que la Casa Real se someta a un gran control en la Ley de Transparencia al hilo de las últimas noticias sobre la princesa Corinna, la herencia del Rey y hasta la imputación de la infanta Cristina por el 'caso Nóos'.

Para conocer los límites que tendrá la casa Real -algo que no ha querido detallar la vicepresidenta Sáenz de Santamaría- es básico recordar lo que afirmó el secretario general del Grupo Popular en el Congreso, José Antonio Bermúdez de Castro, quien garantizó que las partidas administrativas de la Casa del Rey estarán sometidas a la Ley de Transparencia, es decir, que se podrán conocer, por ejemplo, los contratos y servicios vinculados a la Jefatura del Estado que dependen de distintos departamentos ministeriales. Pero también adelantó que lo que sí quedará fuera de la futura norma será el reparto que hace el monarca de la asignación presupuestaria que recibe anualmente para el mantenimiento de su familia y de la institución, que está blindada en la Constitución.
 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios