www.diariocritico.com

"Se ha salvado a España del rescate", insistió el presidente en varias ocasiones

Rajoy y Rubalcaba escenifican en el Congreso la ruptura política con dos modelos antagónicos

Rajoy y Rubalcaba escenifican en el Congreso la ruptura política con dos modelos antagónicos

Intervenciones íntegras (pdf): Rajoy | Rubalcaba | Cayo Lara
> El presidente rechaza un pacto global con la oposición y le pide apoyo ciego a sus políticas y recortes
> "España ya no siembra dudas fuera de nuestras fronteras, como hace un año"
> "Todo ha sido muy duro, pero no ha sido en vano", dice para justificar sus recortes

miércoles 08 de mayo de 2013, 09:32h
Rajoy ha rechazado cualquier intento de pacto de Estado que no pase por el apoyo a la política económica fijada por el Gobierno el pasado 26 de abril. "No hay cambio de rumbo en la política económica del Gobierno", así comenzó su intervención en el Pleno del Congreso en el que comparecía para explicar la política económica del Gobierno y la situación del paro en España. Con esa frase, Rajoy contestó la petición de pacto del líder de la oposición, Pérez Rubalcaba, al que le pidió, en realidad, un apoyo sin condiciones. Rubalcaba le respondió decepcionado con un resolutivo: "Ha descrito usted un país que no reconozco".

- Rajoy exigirá apoyo total para que haya un 'pacto de Estado'
Si alguien esperaba algún gesto del presidente del Gobierno que propiciara una especie de gran pacto entre las fuerzas políticas para afrontar la crisis y el grave problema del paro, se equivocaba en redondo. Tal y como ya venían anunciando días atrás desde la vicepresidenta Sáenz de Santamaría hasta el ministro Montoro, pasando por el portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, Mariano Rajoy se ciñó en su intervención inicial en el Congreso -en el comparecía a petición propia- a pintar un país que, pese o precisamente por las duras medidas de ajuste adoptadas por el Gobierno, está saliendo de esta crisis.

Y es por ahí por donde hay que ir, según Rajoy. Así que a los que quieran pacto -palabra que ni siquiera nombró el presidente- les dio la siguiente receta: "Esta es la tarea a la que invito a sumarse a quien de verdad pretenda ayudar a los parados con algo más que buenos deseos y fantasías ilusorias".

Rubalcaba, en su intervención inicial, recogió el 'guantazo' parlamentario, o más bien desprecio, del presidente del Gobierno a sus propuestas alternativas, y pronunció una frase que define plenamente lo que se está viendo en la calle: hay dos modelos económicos, políticos y sociales absolutamente antagónicos y que no son capaces de entenderse. "Ha descrito usted un país que no reconozco", le dijo Rubalcaba a Rajoy, una frase que anticipaba el máximo desacuerdo, y además irreconciliable, entre ambos modelos.


Una España de color rosa

Efectivamente, Rajoy se limitó en su intervención inicial en realizar un balance triunfal y en absoluto autocrítico de sus políticas económicas. Justificó el programa de estabilidad fijado por la UE asegurando que es una "medida excepcional para España", sino que tienen que realizarlo los 27. Y en este punto justificó el plan aprobado por el Gobierno el 26 de abril en el sentido de que se trata de una actuación ajustada a los cambios experimentados en el panorama español y en el europeo.

Rajoy insistió en su discurso en su archiconocido argumento de que hay que sentar las bases para crear empleo, dado que tenemos 6,2 millones de parados, pero que con sus políticas y reformas -como la del empleo- ya estamos registrando resultados positivos: "Eso es lo que estamos haciendo, enderezar lo que le Gobierno anterior dejó torcido". Un punto, por icerto en el que recibió pitos de unos y palmas de otros. Pero Rajoy insistió en ese punto: que no le pidan volver al pasado, "no me pidan que repita esos disparates".

Se trataba, sin duda, de un rechazo frontal al pacto que le ha pedido el Partido Socialista, y cuyo líder, Pérez Rubalcaba, le volvió a pedir luego en el Parlamento en esta misma sesión parlamentara. Y es que para Rajoy, que sólo vio este miércoles una 'España rosa', esto empieza a funcionar y, "aunque nos queda mucha tarea por recorrer, pronto llegará la cosecha". Y ahí, para ese apoyo incondicional a las políticas y recortes del Gobierno es para lo que Rajoy pidió un apoyo incondicional: "Esta es la tarea a la que invito a sumarse a quien de verdad pretenda ayudar a los parados con algo más que buenos deseos y fantasías ilusorias".

Sólo al final de su intervención, Rajoy tuvo una ligera concesión a su principal oponente político afirmando en muy breves palabras, concisas y sin ningún calor pronunciadas, que "estoy abierto a toda sugerencia útil que nos ayude a ser más fuertes y más eficaces en beneficio de los españoles", pero para añadir, como un jarro de agua fría, lo siguiente: "No estamos en el camino equivocado, ni hemos perdido el tiempo, ni tenemos las manos vacías". Es decir, que va a haber más de lo mismo.


Rubalcaba insiste: "Veo una España asustada"

Seguidamente, Pérez Rubalcaba subió a la tribuna para responder al presidente del Gobierno, marcando las diferencias en la forma de ver España. "Veo una España asustada, con desconfianza, con miedo, sin futuro, una situación que no se corresponde con la que usted ha pintado en esta tribuna", le dijo a Rajoy.

Desde el mismo inicio de su intervención, Rubalcaba le ofreció tres tipos de acuerdos concretos 'y posibles': el primero, renovar un acuerdo autonómico para la estabilidad y el crecimiento; lo segundo, ir juntos a la Unión Europea para buscar dinero, para lo que "hay varias fórmulas encima de la mesa y todas son aceptables", exigiendo que el Banco Central Europeo haga las políticas necesarias para que llegue el dinero a las empresas y familias. Y lo tercero, pedir al Eurogrupo que le deje utilizar parte del dinero que dieron para los bancos: los 100.000 millones de euros, de los que hemos utilizado 40.000. "Si se cumple el cuadro macro, es posible que haya dificultades el próximo año", y por eso es mejor utilizar ese dinero que queda para financiarse.

En ese sentido, Rubalcaba insistió en que "mucha gente en España piensa que hay dinero para los bancos, pero no hay dinero para los ciudadanos", y dentro de un año no se podrá explicar por qué se siguen desahuciando casas y aumentando el paro y no hay crédito ni para familias ni empresas: "Le pido que explique esto a esos técnicos del Eurogrupo que tanto les gusta hablar por la tarde".

Rubalcaba dedicó el final de su intervención a lanzar un brindis al sol, dado que ya Rajoy había despreciado inicialmente cualquier tipo de pacto de Estado. "Yo creo que habría que hacer un gran acuerdo, porque la situación es muy difícil. Un gran esfuerzo en común para ver cómo y cuándo salimos", le pidió Rubalcaba. Y fijó los términos: se trata de hablar de rentas, de precios, de salarios, de diseñar juntos el camino de salida de España de esta crisis.
"A este gran acuerdo nacional me refiero yo", le dijo a Rajoy, al que también le añadió: "Es un buen paso citar a los empresarios y sindicatos. Yo le dijo más: haga lo mismo con los partidos políticos y las comunidades autónomas".


Rajoy ofrece pactos sectoriales, nunca un pacto global

Por si quedara algún tipo de duda, Rajoy cerró el debate, una vez concluido el turno de palabra de todos los portavoces parlamentarios diciendo que "creo que siempre es mejor el diálogo que el no diálogo, pero, claro, hay que ver para qué es el diálogo". Es decir, que rechazaba de plano las peticiones lanzadas desde el PSOE, primero, pero luego desde CiU y desde la propia IU-ICV, de un gran pacto económico de forma global.

En ese sentido, al término de su intervención el presidente del Gobierno les repitió a Rubalcaba, Durán i Lleida y hasta a Cayo Lara lo que de alguna manera había dejado caer en su discurso inicial: que sólo está dispuesto a llegar a llegar a acuerdos en temas tan concretos -e importantes, sin duda- como la ley de sostenibilidad; la propia sostenibilidad de las pensiones a través del Pacto Toledo; la reforma de la Administración del Estado o la ley de mercado único, pero les advirtió claramente que "yo no puedo hacer una política económica como la que nos ha traído hasta aquí, porque para eso no me he presentado a las últimas elecciones".


Lea también:
- Rajoy exigirá apoyo total para que haya un 'pacto de Estado'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios