www.diariocritico.com
Nos falta aprender a funcionar bien sin tragedias

Nos falta aprender a funcionar bien sin tragedias

viernes 26 de julio de 2013, 17:42h
Con el corazón encogido, comparto la sensación de que la respuesta solidaria de todos los sectores ante la catástrofe ferroviaria de Santiago ofrece razones para el optimismo. De nuevo, la gente en España demuestra que es capaz de olvidar las diferencias, grandes o pequeñas, y unirse como una piña ante la tragedia. Conservamos el calor humano y eso sigue siendo muy importante.

Sin embargo, eso no debe causarnos sorpresa. Desde tiempos inmemoriales los españoles hemos funcionado bien ante las tragedias. Eso no disminuye el valor de esa facultad, pero nos muestra una vez más que tiene que llegar una tragedia para convencernos de que no somos esa gente sectaria, que tiene una vida colectiva, sobre todo política, marcada por la acritud, la insidia o la corrupción.

Solo hace falta comparar el tono de las crónicas nacionales de unos días antes del accidente, rezumando pesimismo, con el de las crónicas actuales reflejando el sentimiento solidario, para darnos cuenta de las dos diferentes caras que tiene nuestra luna idiosincrática.

¿Y no será posible, digo yo, mejorar nuestra vida social en situaciones de normalidad, sin perder esa pulsión colectiva fraterna ante las tragedias? Porque claro, tampoco se trata de mejorar la racionalidad de nuestro comportamiento colectivo regular, convirtiéndonos en gentes frías que reaccionan débilmente ante la tragedia. No, no se trata de eso. Pero ya va siendo hora de dejar salir nuestra cara menos oscura en la vida nacional diaria.

En realidad, creo que habría que reflexionar si somos una gente que reprimimos nuestras mejores virtudes cívicas y políticas en la normalidad, para dejarlas salir en erupción cuando sucede una catástrofe. Por ello, me gustaría imaginar que estos momentos dolorosos pudieran servir para darnos cuenta de que no somos un país tan penoso, y que, más bien, podríamos ser capaces de aprender a funcionar bien sin tragedias. Si, ya sé que esto supondría una ruptura con nuestra tradicional dinámica histórica, pero precisamente por ello, por el tremendo cambio que significaría, creo que vale la pena comenzar a intentarlo. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios