www.diariocritico.com

Ignacio González entra en la pelea por Madrid: le gustaría "ser candidato"

¿Operación sentar a Esperanza Aguirre en el sillón de la Alcaldía de Madrid?

¿Operación sentar a Esperanza Aguirre en el sillón de la Alcaldía de Madrid?

- Dirigentes populares inician una campaña de 'quema de candidatos'

martes 21 de mayo de 2013, 13:15h
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha entrado en la pelea por las candidaturas del PP en las próximas candidaturas municipales y autonómicas. Unos días después de que rumores interesados lanzaran el nombre de Cifuentes para la Alcaldía madrileña, el presidente autonómico ha reconocido ante los micrófonos de la COPE que le gustaría "ser candidato", aunque ha añadido que "ahora no toca". En realidad, en el PP madrileño se ha puesto en marcha una campaña cuyo final podría ser que Esperanza Aguirre sea la candidata a la Alcaldía, en vez de Botella.
Resulta que en el PP de Madrid todos 'hilan' muy fino, empezando por la propia 'lideresa', Esperanza Aguirre, que mantiene una curiosa posición de aguijoneo hacia la dirección nacional que encarna Mariano Rajoy. Aguirre 'no está' en la política, dice ella con media sonrisa incluida, pero 'está' más que nunca en la política y en el politiqueo; es decir, que no vive retirada, ni mucho menos, y que va a ser la que decida quiénes serán los candidatos populares a la Alcaldía de Madrid y a la Comunidad Autónoma.

Algunos creen ver en ciertos rumores que se han lanzado en las últimas fechas una operación en marcha para que Esperanza Aguirre se convierta en la 'salvadora' de Madrid para que sus instituciones sigan siendo gobernadas por el PP. El argumento es muy simple: dicen esos analistas que no es posbile ganar la Comunidad Autonóma si no se gana también la Alcaldía de Madrid.

Pero para ganar la Alcaldía se necesita un candidato de peso, un candidato que no es Ana Botella, quien cada día está mucho más 'quemada' y no solamente por el 'caso Madrid Arena', sino también por el 'caso Gürtel' y los regalos del jefe de la trama, Francisco Correa, en la boda de su hija 'Nenona'.

En todo caso, y prescindiendo de hechos puntuales, en el PP de Madrid están absolutamente convencidos de que Botella se estrellaría estrepitosamente como cabeza de cartel, por lo que se precisa un recambio. Pero, ¿hay algún recambio mejor que Esperanza Aguirre? Para esos analistas populares la respuesta es evidente: no.

Así que, al parecer, dentro del avispero del PP madrileño alguien decidió poner en marcha la política de 'quema de posibles' candidatos, y así se lanzó la rumorología de que la actual delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, era el recambio perfecto para la mujer de José María Aznar al frente del Consistorio. La intención, según fuentes populares dignas de crédito, era 'quemar' a Cifuentes, así como a otros posibles 'candidatables', para ir despejando el camino a... ¿Esperanza Aguirre?

Lo curioso de todo este enredo es que cuando desde dentro del partido -y una vez aparentemente desactivada Cifuentes- se ha insistido en que no es el momento de abrir las candidaturas, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha afirmado en "La Mañana" de la COPE que sí, que le gustaría "ser candidato", aunque añadiendo que "ahora no toca". Es una fórmula, sin duda, de decir que él está ahí y que hay que tenerle en cuenta. De ello se encargaría Esperanza Aguirre.

Así las cosas, si estos cálculos funcionan -aún queda mucho tiempo- las candidaturas quedarían de esta manera: González para la Comunidad, y Aguirre para la Alcaldía.

En el PSOE, dudas con Lissavetzky

Si así están las cosas en el PP, en el PSOE no andan mucho mejor: resulta que, según ha resaltado el confidencial digital, la labor de oposición que está llevando Jaime Lissavetzky contra el Gobierno municipal de Ana Botella en el Ayuntamiento de Madrid está siendo analizada con detalle por la dirección nacional del PSOE, donde existe sorpresa por el escaso 'ruido mediático' que genera el líder socialista en el consistorio.

No se entiende en Ferraz, por ejemplo, que con la polémica desarrollada por Botella, Lissavetzky no haya conseguido en la alternativa a la alcaldesa del PP, y reprocharían al ex secretario de Estado para el Deporte falta de agresividad ante los "escándalos" protagonizados por Botella, como la mala gestión de la tragedia del Madrid Arena y las cinco crisis en su Gobierno, sin olvidar las clases gratis de golf junto a su marido Aznar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios