www.diariocritico.com

Tablets, libros electrónicos, apps educativas...

Del pupitre a la 'tablet' y la 'chuleta 2.0': repaso a los recursos del aula digital

Del pupitre a la 'tablet' y la 'chuleta 2.0': repaso a los recursos del aula digital

jueves 19 de septiembre de 2013, 19:20h
La educación está cambiando para adaptarse a los nuevos tiempos, a pesar de que la crisis económica supuso un freno en seco a programas de integración de las TIC en los centros educativos como el famoso Escuela 2.0. Alrededor del 95% de los centros tienen Internet, hay más de 73.000 apps educativas y cada vez son más los profesores que se apoyan en tablets, pizarras digitales, libros electrónicos y cámaras digitales. De hecho... ¡hasta las chuletas y el control del profesorado es ya digital!
Los profesores están empezando a cambiar los clásicos pupitres por las pantallas de plasma; libros electrónicos, lap tops, app's educativas y tablets, afirma Fernando Tojo, Director de Aprende Business School y experto en temas de formación.

Si bien su implantación es irregular por colegios y fases educativas, internet está presente ya en más del 90% de los centros y, según la 'Encuesta Europea a centros escolares: Las TIC en Educación', los centros escolares españoles se sitúan por encima de la media europea en cuanto a niveles de equipamiento en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC ) y provisión de conectividad de banda ancha.

Las TIC fuera del aula

Eso sí, los dispositivos educativos se multiplican al salir del aula con la problemática brecha digital amenazando a los alumnos con menos recursos. La introducción de las 'tablets' como herramienta para los alumnos es una oportunidad para romper con las desigualdades, según afirma Almudena Castellanos, doctora en Ciencias de la Educación y profesora de Tecnología Educativa de UNIR, la Universidad Internacional de La Rioja: "Debería ser una prioridad social, como otras tantas. Uno de los problemas a los que nos enfrentaremos dentro de no mucho tiempo son los nuevos analfabetismos, en la era digital ya no vale con saber leer y escribir".

En nuestro país existen 18.000.000 smartphones y 7.000.000 tablets vendidas convirtiéndose en una atractiva plataforma educativa para centros formativos que ponen a disposición de los estudiantes más de 73.000 aplicaciones móviles, según datos recabados por AppCircus, la plataforma global de apoyo al desarrollo de aplicaciones móviles.

Las alternativas que ofrecen las aplicaciones móviles a los estudiantes van desde apps para gestionar el trabajo, como es el caso de Wunderlist, Homework, Dropbox, GDrive o Study Droid, hasta para tomar apuntes, como Evernote o SimpleNote. Los estudiantes también pueden contar con apps para crear y editar contenidos, como Pages, Numbers, Keynote o Idea Sketch, para crear pequeños diagramas o flujos de ideas. Asimismo, para compartir información pueden emplear Tweetbot o Edmodo, una red social que facilita la comunicación entre profesores y alumnos.

En el caso de las herramientas para conectarse y comunicarse, los alumnos pueden utilizar recursos como Skype, Whatsapp o Downcast, que permite la reproducción de podcasts. Por su parte, Kindle, iBooks y Flipboard ofrecen opciones para la lectura en soportes digitales, al tiempo que el aprendizaje de idiomas se ha trasladado a plataformas como Babbel, Voxy o la comunidad social Busuu.

Otra opción que se plantea a los estudiantes es la de tomar clases particulares de forma online. Etueri es la primera plataforma online de clases particulares con tutores especializados en España que arranca ahora su actividad ofreciendo la posibilidad de ganar clases particulares gratuitas a través de Facebook. El servicio pone a disposición de los alumnos refuerzos de inglés, español, matemáticas, biología, física y química. La idea es hacer accesible el repaso o el refuerzo de la formación que los alumnos o sus padres consideren necesaria desde la comodidad de su propio hogar y con plena flexibilidad horaria.


'Chuletas 2.0'

No obstante, no hay que olvidar que las TIC no dejan de ser una herramienta y su uso depende cómo se manejen. Fábricas de diplomas en Internet, artilugios tecnológicos destinados a copiar en clase, pinganillos con control remoto o suplantación de trabajos académicos son un ejemplo del mercado de las conductas académicamente fraudulentas que ha detectado Francisco Canals, Director de la Agencia para la Picaresca.

Para combatir estas 'chuletas 2.0' los profesores también han desarrollado sus propias armas. Hay programas como 'Ephorus' que utiliza la Universidad de Granada para combatir el plagio en los trabajos de los estudiantes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.