www.diariocritico.com

Crítica del disco

'AM' de Arctic Monkeys: Nueva demostración de clase

'AM' de Arctic Monkeys: Nueva demostración de clase

martes 10 de septiembre de 2013, 19:55h
A principios del siglo XXI el rock se volvió a poner de moda, al amparo de aquella maravilla que fue el debut de los Strokes, 'Is this it?', en el Reino Unido surgieron varias bandas que entregaron grandes primeros discos, primero fueron los Libertines, luego fue el turno de Franz Ferdinand y, por último, aparecieron los jovencísimos Arctic Monkeys. La mayoría (¿todos?) no pudieron entregar algo parecido a la frescura de su primer disco. En el caso de los propios Strokes se fueron hundiendo progresivamente (aunque cada uno de sus discos siga contando con tres o cuatro grandes canciones) ante la evidencia de que repetir un disco como aquel iba a ser imposible. Los demás siguieron su estela, un segundo disco bastante aceptable, pero un escalón inferior, y un tercero en el que se intentaban renovar pero no lo conseguían... excepto en el caso de los 'Monos del Ártico'. (Lea también:  Los mejores discos de 2013 (por ahora) / Las mejores canciones del año: (Del 11 al 20 y Del 10 al 1) / La otra cancion del verano / Los discos más esperados de lo que queda de año)

Si bien 'Humbug' no era igual de bueno que su debut, se trataba de un disco valiente que les veía buscar un sonido más duro y oscuro de la mano del cerebro de Queens Of The Stone Age, Josh Homme. Este 'AM' es una nueva demostración de que los autores de 'I bet you look good on the dance floor' son la mejor banda de aquella generación. Eso tampoco es suficiente como para hacer de este disco una obra maestra pero vuelve a demostrar la enorme calidad del grupo, incapaces, por ahora, de entregar un disco mediocre.

El comienzo es por todo lo alto con los dos primeros singles, la inquietante 'Do I wanna know' y el potente riff de 'R U mine'. 'One for the road' es un pequeño traspiés, con esos coros casi disco por parte del batería, Matt Helder. 'Arabella' por el contrario puede convertirse en una favorita del público en próximos directos, con un puntito Black Keys en el puente y el estribillo.

La nueva 'Cornerstone'

Lo mejor de 'I want it all' viene a partir del 'break' de guitarra con esos 'shu bop' vacilones. Mucho mejor es 'No. 1 Party Anthem', posiblemente la mejor canción del disco, con algo de Lennon, siendo el equvalente de la maravillosa 'Cornerstone' de 'Humbug', el momento más pop de todo el disco. 'Mad sounds' continúa con buena nota la parte más calmada de 'AM'. 'Fireside' parece un descarte de The Last Shadow Puppets, el otro proyecto de Turner.

'Why´d you only call me when you´re down' es el ejemplo perfecto de a lo que se refería el cantante cuando dijo que 'AM' sonaba como Dr. Dre. Evidentemente esto no es 'The Chronic' pero vuelve a demostrar que estos chicos tienen las orejas bien abiertas. 'Snap out of it' es otro pequeño bajón en el disco mientras que 'Knee socks' vuelve a ser una buena muestra del Turner más oscuro e inquietante. 'I wanna be yours' es un brillante final, con una atmósfera 'morriconiana' para acariciar los versos del poeta punk, John Cooper Clarke.

El resultado final sigue sin llegar a la altura de 'Whatever People Say I Am, That's What I'm Not' pero es lo suficientemente interesante como para pensar que los de Alex Turner siguen estando en forma y podrían acabar superando (en un futuro cercano) su brillante debut.



Lea también:

- Arcade Fire desvela la primera canción del esperadísimo 'Reflektor'
- Los discos más esperados de lo que queda de año

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.