www.diariocritico.com
Rubalcaba: las soluciones del chorlito

Rubalcaba: las soluciones del chorlito

lunes 06 de mayo de 2013, 19:12h

Nuestra clase política, esa que el Director General Adjunto del Transparencia Internacional refiere como no respetada en los países del sur de Europa, adolece toda ella de una enfermedad que solo cambia en el grado de intensidad y que varía según o no estén en labores de Gobierno. Da lo mismo que hablemos de la derecha o de la izquierda, nacionalista o no. Todos ellos creen que los ciudadanos somos gente estúpida, incapaces de saber lo que nos conviene, y como consecuencia necesitados de orientación para sacarnos del lío en el que nos han metido.  Exige de un ejercicio de disciplina democrática quedarse sentado ante la avalancha de estupideces que se les ocurren. Los mismos, exactamente los mismos que nos hablaban del pleno empleo en 2008. Y es curioso que en lugar de mirar al sistema y corregir lo que no funciona, o al menos intentarlo, no, ellos insisten en nuevas normativas, en variantes de viejas normativas, en regulaciones provisionales o en suspensiones provisionales de viejas regulaciones.

Eso es lo que ahora propone el PSOE. Ni una palabra, ni una medida, ni una simple sugerencia que ponga de manifiesto que los dirigentes políticos confían en los ciudadanos que les pagamos y sostenemos la estructura de este Estado elefantiásico en cargos y asesores. Nada. Erre que erre en intentar arreglarnos ellos la vida. En no dejarnos vivir, más bien. La traición del PP a su programa y sus votantes no tiene igual por lo disparatado, por más que nos hablen de un estado de necesidad. ¿Qué necesidad ni niño muerto? Si crees en la gente, ayuda a la gente y déjala actuar, que a largo plazo es la gente la que salva a los países, mientras que una clase política cuasi perenne como la que tenemos poco respeto puede inspirarnos.  Pero se me pide no un desahogo, sino una opinión sobre las propuestas que acaba de presentar el PSOE.

Empiezo por la que quiere equiparar la fiscalidad de las rentas de capital a las del trabajo. ¿Por qué no al revés cabezas de chorlito? ¿Por qué no hacemos lo posible para quitar carga fiscal al factor trabajo? ¿Tenemos que pensar que lo importante para vosotros es mantener al Estado como tutor?  Y si fuese así ¿que tutela efectiva habéis hecho que me permita esperar que los errores cometidos van a ser corregidos?

Resulta que ahora, la brillante idea del PSOE es dedicar el dinero de los contribuyentes europeos para lo que a nosotros nos de la gana. Oye, ¿y si mejor lo repartimos discrecionalmente entre los próximos? ¿Os recuerdo lo que determinó el Tribunal de Cuentas sobre la eficacia del PLAN E? ¡Y fue un dineral!  Entonces, ¿por qué voy a confiar en que esta vez si? A ver si nos enteramos que las ayudas directas, da igual a quien, pero sobre todo si son empresas, no sirven más que para dañar y alterar las leyes de equilibrio que crean riqueza y sana competencia en los mercados.  De hecho ¿quién me garantiza que mi dinero es entregado a la empresa correcta, y que esa empresa no lo utiliza para competir en condiciones más favorables que las mías? ¿No será más fácil dedicar los recursos de modo que beneficien al conjunto y no a un parte? ¿Quién me garantiza que la causa última del despido de una empresa en pérdidas no tiene que ver con que hay al mando una panda de inútiles aprovechados? ¿O es que todas las empresas que pierden dinero y con tal motivo despiden son susceptibles de ser ayudadas contribuyendo a deteriorar las condiciones de libre competencia y acaban por destruir a las buenas?  Este tipo de soluciones dirigida a ayudar a los torpes me parecen un error.

Decir que las partidas de gasto destinadas a I+D+i  y educación no computen como déficit me parece una estupidez. ¿Y que pasa con la salud? Podemos prohibir llamar déficit al déficit y así no tenemos déficit.  Por cierto, que eso de Educación, ya me gustaría saber que conceptos recoge.  ¿Es Educación educar en el rechazo al vecino, o en la reivindicación de lo propio por encima de lo común?  En cuanto a I+D+i, pregunten a los expertos. Ha sido uno de los coladeros fiscales más importantes de las grandes empresas para bajar su factura fiscal y competir así en ventaja con las pequeñas. Hagamos eficaces las deducciones mediante políticas de mecenazgo que ya están inventadas. Fomentemos la colaboración de las empresas con los centros de investigaciones. Premiemos a los brillantes, bequemos a los sobresalientes, fomentemos el esfuerzo y démosle reconocimiento social.

¿Financiación pública de las empresas? ¿Pero que hemos tenido sino un sistema de Cajas de Ahorro de patrón pseudo público donde primaba el clientelismo? A ver si nos enteramos que el crédito viene después, al final, y que dar crédito sin mercado es tirar el dinero. Primero hay que generar demanda, y después llegarán los proyectos rentables y el crédito. No al revés.  No hemos aprendido nada. Acabamos de cargarnos instituciones como las Cajas de Ahorro que nacieron como Monte de Piedad, y ya estamos queriendo inventarlos de nuevo. Eso sin dejar de meter dinero para salvar lo que queda del naufragio. No tenemos arreglo.

Ayudas a familias en riesgo de exclusión, desempleo o pérdida de vivienda. A esto quiere dedicar el PSOE 10.000 millones. No voy a discutir en esto. NO al menos los dos primeros aspectos pero si el último. Aún así, me digan de donde va  a salir el dinero. Lo que va a ocurrir es que las familias a las que se refinancie su deuda van a ver como esta se incrementa. Busquemos soluciones a la vivienda que rompan con el error cometido. Que el sistema financiero absorba el coste del error de prestar a quien no podía pagar, y dediquemos los recursos a que estas familias se recuperen y puedan iniciar de nuevo su vida, no a continuar penando sobre el error cometido. Al menos dejémosles elegir.

Como puede comprobar, no me entusiasma lo anunciado por el PSOE, porque en resumidas cuentas continúa queriendo repartir peces en lugar de dejarnos pescar. Pero ellos verán. La salsa continúa cociendo, y en algún punto llegará a ebullición. Lo que hay que hacer es apagar el fuego, ¡so torpes!, y no arrojar agua fría a la pócima, que pronto volverá a calentarse.   

 

Lea también:

- Rajoy dice que evitó el "crack" al subir impuestos

- Bruselas pone freno al plan de Rubalcaba contra el desempleo

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios