www.diariocritico.com
El FROB, peor que Rajoy

El FROB, peor que Rajoy

sábado 20 de abril de 2013, 15:24h
La prensa suele quejarse, con razón, por las ruedas de prensa sin preguntas y, dada su relevancia, suele poner como ejemplo la mala práctica del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que llega al extremo de comparecer ante los medios a través de una pantalla de plasma. Es grave esta situación, indudablemente, pero todavía hay cosas peores en España en términos de transparencia: la toma de importantes decisiones  financieras, como la adjudicación de bancos nacionalizados.

Un ente sin rostro conocido llamado FROB, siglas de un nombre que afea el castellano -Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria-, adopta medidas de una gran trascendencia sin salir siquiera en el plasma. Es la peculiar manera de gestionar los procesos de reestructuración y resolución de entidades de crédito en este país, sin que nadie se entere de nada, salvo los que hacen el negocio, al peor estilo de los tiempos de burbujas y especulación.
Un ejemplo de esta semana: ¿por qué el FROB firmó con el Banco Sabadell la cuarta venta de una entidad financiera por 1 euro -en este caso el Banco Gallego-, tras hacer algo parecido con Unnim, CAM y Banco de Valencia? ¿Y por qué pone encima 245 millones de euros, a los que en el caso del Gallego hay que sumar a otros 80 millones inyectados en marzo? ¿Por qué siempre hay dinero para los bancos, incluso cuando se les hacen regalos, y en cambio nunca lo hay para modestos clientes con participaciones preferentes y deuda subordinada? ¿Y por qué nadie pregunta por ello, al menos en instancias parlamentarias?

No hablamos de ninguna broma. Desde marzo del 2009, fecha de la intervención de Caja Castilla-La Mancha, entre la Comisión Europea, el llamado FROB y el Fondo de Garantía de Depósitos han inyectado ¡88.737 millones de euros! en una docena de bancos españoles, sin contar los avales del Estado. Sabemos lo que ponemos entre todos pero no lo que aportan los bancos privados beneficiados. Por no saber, en estos casos ni se sabe con cuántos puestos de trabajo de empleados de banca trafican a escondidas. Ni siquiera se atreven a salir detrás del plasma. ¿Por qué?

José Luis Gómez

Fundador y editor de Mundiario, también es columnista de la agencia Europa Press. Tertuliano de TVG y Radio Galega, colabora en La Región. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia. Ex director editorial de Grupo Zeta. Autor del libro Cómo salir de esta. Coeditor del Anuario del Foro Económico de Galicia.

Twitter: @J_L_Gomez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios