www.diariocritico.com

"O habla usted del Poder Judicial o le retiro la palabra"

Bronca en el Congreso: Soraya Rodríguez deja plantada a Villalobos por prohibirle hablar de la militancia de De los Cobos

> El PP ha usado su mayoría para impedir que el presidente del Constitucional comparezca en el Congreso

miércoles 24 de julio de 2013, 19:46h
La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, ha abandonado este jueves visiblemente airada la reunión de la Diputación Permanente de la Cámara después de tener un enfrentamiento con la vicepresidenta de la institución, Celia Villalobos, tras sacar a colación la polémica suscitada tras conocerse que el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, militó en el PP hasta 2011 siendo ya miembro del Alto Tribunal.
Rodríguez tomó la palabra para defender una petición de comparecencia registrada por su grupo para que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explique cómo entiende el Gobierno las relaciones con el Poder Judicial y el respeto a sus actuaciones.

Pero enseguida sacó a relucir la polémica en torno a Pérez de los Cobos y acusó al PP de haber utilizado "el rodillo parlamentario" para evitar que el presidente del TC pudiera ser citado a comparecer en el Congreso para explicar por qué "ocultó" su afiliación al PP cuando fue examinado por las Cortes antes de ingresar en el Alto Tribunal.

La Mesa del Congreso, en la que el PP tiene mayoría, ha impedido la tramitación de esa iniciativa con el argumento de que sólo pueden comparecer en el Parlamento los candidatos a ser miembros del TC que son elegidos por las Cámaras para evaluar su idoneidad, pero que, una vez se convierten en magistrados del Tribunal, no pueden ser controlados por las Cortes.  

"O habla del Poder Judicial o le retiro la palabra"

Villalobos, que ocupaba la Presidencia de la Diputación Permanente en ausencia del presidente del Congreso, Jesús Posada, recordó la decisión adoptada este mismo jueves por la Mesa del Congreso e interrumpió varias veces a Rodríguez, instándole a que dejara de hablar del Tribunal Constitucional porque no era ese el objeto de la comparecencia solicitada por el PSOE por la que tenía el turno de palabra.

"O habla usted del Poder Judicial o le retiro la palabra", le espetó a la portavoz socialista, a la que al final concedió un tiempo de intervención extra porque, según reconoció la vicepresidenta, no se le había olvidado poner en funcionamiento el cronómetro. "Este debate con la Mesa no procede", le replicó la socialista ya irritada.

Además, se quejó de las instrucciones de Villalobos alegando que minutos antes ningún miembro de la Mesa había llamado la atención al diputado del PP, Ricardo Tarno, pese a que había utilizado un debate sobre el Consejo de la Juventud para hablar de la anunciada dimisión del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y del caso de los ERE.

Este argumento soliviantó a la bancada 'popular', algunos de cuyos miembros respondieron desde sus asientos a la portavoz socialista. Uno de ellos fue el portavoz económico, Vicente Martínez Pujalte, profirió 'vivas' a Griñán.

La portavoz socialista volvió a referirse a la militancia política de Pérez de los Cobos, Villalobos le pidió de nuevo que se ciñera a la cuestión de su petición y que no convirtiera el debate "en una batalla" y le recalcó que la Mesa ya había adoptado su decisión sobre ese extremo.

Rodríguez acabó acusándola de tener con ella un "trato discriminatorio" y abandonando la sala en la que tenía lugar la reunión, después de que la vicepresidenta acabara cortándole el micrófono. "Me quita la palabra porque ya sabe lo que voy a decir y no lo quiere oír", le había dicho anteriormente.

Tras el abandono de Rodríguez, pidió la palabra la secretaria segunda de la Mesa del Congreso, Carmela Silva, quien reclamó "seriedad" a Villalobos, pero ésta no le dio permiso para hablar: "¡Qué vergüenza, señora vicepresidenta!", se lamentó. A continuación lo intentó la diputada Marisa Carcedo, miembro de la dirección del Grupo Socialista, pero tampoco pudo hablar.

"Déjenos expresarnos libremente"

"Lo que hacemos en la Mesa lo hacemos en la Mesa. Se ha acabado el tema", zanjó Villalobos, quien abrió el turno al resto de los portavoces, dando la palabra al republicano Alfred Bosch, quien apeló a "liberalidad" para permitir que todos los diputados se pudiera "expresar libremente".

En cuanto empezó a hablar del TC reiterando, el argumento de Rodríguez de que la prohibición de militar en partidos que establece para jueces y magistrados la Ley Orgánica del Poder Judicial también es aplicable al TC, la vicepresidenta del Congreso le reclamó que no se desviara del tema.

Y lo mismo hizo después cuando el diputado de CiU Jordi Jané, dejó claro que, a su juicio, existen "dudas razonables sobre la parcialidad" de Pérez de los Cobos, por haber militado en el partido del Gobierno.

Hasta el presidente de la Comisión de Justicia Congreso, Alfredo Prada, que intervino el nombre del PP fue apercibido por Villalobos.

"Señor Prada, vuelva a la cuestión", le dijo la vicepresidenta. "Todavía no me he ido", le replicó él, antes de esgrimir una sentencia del propio TC que avala la militancia política de los magistrados del máximo interprete de la Constitución.

Sólo se libró Rosa Díez

A la única que no llamó la atención Villalobos fue a la portavoz de UPyD, Rosa Díez, quien no habló directamente del Tribunal Constitucional, pero sí se mostró convencida de que de aceptarse su comparecencia, Sáenz de Santamaría sí dejaría que todos los grupos hablaran de este asunto aunque no fuera objeto específico de su comparecencia.

Villalobos explicó después que sólo Díez había sabido articular un discurso "de forma muy inteligente" porque hizo referencias al asunto del TC sin hablar directamente de esta cuestión. La vicepresidenta hizo este apunte en respuesta al secretario general del Grupo Socialista, Eduardo Madina, quien le pidió expresamente que autorizara a Soraya Rodríguez a volver a la reunión para poder terminar su intervención.

"La portavoz puede entrar en esta sala cada vez que quiera y salir cada vez que le dé la gana", le replicó Villalobos, recalcando que lo que no podía hacer es hablar de "cuestiones paralelas" y subrayando que había sido "suficientemente generosa" con ella porque le había concedido más de diez minutos para defender su posición. "Lo siento mucho, pero no vamos a volver atrás", apostilló, no sin recordar que el artículo 102 del Reglamento del Congreso faculta a quien dirige los debates a instar a los oradores a atenerse "a la cuestión".

Lea también:

- La Generalitat y la Junta de Andalucía estudian plantear una recusación al presidente del Constitucional
Ninguno de los 11 magistrados del Constitucional emite una sola queja sobre la ex militancia 'popular' de su presidente
- Rajoy respalda la designación del presidente del Constitucional que militó en el PP
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios