www.diariocritico.com

Este domingo, sexto acto preparatorio de la Conferencia Política

Albacete, centro nacional del debate socialista sobre Bienestar Social que plantea Rubalcaba

Albacete, centro nacional del debate socialista sobre Bienestar Social que plantea Rubalcaba

sábado 22 de junio de 2013, 13:38h

El secretario General del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, intervendrá este domingo a las 12:00, en el Diálogo Ganarse el Futuro. Ganarse el Bienestar, el sexto debate preparatorio de la Conferencia Política que los socialistas celebrarán en otoño.

La inauguración de esta jornada, que se desarrollará en el Palacio de Congresos de Albacete, será a las 10:00 con las intervenciones de la secretaria de Bienestar Social del PSOE, Trinidad Jiménez, el europarlamentario y secretario general de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, Sergio Gutiérrez, y el secretario general del PSOE-CLM, Emiliano García Page.

A continuación, a las 10:30, tendrá lugar el primer panel sobre Una sociedad más justa y segura en el que participarán, entre otros, el eurodiputado Javier Cercas y la Consejera de Bienestar Social y Vivienda del Principado de Asturias, Esther Díaz, así como representantes del Tercer Sector y profesionales de Trabajo Social.

El segundo panel de la jornada, que se pondrá en marcha tras la intervención de Rubalcaba, estará dedicado a Propuestas para una sanidad pública, universal y eficiente y en ella participarán, entre otros, la Consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero. 

El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, José Martínez Olmos, será el encargado de presentar las conclusiones de esta jornada que será clausurada por el presidente de la Delegación Socialista Española del Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, y la presidenta del PSOE CLM, Matilde Valentín.

Penúltimo debate antes de la conferencia política

 Éste es el sexto de los siete diálogos organizados por el PSOE con militantes, simpatizantes y expertos de cara a la Conferencia Política del próximo mes de octubre. 

 En esta ocasión, el tema de debate es el Estado del Bienestar puesto que actualmente, en el contexto de la crisis económica y la "austeridad brutal de la derecha", los socialistas consideran más necesarias que nunca las políticas para favorecer la redistribución de la riqueza y para garantizar la igualdad de oportunidades a través de políticas sociales y sanitarias.

   Según el partido, desde que gobierna el PP, los socialistas no han dejado de denunciar los recortes de derechos que ha supuesto para todos los ciudadanos el cambio de modelo sanitario, donde la salud ha dejado de ser un derecho para convertirse en un bien de consumo.

   Además, han añadido que en políticas sociales también se ha producido un retroceso importante en España en los últimos años, con la eliminación o reducción de muchos de los mecanismos que favorecían la igualdad de las personas, independientemente de la situación personal en que se encuentren, ya sea discapacitado, dependencia, pobreza o exclusión social.

  Blindar en la Constitución la sanidad pública y los servicios sociales

La reforma de la Constitución que propone el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, para avanzar hacia un modelo federal también plantea modificar el capítulo de Derechos Fundamentales para incluir tanto el derecho a la cobertura del sistema sanitario público como el sistema público de servicios sociales como derechos cívicos para todos los ciudadanos y residentes.

   Este es uno de los planteamientos que hace el PSOE en el documento 'Propuestas para una Sanidad Pública, Universal y Eficiente' que presentará este domingo en Albacete.

 Derogar la reforma sanitaria de Ana Mato

Entre los objetivos del PSOE en caso de ganar las elecciones estaría la derogación de la reforma sanitaria de la actual ministra del ramo, Ana Mato, que a su juicio ha supuesto "la expulsión de muchos miles de personas de la cobertura sanitaria y la introducción de nuevos y mayores copagos".

   Por ello, y junto a esta derogación, los socialistas promoverán una nueva normativa que permita la recuperación de la cobertura universal del derecho a la atención sanitaria y la protección de la salud, lo blindarán en la Constitución y definirán un nuevo derecho ciudadano a la atención sanitaria pública, que no estará "sujeto a ningún tipo de seguro, aportación o cualquier otra circunstancia discriminatoria".

   Además de esta reforma constitucional, prometen hacer que sea el propio ministerio y no el Instituto Nacional de la Seguridad Social el que se encargue del reconocimiento operativo del derecho.

   Por otro lado, en el contexto de la reforma fiscal que promueve el PSOE, quieren que la sanidad pública tenga la necesaria suficiencia financiera, para lo que proponen invertir en sanidad pública un 7 por ciento del PIB en el horizonte de dos legislaturas (actualmente está en un 5,5 por ciento, según aseguran) y que los presupuestos destinados a la sanidad tengan una afectación finalista.

   De este modo se garantizaría que, tanto los ingresos potenciales generados como los ahorros que se generen por una mejor gestión de los recursos sanitarios, se destinen "exclusivamente y en su totalidad" a financiar la sanidad pública.

Anular las "privatizaciones" del PP

   El PSOE defiende también la elaboración de una ley de buen gobierno y gestión del SNS que, entre otras medidas, irá destinada a "revertir" las decisiones de privatización de la gestión impulsadas por el PP, que a su juicio son "una subcontratación parcial de aseguramiento sanitario público a empresas mercantiles".

   Esta ley de buen gobierno servirá para impulsar la autonomía de gestión y el fomento de la gestión clínica, la introducción de órganos colegiados de gobierno a todos los niveles, ante los que deban responder los gestores, la profesionalización de éstos asegurando la exclusión de criterios políticos en su designación, la obligatoriedad de la transparencia (poner a disposición del público la información pública), regulación de conflictos de interés y mecanismos eficaces contra el fraude y la corrupción.

   Entre sus propuestas también están la elaboración de indicadores de funcionamiento y de calidad de cada centro sanitario disponibles para la ciudadanía, su incorporación en procesos de rendición de cuentas por parte de los responsables de los servicios públicos de salud, y promover de nuevo la ley de muerte digna, impulsada durante la última etapa del anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Proponen un nuevo marco normativo estatal

   Pero además de la sanidad, los socialistas también apuestan por reflejar en el texto constitucional también el sistema público de servicios sociales como el cuarto pilar del Estado del bienestar y así elaborar un nuevo "marco normativo estatal" porque, aunque reconocen que la competencia corresponde a las comunidades autónomas, "hay mucha desigualdad entre territorios" y con esta medida se puede instaurar una "obligación estatal con una partida presupuestaria concreta".

   El propósito del PSOE es incluir en esta partida el catálogo aprobado en el Consejo Interterritorial de Salud del pasado enero: información, orientación, asesoramiento, diagnóstico y valoración; autonomía personal y atención a domicilio; intervención y apoyo familiar; intervención y protección de menores; atención residencial; prevención e inclusión social; protección jurídica; ayuda a víctimas de violencia de género; y prestaciones económicas para personas en situación de dependencia. Se quedaría fuera en este caso la renta mínima de inserción.

   "Son servicios sociales básicos para evitar que nadie se quede fuera de las necesidades básicas que cualquier ciudadano necesita", han explicado desde el PSOE. En resumen, lo que buscan es "equiparar los servicios sociales a la sanidad y educación".

Cambios en el Plan Prepara

   En el documento que se presentará el domingo, los socialistas también proponen una "nueva política de cobertura del desempleo que afronte los nuevos riesgos de exclusión social", sobre todo porque, de los casi seis millones de parados, tres millones y medio llevan más de un año buscando empleo y, de estos, más de dos millones lo buscan hace más de dos años.

   Ante esta situación, el PSOE cree necesario una "extensión paulatina y extraordinaria de la protección por desempleo a través de programas que combinen acciones de recualificación, orientación e inserción social con la protección por medio de ayudas económicas a los desempleados que participen en ellas".

   Además, apuestan por que "la filosofía y el diseño" del programa Prepara se extienda a "todos los desempleados con experiencia laboral previa", de tal manera que se permita la percepción de ayudas durante periodos de seis meses interrumpidos durante otros seis meses, con una duración máxima de tres años. Transcurrido el periodo de interrupción de la percepción, los desempleados con responsabilidades familiares deben poder volver a participar en los programas de apoyo.

   El PSOE calcula que este programa supondría un gasto de 2.500 millones de euros anuales con cargo a un fondo específico dotado en el capítulo de protección del desempleo y su gestión se llevaría a cabo de forma concertada con las comunidades autónomas en el ámbito de las acciones activas de orientación, inserción y formación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios