www.diariocritico.com

Ofrecerá pactos puntuales en pensiones y reforma de la Administración

Rajoy responderá a la petición de 'pacto de Estado' diciéndoles que apoyen las políticas económicas del Gobierno

Rajoy responderá a la petición de 'pacto de Estado' diciéndoles que apoyen las políticas económicas del Gobierno

martes 07 de mayo de 2013, 16:51h
Rubalcaba pedirá un pacto de Estado en materia económico-social, pero Rajoy le responderá que si quiere pacto, que apoye las políticas económicas emprendidas por el Gobierno, empezando por la reforma laboral. Así de sencillo. De la comparecencia de Rajoy este miércoles en el Congreso para debatir sobre la situación económica no saldrá el pacto global que pide Rubalcaba, pero el presidente va a 'ofertar' pactos puntuales en pensiones, ley de transparencia y reforma de las Administraciones Públicas. Nada más.
"Aquí ha habido mucha rueda de prensa y muy poca cocina por detrás". La frase, del portavoz parlamentario del PP, Alfonso Alonso, anticipa el resultado de la comparecencia que este miércoles realizará Mariano Rajoy en el Congreso: no habrá ese gran pacto de Estado que dice querer el PSOE y que niegan tanto desde sectores del PP y desde Izquierda Unida. Habrá, eso sí, un llamamiento de Rajoy a que se pacten temas concretos, pero nada más: 'No habrá una vuelta al pasado', dicen en el PP.

El líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha lanzado la idea de un gran pacto de Estado entre partidos, agentes sociales e instituciones-algo así como una versión moderna de los Pactos de la Moncloa de 1977- para salir de la gravísima crisis económica que nos atenaza. Esa idea ha sido apuntalada este martes por la portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, y por el portavoz en el Senado, Marcelino Iglesias, que le han planteado a Rajoy la necesidad de afrontar la situación de la economía y del paro como de una auténtica "emergencia nacional".

La petición del pacto de Estado se hará expresa -para que conste en actas- este miércoles, en la comparecencia a petición propia de Rajoy en el Congreso, pero en esa comparecencia quedará patente y de forma explícita que 'no habrá foto'; es decir, que no habrá un gran acuerdo entre partidos políticos. No, al menos, tal y como lo plantea el PSOE: "No nos haremos ninguna foto", dicen en el PP, que no están dispuestos a dar árnica al líder de la oposición.

Según fuentes populares, Rajoy va a ofrecer dos cosas: primero, que si quieren pacto, que apoyen las medidas económicas adoptadas por el Gobierno, así como la Estrategia Española de Política Económica aprobada el pasado 26 de abril por el Consejo de Ministros. Segunda, que si de verdad quieren pactos, que lo hagan puntualmente en cuestiones tan importantes como la reforma de las pensiones, la de las Administraciones Públicas y la de la regeneración democrática, temas 'profundos' que se están debatiendo y sobre los que hay profundos desacuerdos.

"Situación de emergencia nacional"

Y ahí se acaba todo, porque, como le dijo Rajoy en la sesión de control de este martes en el Senado al portavoz socialista, Marcelino Iglesias, la situación es la que es y que "lo que hay que hacer ahora es corregir los desequilibrios y luego vendrá todo lo demás".

Iglesias le planteó que 17 meses atrás, Rajoy calificó la situación de España de "emergencia nacional", pero que ahora hemos ido para atrás y hemos entrado en recesión". Le recordó también lo que "el inefable" Esteban González Pons decía entonces: "Nosotros aspiramos a que se creen en la próxima legislatura 3 millones de puestos de trabajo", y que, sin embargo se han creado 800.000 parados más.

En definitiva, y dado que "lo que era una crisis económica grave se ha convertido en España en una crisis total", le planteó el pacto con una pregunta retórica: "¿Cuándo ha dejado de ser el paro en España una emergencia nacional?", después de afirmar que "coincidirá conmigo en que la emergencia es mayor", sobre todo "porque acaba de anunciar a los españoles que abandonen cualquier esperanza durante esta legislatura... Y eso no es sólo una declaración de incompetencia, es también una crueldad".

En realidad, nadie quiere un gran pacto

Rajoy no cayó en la provocación de Iglesias y se limitó a hacer lo que, según fuentes populares, hará este miércoles en el Congreso: recordar a los peticionarios de pactos que sí, que "el paro es el problema más importante que tenemos hoy los españoles", pero que 'este elevado paro' es la consecuencia de los grandes desequilibrios de la economía española acumulados durante la etapa de Zapatero, y que "lo que estamos haciendo es reducir esos desequilibrios; después vendrá el crecimiento y el empleo. Pronto se producirán resultados que verán una mayoría de españoles". Es decir, que la política económica no se va a variar.

Cerrado en banda, Rajoy anunciará que continuará con sus políticas, algunos de cuyos aspectos quiere pactar con sindicatos y empresarios, pero que no va a dar una baza a Rubalcaba, al que consideran en el PP que su liderazgo está 'agonizante' dentro del propio Partido Socialista.

En el PP, además, creen que las propuestas presentadas por Rubalcaba tienen "serias dificultades de viabilidad, de ser puestas en práctica", y en todo caso han reconocido que desde el PSOE ni siquiera se ha intentado hacer 'cocina' por detrás para llegar a un pacto público en este debate. Es decir, que no se ha hablado nada y los pactos surgen de otra manera.

Por otra parte, la izquierda real que representa Izquierda Unida no está en absoluto de acuerdo con lo que plantea el PSOE, y de hecho, Cayo Lara va a acudir al debate con el hacha de guerra levantada: va a pedir la dimisión de Rajoy y de su Gobierno y el adelanto de elecciones generales. Así, desde luego, no hay posibilidad de pacto.

Y por lo que respecta a los nacionalista vascos y catalanes, ningún gran pacto tiene sentido con ellos si no lo es primero con el PSOE, salvo la financiación autonómica en el caso de Cataluña, algo que, según fuentes del PP, llevan ya muy avanzado Rajoy y Artur Mas en su reuniones 'secretas', sin molestos testigos.

Lea también:

Rubalcaba pide a Rajoy 'un gran acuerdo social' para salir de la crisis
El Gobierno no convocará a los partidos, pero les pide 'esfuerzos generosos' para llegar a acuerdos
Rajoy no quiere ningún pacto con los 'herederos' de Zapatero
¿Debe el Rey moderar un gran pacto nacional?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios