www.diariocritico.com

Crítica del disco

'The Electric Lady' de Janelle Monáe: La gran esperanza negra

'The Electric Lady' de Janelle Monáe: La gran esperanza negra

jueves 12 de septiembre de 2013, 19:21h
Hace tres años el lanzamiento de 'The ArchAndroid' supuso la mejor noticia posible para la música negra del siglo XXI. Era una demostración de que había vida más allá del hip-hop y de que alguien cogía la antorcha de los clásicos como Stevie Wonder, Michael Jackson o, por encima de todos, Prince, pero a la vez lo hacía desde una perspectiva abosolutamente personal. En la batidora sonora de Monáe también había sitio para guiños estilísticos y líricos al Bowie más glam o incluso al folk, en un disco que enloqueció a los críticos (aquí nos deshicimos en elogios y lo colocamos como segundo mejor disco del año) pero que no llegó al gran público. (Lea también:  Los mejores discos de 2013 (por ahora) / Las mejores canciones del año: (Del 11 al 20 y Del 10 al 1) / La otra cancion del verano / Los discos más esperados de lo que queda de año)

Tres años después de aquel excelente debut, si no contamos el EP 'Metropolis: Suite I (The Chase)', Monae vuelve con 'The Electric Lady' para confirmar que estamos ante la primera heredera de Prince, digna de ese nombre. Comparte con el genio de Minneapolis unas influencias de lo más variadas, que ella consigue hacer propiamente suyas. De todas formas 'The Electric Lady' es menos variado estilísticamente que su predecesor, más centrado en el R´n´B, aunque un disco que comienza con una especie de banda sonora de Morricone para una película de ciencia-ficción y termina con sonidos jamaicanos, no se puede decir que sea cerrado estilísticamente.

No creo que sea casualidad que la primera canción del disco, tras esa obertura 'morriconiana' sea una colaboración con el artista anteriormente conocido como el puto amo de los 80, Prince. La canción es una verdadera gozada, con solo de guitarra de su "púrpura majestad" incluido. Después de eso un verdadero órdago a la grande con el primer single 'Q.U.E.E.N.', acompañada de Erykah Badu, y la canción que da título al disco, 'The Electric Lady', junto a Solange Knowles, la hermana de Beyoncé. Entre el resto del disco destacan 'Ghetto woman' con sus toque a lo 'Songs in the key of life', el reggae juguetón de 'What an experience' y, especialmente, ese temazo pop, que se podría convertir en su propio 'Hey ya', que es 'Dance apocalyptic'.

El disco vuelve a servir como escaparate para la historia de Cindi Mayweather, el androide que sirve de álter ego de Monáe, pero esta vez la artista parece haber puesto más de ella en el disco. Tras convertirse en icono gay, algunas letras juegan con su supuesto lesbianismo, e incluso se puede escuchar, en uno de los cortes radiofónicos que dan continuidad al disco, a un homófobo gritar: "Robot love is queer" ("El amor robótico es marica").

En definitiva, un disco perfecto para los que nos sentimos huérfanos de Lauryn Hill, para los que añoramos los años en los que Prince era incapaz de sacar un mal disco, para los que echamos de menos a OutKast...



Lea también:

- 'AM' de Arctic Monkeys: Nueva demostración de clase

- Arcade Fire desvela la primera canción del esperadísimo 'Reflektor'

- Los discos más esperados de lo que queda de año

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.