www.diariocritico.com
Alumnos sobresalientes

Alumnos sobresalientes

martes 25 de junio de 2013, 16:32h
   La que tiene montada Wert con su peculiar cruzada por el 6,5 ha servido para que algunos parlamentarios cuenten cómo fueron sus notas y hay casos terribles dignos de un momento de reflexión. Sánchez Llibre, de CiU, repitió el último curso de Bachiller "¡pero porque en aquella época jugaba al fútbol!". No llegó a categoría de Cruiff, tampoco a la de brillante alumno, pero como el chico tenía labia se abrió un prometedor futuro en política que le ha llevado hasta Madrid no como equipo pero sí como ciudad. José Luís Centella aprobó porque la "media" le compensó de un suspenso en no sabemos qué. El mas aplicado es el presidente Jesús Posada que a su Premio Nacional de Bachillerato añade la ristra de cuarenta matrículas de honor, (¡cuarenta, Wert, para que veas!), y lo dice con esa tranquilidad que suele tener el presidente del Congreso. Solo le faltó sacudirse una mota de polvo de la hombrera. Rubalcaba tampoco fue mal alumno pero no ha querido presumir de nota.

   Ahora bien, ya que estamos en junio y es fecha de reconocer méritos académicos no sabemos qué sacó Bárcenas en Selectividad pero sí podemos afirmar que este tipo en Geografía del Despiporre debió ser un hacha. A sus peculiares cuentas suizas también añade otras cuantas por paraísos fiscales tan exóticos como Bahamas. Igual Wert no le hubiera permitido estudiar Empresariales en una universidad pública por suerte lo hizo en la de Comillas que es privada. Como compañero de clase tampoco debió ser un prodigio según contaba este invierno Manuel Merino que regenta el bar "El Jamón" en Badajoz y que compartió bachillerato "con un tipo tímido que no se relacionaba mucho con nadie", (según dijo a Europa Press Televisión en una entrevista). Pero, ¡ay amigo!, cuándo despertó en él ese talento por amasar fortunas y por colocarla en paraísos fiscales emergió una personalidad oculta que le llevó a la riqueza.
 
 Nos podemos preguntar si es mejor presumir de las cuarenta matrículas de honor que atesora Jesús Posada o lo que "atesora" de verdad Luís Bárcenas en esos paraísos fiscales en los que le reciben los directores de las sucursales con collares hawaianos, le dan dos besos, y si hiciera falta levantan la pierna como si celebraran un aurresku. Igual que existe la inteligencia emocional existe la inteligencia fiscal que tan lucrativa suele ser para quienes saben manejarla porque no está al alcance de todo el mundo. Es aquello de que el chico parece un poco lelo pero es muy listo para los negocios.

El cuadro de honor lo encabeza Jesús Posada, sin duda. Y el cuadro de deshonor Luís Bárcenas que solo en "morro" ya tiene un sobresaliente alto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios