www.diariocritico.com

Su actividad provoca pérdidas de 600 000 millones anuales en todo el mundo

La información de empresas y Administraciones, el objetivo principal de los 'hackers' del siglo XXI

La información de empresas y Administraciones, el objetivo principal de los 'hackers' del siglo XXI

martes 17 de septiembre de 2013, 12:03h
Las actividades maliciosas a través de Internet son cada vez más abundantes; ciberespionaje, ciberdelitos o intrusiones no deseadas en sistemas informáticos son algunos de los ejemplos de lo que se está viviendo en la era de la información y las tecnologías.
Hace unos años, los 'hackers' eran unos pocos jóvenes que movidos por la búsqueda de algún tipo de reconocimiento o mera diversión decidían inmiscuirse en sistemas informáticos de empresas, instituciones o dónde su capacidad cibercriminalista les condujera. Ahora, el patrón está cambiando, hoy en día existen verdaderas organizaciones criminales cuyo único objetivo es entrar en las redes de empresas, sean del tamaño que sean, gobiernos o instituciones para provocar auténticos desastres informáticos, con los daños económicos y de reputación conllevan, explican desde la consultoría tecnológica eZone.

Los cibercriminales son conscientes de que la información se ha convertido en algo de un valor incalculable llegando a ser el activo más importante de las compañías. Según el estudio de McAfee 'Impacto Económico de la Ciberdelincuencia y el Ciberespionaje', anualmente se producen unas pérdidas mundiales de 600 000 millones. Más concretamente, se estima que EEUU pierde al año unos 100.000 millones de dólares y hasta 508.000 empleos como resultado de esta actividad delictiva.

A su vez, la Estrategia de Seguridad Nacional de Inglaterra afirmó que los ciberataques en empresas se han convertido en una de las mayores amenazas dentro del país, en 2010 el gobierno perdió 3 mil millones de dólares, ahora esta cifra se ha duplicado.

Debido al creciente número de daños empresariales ocasionados de la mano de 'hackers' los cálculos en pérdidas son millonarios. Se ha registrado que la mayoría de delitos acaban desembocando en robos de capital intelectual o información confidencial. Se estima que las empresas y gobiernos gastan un 7% de sus presupuestos de TI en el área de seguridad informática. Para luchar contra esta amenaza las bazas de las organizaciones son la formación del personal y la inversión en sistemas de protección.



Lea también:
- ¿Cómo funciona la mente de un corrupto?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios