www.diariocritico.com

Objetivo del español, recortar los 34 puntos

Alonso quiere irse de vacaciones más cerca  del 'dios Vettel' ganando en 'su' circuito de Hungría

Alonso quiere irse de vacaciones más cerca del 'dios Vettel' ganando en 'su' circuito de Hungría

viernes 26 de julio de 2013, 12:12h
El piloto español Fernando Alonso (Ferrari) buscará este domingo el mejor resultado posible en el Gran Premio de Hungría, décima prueba del Mundial de Fórmula y que, además de ser la última antes del parón veraniego de casi un mes, llega marcada una vez más por los neumáticos, claves este año y que tendrán un duro examen en el trazado de Hungaroring donde 'Pirelli' lleva los nuevos compuestos.
El bicampeón del mundo marcha segundo clasificado en el campeonato, a 34 puntos del sólido Sebastian Vettel (Red Bull) y con siete de ventaja sobre el tercer clasificado, el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), y espera que el circuito magiar le vuelva a traer buenos recuerdos como sucediera en 2003, cuando logró su primera victoria en el 'gran circo', aunque desde entonces no ha vuelto a subir a lo más alto del podio en esta cita del calendario que también le ha dado algún disgusto como en 2007, con la polémica con su equipo de entonces, McLaren, y la sanción que le costó la 'pole', y quizás el Mundial.

El asturiano sabe que se enfrenta a un Hungaroring que no es demasiado benévolo con el 'Cavallino Rampante', que no saborea un éxito en este circuito desde que el alemán Michael Schumacher lo lograse en el año 2004. Desde la 'Scuderia' recalcan que no se adapta demasiado bien al 'F138' y que la dificultad para adelantar, por la enorme cantidad de curvas (14) y una recta corta, harán que la calificación pueda convertirse en un nuevo quebradero de cabeza.

 Y es que para que Alonso tenga opciones de ganar para recortar los puntos que pueda a un Vettel poco dado a fallar este año de momento e irse de vacaciones casi un mes con más optimismo, la escudería italiana deberá darle un monoplaza que le permita pelear por la 'pole', algo que casi se le ha olvidado al ovetense que en Alemania cerró un año sin ser el mejor un sábado.

Cambios que no funcionan


Desde entonces, el piloto español no ha podido ser ni siquiera segundo y, además, en los últimos cinco Grandes Premios ni siquiera ha podido estar en la segunda línea, aunque su pericia y la estrategia le han hecho minimizar los daños de estas calificaciones. Alonso dejó claro esta semana que hubo cambios que no funcionaron y que desde Mónaco apenas ha habido una evolución significativa, pero que en Sachsenring volvieron a la normalidad, una puerta a la esperanza de estar en la pelea en Hungaroring.

Además, los neumáticos parece que se quieren presentar como jueces de este Mundial. 'Pirelli' llevará nuevos, con la estructura de 2012, pero con los compuestos de 2013, y que los pilotos ya pudieron probar la semana pasada en los Tests para Jóvenes de Silverstone (Inglaterra), lo que para Ferrari hizo Felipe Massa.

La buena noticia para el 'Cavallino Rampante' es que finalmente no serán los duros sino los medios y blandos, que se ajustan mejor al 'bólido rojo'. Los neumáticos son claves en este trazado, donde se registran temperaturas muy altas y la degradación es un factor muy a tener en cuenta.

Circuito enemigo

El rival a batir será una vez más Vettel. El alemán lleva ya cuatro triunfos y su único disgusto ha sido en la 'loca' carrera de Silverstone donde abandonó. Sin embargo, el triple campeón del mundo se enfrenta a un circuito de Hungaroring que no es 'amigo' y que le ha negado la victoria en sus seis anteriores visitas, siendo el segundo puesto en 2011 su mejor resultado. Lo contrario que su compañero de equipo, el australiano Mark Webber, que sí sabe lo que es ganar en este circuito (2010).

 Pero en caso de acabar con este mal fario en las cercanías de Budapest, al germano le faltaría ganar en Austin (Texas) para haber conquistado todos los circuitos del actual calendario. A su favor está que en los tests de la semana pasada fue el mejor con los nuevos neumáticos.  Además, Red Bull se puede ver favorecido de los que los principales rivales en las calificaciones, los Mercedes, no pudieron acudir a Silverstone por su sanción y no probaron los compuestos. Lewis Hamilton, que ha ganado tres de las últimas seis carreras en Hungaroring, y Nico Rosberg son los grandes dominadores en cuanto a las 'poles' y tendrán que trabajar duro en los libres para estar en la pelea.

   Lotus, revitalizado por el doble podio de Kimi Raikkonen y Romain Grosjean en Sachsenring, volverá a plantar batalla, algo que quiere hacer la alicaída McLaren, la gran dominadora con seis triunfos de los últimos ocho, entre ellos, los dos últimos con Hamilton y Jenson Button.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios