www.diariocritico.com

¿Impuestos a la baja?

sábado 31 de agosto de 2013, 16:32h
En las grandes cuentas de la economía española, muy mermadas por la crisis desde 2008, empiezan a verse algunos datos positivos cinco años después, pero tampoco los suficientes como para extraer conclusiones definitivas. Los esfuerzos de los planes acometidos no son proporcionales a los resultados, claramente insuficientes de momento. ¿Qué sigue yendo mal y qué no va tan mal? Va mal el crecimiento, de ahí que no se cree empleo -el principal problema de España-; van mal las cuentas del Estado, debido a sus bajos ingresos, a pesar de las subidas de impuestos, y no va tan mal la balanza de pagos, lo cual es importante, ya que comprende los saldos por mercancías, servicios y transferencias; es decir, resume cómo está el país, que ya no va a peor. Si descontásemos los saldos financieros, consecuencia del todavía elevado endeudamiento público y privado, España no estaría tan hundida.

¿Y por qué va mal la contabilidad del Estado? Por muchas razones, pero sobre todo por una: ingresa poco. Tan poco, que cerró los siete primeros meses del año con un déficit de 45.133 millones de euros, el 4,38% del PIB; es decir, más de lo que tenía autorizado por Bruselas para todo el año. En contra de lo que pudiera parecer viendo los ajustes, el Estado, lejos de gastar menos, gasta más, lo cual no sería un problema grave si ingresara también mucho más, pero eso no es exactamente así. El aumento de los ingresos, debido en buena medida a la subida de los tipos impositivos, no compensa las desviaciones de los gastos. Si Rajoy termina por bajar los impuestos será porque cree en la recuperación de la economía privada.

Los dos problemas -el paro y el déficit- están en el mismo sitio: en la insuficiente actividad empresarial, señal evidente de que hay que incentivar la economía, lo cual ya parece posible. De hecho, si no fuera por los gastos financieros, España tendría una balanza de pagos aseada. Debido al aumento de las exportaciones y al aumento del turismo internacional, el país ya puede hacer frente a sus pagos al exterior, y eso tiene valor. Prueba que España recupera competitividad. La pena es que lo hace rebajando los salarios y no elevando la calidad de sus producciones.

@J_L_Gomez

José Luis Gómez

Fundador y editor de Mundiario, también es columnista de la agencia Europa Press. Tertuliano de TVG y Radio Galega, colabora en La Región. Dirigió Capital, Xornal y La Voz de Galicia. Ex director editorial de Grupo Zeta. Autor del libro Cómo salir de esta. Coeditor del Anuario del Foro Económico de Galicia.

Twitter: @J_L_Gomez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios