www.diariocritico.com

El oro negro aporta el 82% de los ingresos del país

Elecciones Venezuela: La herencia económica que deja Chávez a un Maduro inexperto

Elecciones Venezuela: La herencia económica que deja Chávez a un Maduro inexperto

- Elecciones | Diariocrítico Venezuela | Vinculocrítico | MiamiDiario

lunes 15 de abril de 2013, 11:37h
Nicolas Maduro ha ganado las primeras elecciones en Venezuela tras la muerte de Hugo Chávez donde casi la mitad de los venezolanos viven por debajo del umbral de la pobreza a pesar de ser de los principales exportadores de petróleo en el mundo. La política de expropiaciones de Hugo Chávez provocó la marcha de muchas empresas y Venezuela es el quinto país más violento del mundo. Esto es lo que hereda el vencedor.
La convulsión política y económica está servida en Venezuela. El país caribeño registra una de las tasas de inflación más altas del mundo, con un tipo de cambio múltiple (comercial, financiero, turístico) y un mercado paralelo donde el dólar cotiza a cuatro veces por encima del oficial. Hay restricciones para la venta de dólares a particulares y empresas y su sistema productivo nunca pudo ser encarrilado.

A pesar de las enormes regalías generadas por el petróleo, su empresa estatal Pdvesa presenta fuertes atrasos tecnológicos y un endeudamiento superior a los 50.000 millones de dólares, mientras el país debe importar alimentos porque nunca se puso en marcha su aparato productivo.

Venezuela tiene tierras para producir todos los alimentos que quisiera pero, tradicionalmente, vivieron de las rentas del petróleo. Las crisis políticas venían cada vez que bajaba el precio del crudo. Cuando Chávez asumió, el barril de crudo valía menos de 10 dólares y él fue el que impulsó una acción conjunta de restricción de oferta junto a los miembros de la OPEP que derivó en la escalada de los precios posterior.

Sigue poseyendo una de la mayores reservas mundiales de petróleo y necesita poner en marcha su aparato productivo y terminar con las dádivas. De lo contrario la inflación seguirá devorando sus recursos y agravando la crisis, pero esta situación es propia de una debilidad del sistema implementado por Chávez, independientemente del devenir político.

Durante los 14 años de gobierno centralizado de Chávez y de su ferviente concentración de poder, las instituciones democráticas se han deteriorado drásticamente en Venezuela. Pero no es probable que reconstruir la democracia y el imperio de la ley sea una prioridad inmediata para ningún candidato chavista. Va a ser un objetivo central, sin embargo, si Capriles llega a la presidencia.

La mayor incertidumbre es si la política del país seguirá estando amargamente polarizada, como lo ha estado durante la mayor parte del período de Chávez, o si sus opositores y partidarios pueden empezar a encontrar áreas de compromiso y reconciliación. La polarización podría, por supuesto, empeorar y quizás llegar a un período de fragmentación política y de inestabilidad, o incluso a enfrentamientos violentos.

El alto costo de vida, luego de la devaluación de la moneda, el desabastecimiento de productos de consumo diario y el deterioro de los servicios públicos son solo solo una parte del problema del país latinoamericano con las mayores reservas de petróleo del mundo.

El oro negro aporta el 82% de los ingresos del país y gracias a él pudo Chávez reducir la pobreza extrema a la mitad en sus 14 años de mandato.

El índice de pobreza se ha reducido a aproximadamente el 40%, pero puede volver a aumentar por una inflación desbordada que no baja del 25%.

El desabastecimiento crece día tras día, escasean, entre otros, el aceite, la harina, la leche y la mantequilla.

La mitad de las empresas del país cerraron entre 2000 y 2011 y muchas de las actuales operan a media capacidad debido a los estrictos controles de divisas, que no evitan las sucesivas devaluaciones del bolívar, la última, del 32% se produjo en febrero.

Pero para el ciudadano de a pie, el chavismo no ha conseguido hasta ahora resolver el principal problema nacional: la inseguridad. A diario mueren asesinadas 52 personas, este promedio ha convertido venezulea en el quinto país más violento del mundo.

Herencia de Chávez

Maduro se va a encontrar:

INFLACIÓN
El nuevo mandatario deberá frenar una inflación de dos dígitos que el país soporta desde hace más de 26 años. La devaluación de un 32% en febrero impulsó nuevamente los precios.

El Gobierno intentó contener la inflación con estrictas regulaciones. Aunque lograron reducir la velocidad de los precios momentáneamente, se han convertido en una camisa de fuerza para la producción interna, generando brotes de escasez.

MERCADOS DE DIVISAS Y CONTROLES
Venezuela sufre de frecuentes sequías de dólares en medio del control de cambio vigente desde 2003, lo que reduce la disponibilidad de bienes en una economía dependiente de las importaciones e impide a las trasnacionales repatriar capitales.

Del lado de los consumidores, los venezolanos carecen de fórmulas para ahorrar o invertir en moneda extranjera y cuentan con montos limitados para estudiar y viajar al exterior.

El nuevo Gobierno tendrá que vigilar los controles de precios que fallan en la revisión constante de los costos de producción en una economía inflacionaria, lo que a menudo deriva en desabastecimiento de bienes controlados.

PETRÓLEO
La nueva administración deberá encontrar fórmulas para que el flujo de los petrodólares a las "misiones" gubernamentales -que ambos candidatos han dicho mantendrán- no vulnere la capacidad de inversión de PDVSA.

La cuna de las mayores reservas de crudo del mundo también requiere de multimillonarias inversiones en ingeniería e infraestructura que mejoren el bombeo y la refinación.

Esto busca disminuir las costosas importaciones de combustibles, que han subido tras la explosión en la mayor refinería del país, Amuay, que dejó más 40 muertos y cuantiosos daños.

DETERIORO FISCAL Y SUBSIDIOS
Aunque la devaluación le generó al Estado unos 48,000 millones de bolívares para subsanar su déficit fiscal, Venezuela sigue arrastrando el lastre de onerosos subsidios que distorsionan sus cuentas públicas.

PDVSA vende la gasolina más barata del mundo y no ha revisado el precio en casi 16 años, además la electricidad y el agua están fuertemente subsidiados.

La infraestructura del país también debe ser remozada, tanto para el tránsito vehicular como en la creación y ampliación de nuevos métodos de transporte que alivien los pesados embotellamientos, especialmente en las ciudades principales.

DÉBIL MERCADO INMOBILIARIO
El déficit habitacional venezolano llegó a superar 2 millones de viviendas. El Gobierno de Chávez logró reducir la brecha mediante un gran proyecto gubernamental de construcción de casas a precios subsidiados.

No obstante, el mercado inmobiliario adolece de nuevas construcciones privadas y el mercado de renta es prácticamente inexistente. Chávez intentó abordar el problema a través de la regulación de precios de venta y alquiler, así como tasas de interés hipotecarias.


- Venezuela y América Latina seguirán atados al chavismo por una victoria mínima de Maduro
- Capriles no reconocerá la victoria chavista "hasta que se cuente cada voto"

- Elecciones | Diariocrítico Venezuela | Vinculocrítico | MiamiDiario
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.