www.diariocritico.com

El Príncipe no le sustituirá en la Cumbre de Panamá en ningún caso

¿Fin de las especulaciones? 'El rey no se ha planteado en ningún caso la abdicación', dice el jefe de la Casa Real

¿Fin de las especulaciones? "El rey no se ha planteado en ningún caso la abdicación", dice el jefe de la Casa Real

> Será operado en Madrid para sustituir la prótesis de la cadera izquierda que está infectada

viernes 20 de septiembre de 2013, 18:10h
No habrá abdicación del rey, ni tampoco inhabilitación ni nada parecido... al menos de momento. En un acto inédito en la Monarquía española, el jefe de la Casa Real, Rafael Spottorno, ha insistido en una rueda de prensa -junto al equipo médico del monarca- que "la abdicación es un acto personalísimo del rey, y el rey no se ha planteado en ningún caso la abdicación". Los rumores al respecto han corrido como la pólvora y de ahí la convocatoria de esa rueda de prensa histórica en Zarzuela para desmentirlos. Pero los mentideros políticos hierven y siguen especulando con que Don Juan Carlos ceda ya la Corona.
El Rey Don Juan Carlos será operado en Madrid en los próximos días -sin fecha fija aún- de la prótesis que le pusieron en la cadera izquierda; pero conservadora todos los poderes y actividades inherentes al Jefe del Estado. La posible abdicación del Rey en su hijo el Príncipe Felipe era un rumor a voces; un rumor que Zarzuela se ha apresurado a desmentir con la realización de una histórica rueda de prensa a cargo del Jefe de la Casa Real, Rafael Spottono.

A esta inédita rueda de prensa en Zarzuela -se ha querido dar una máxima transparencia dado el insistente rumor que corría por todos los mentideros- asistió también el equipo médico que trata al rey, Ángel Villamor, responsable de las operaciones de cadera a las que se ha enfrentado el monarca, y Miguel Fernández Tapia, jefe del servicio médico de Zarzuela. Junto a ellos compareció el doctor Miguel Cabanela, un cirujano español residente en la Clínica Mayo, en Rochester, Estados Unidos. Cabanela es un cirujano traumatólogo especialista en cirugía de cadera y de rodilla que fue el autor de la operación de cadera en la que le implantaron al rey la prótesis ahora infectada.

Seguirá al frente de la Jefatura del Estado

La rueda de prensa se convocó pasadas las 14.35 horas, después de que las redes sociales prácticamente dieran por hecho que el 'rey iba a abdicar'. Para frenar todas esas especulaciones, Zarzuela confirmó que de lo que se trataba era de que el monarca se iba a someter a una nueva operación de cadera, pero nada peligrosa y que, desde luego, no le inhabilitaba al frente de la Jefatura del Estado.

Ese fue un punto fundamental que se preocupó mucho de despejar Spottorno, incluso antes de someterse a un turno de preguntas de la prensa asistente: "El gobierno ha estado puntual y cabalmente informado de todos estos pasos y todo lo que ha relatado el doctor Cabanela lo conoce con el mínimo detalle el Gobierno de la Nación", dijo inicialmente para destacar la excelente comunicación entre Gobierno y Jefatura del Estado, y añadió inmediatamente que la actividad del rey a partir de ahora "se desarrollará con la normalidad institucional con que ha presidido las intervenciones anteriores que ha tenido su majestad en los últimos años". Cinco operaciones en las que mantuvo sobre sí la Corona: una en la rodilla, otra en el Tendón de Aquiles, dos en las caderas y una en las vértebras lumbares.

Luego, en el turno de preguntas, Spottorno fue mucho más taxativo: "Las abdicación es un acto personalísimo del rey y el rey no se ha planteado en ningún caso la abdicación", dijo en primer lugar, para añadir que tampoco sería inhabilitado el monarca: "El rey no está inhabilitado para el ejercicio de sus funciones, y no se introduce la inhabilitación ni, por tanto, la fórmula de la Regencia". Es decir, que no hay condiciones para aplicar el artículo 59.2 de la Constitución Española, que dice lo siguiente:

"2. Si el Rey se inhabilitare para el ejercicio de su autoridad y la imposibilidad fuere reconocida por las Cortes Generales, entrará a ejercer inmediatamente la Regencia el Príncipe heredero de la Corona, si fuere mayor de edad. Si no lo fuere, se procederá de la manera prevista en el apartado anterior, hasta que el Príncipe heredero alcance la mayoría de edad.

"3. Si no hubiere ninguna persona a quien corresponda la Regencia, ésta será nombrada por las Cortes Generales, y se compondrá de una, tres o cinco personas"
.

Spottorno sí reconoció que "habrá que adaptar la agenda de su Majestad al calendario médico que se fije", pero que "siendo realistas, no es seguro que su majestad pueda participar en la Fiesta del 12 de octubre ni en la Cumbre Iberoamericana del 19 de octubre, aunque dependerá mucho del criterio médico".

No hay 'delegación' de funciones en el Príncipe

Dado que Don Juan Carlos seguirá al frente de la Jefatura del Estado, no hay posibilidad ninguna de delegación de funciones en el Príncipe Felipe: "Las funciones del Jefe del Estado no son delegables: nadie, ni el Príncipe de Asturias ni nadie puede ejecer aquellas funciones que son del Jefe del Estado", dijo categórico Spottorno, lo cual no quiere decir "que la Corona no pueda estar representada en múltiples actividades".

De hecho, Spottorno recordó que anteriormente, en una veintena de tomas de posesión de presidentes iberoamericanos, el príncipe ha representado a la Corona, y que puede ahora hacer lo mismo en los actos donde lleva a cabo actividades en "representación", pero distinguiendo muy claramente entre "representación" y "sustitución": no se puede sustituir una actividad del Rey como Jefe del Estado.

Por esa misma razón, y dado que Cumbre Iberoamericana que se celebrará en Panamá el 19 de octubre es de Jefes de Estado y de Gobierno, si el rey no puede estar presente, "la representación española la ocuparía exclusivamente el presidente del Gobierno", porque "el príncipe no puede sustituir al jefe del Estado, porque no es jefe del Estado". En cambio, en la Fiesta Nacional del 12 octubre, "no solo debe estar el Príncipe, sino la familia real y a ser posible todos los que estamos aquí".

Los problemas de salud del rey

Aclarados esos importantísimos puntos -objeto no confeso, en realidad, de la rueda de prensa-, el equipo médico habló sin tapujos sobre los problemas de salud del Rey. Empezaron reconociendo que desde primeros de septiembre, el rey había empezado a tener molestias en su pierna y cadera izquierda, molestias que se hicieron muy evidentes en las actividades públicas en las que participó, y el equipo médico que sigue su evolución vio "un cierto retroceso" en el proceso de recuperación del rey.

Sospecharon que podía ser una infección en algún sitio y optaron por consultar con el cirujano español residente en la Clínica Mayo, en Rochester, Estados Unidos, Miguel Cabanela, un cirujano traumatólogo especialista en cirugía de cadera y de rodilla. Cabanela vino a Madrid, examinó al Rey y ratificó que efectivamente "se trataba de la existencia de un foco infeccioso en la prótesis o zona próxima a la prótesis en la cadera izquierda". Su opinión, ratificada por los doctores Villamor y Fernández Tapia, es que deberá ser intervenido para sustituir la prótesis infectada.

La operación tendrá lugar en Madrid en los próximos días por un equipo dirigido por el doctor Cabanela, quien confirmó que "el tratamiento de una prótesis infectada siempre es quirúrgico y consiste en su cambio", afirmando al respecto que "su majestad necesita de nuevo cirugía, que requerirá un tiempo de postoperatorio que variará de 8 semanas a 6 meses, dependiendo de que pueda hacerse en uno o dos tiempos".

"Está muy bien para su edad"

Según Cabanela, el rey "es un hombre vigoroso que está muy bien para su edad, toma muy pocas medicaciones, de hecho menos de las que tomo yo", y el éxito de estas operaciones está asegurado entre el 92 y el 94 % de los casos, aunque la estadística es variable. El cirujano reconoció que el rey va a necesitar medicamentos intravenosos entre cuatro y seis semanas, que deberá estar en casa, aunque podrá caminar y tener actividades restringidas dentro de Palacio, "e incluso fuera de Palacio". Caminar normalmente le llevará mucho más tiempo.

La operación puede ser de una sola vez o en dos tiempos, lo que se decidirá en el momento de abrir. La operación en dos tiempos significa dos intervenciones: la primera, retirar la prótesis infectada y sustituirla por una artificial con muchos antibióticos, y la segunda al cabo de 8 semanas para retirar esa prótesis y poner la definitiva. El problema es que no se sabe aún cuál es el tipo de germen que ha infectado la prótesis. En todo caso, el doctor Cabanela reconoció que el estado anímico del rey "es muy bueno" y que  "Su Majestad ha reaccionado maravillosamente bien a este contratiempo".

Rafael Spottorno, por su parte, reconoció que "ha habido preocupación y ahora hay optimismo y un cierto alivio", y, al ser preguntado al respecto, comunicó que el coste de la operación será sufragada con los fondos que los Presupuestos Generales del Estado asignan anualmente a la Casa del Rey.

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios