www.diariocritico.com

Con un presupuesto de 140.000 euros

Fomento anuncia la licitación de la Autovía Toledo-Ciudad Real

Fomento anuncia la licitación de la Autovía Toledo-Ciudad Real

martes 24 de septiembre de 2013, 12:50h

La consejera de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Marta García de la Calzada, ha anunciado la salida hoy a licitación del estudio informativo sobre las infraestructuras a ejecutar en el tramo correspondiente a la Junta de Comunidades que conectará Toledo y Ciudad Real por autovía. El plazo de redacción del estudio informativo es de doce meses y el presupuesto de licitación asciende a 140.000 euros.

La consejera también ha informado de que el Ministerio de Fomento ya ha encargado el estudio informativo de las infraestructuras estatales de su competencia, a través de la sociedad estatal INECO, para la asistencia técnica de la duplicación de la carretera N-401. 

"Es un avance más, un paso más para que la conexión entre Toledo y Ciudad Real sea una realidad", ha señalado Marta García, quien que ha recordado que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y el Ministerio de Fomento se habían comprometido a abordar conjuntamente la ejecución de la autovía.

La consejera ha explicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha se encargará de redactar el nuevo tramo de autovía desde Consuegra hasta enlazar con la carretera nacional N-401, en el entorno de la intersección con la carretera CM-4167 a Urda (Toledo). Este nuevo tramo de autovía, ha explicado Marta García, corresponde a unos 22 kilómetros. Desde Toledo hasta Consuegra se aprovechará la autovía de Los Viñedos (CM-42), de titularidad autonómica y ya en servicio.

Por su parte, el Ministerio de Fomento duplicará la carretera N-401 para transformarla en autovía, con una inversión prevista de 135 millones de euros, según ha informado la titular de Fomento en la región.

Finalizan las obras en la CM-530 de Méntrida

Este anuncio lo ha hecho la consejera de Fomento durante su visita para comprobar el estado de la carretera autonómica CM-530, en el término municipal de Méntrida, tras las obras acometidas por el Ejecutivo regional para renovar el firme, ampliar el ancho de la calzada y mejorar el trazado de curvas desde el municipio toledano de Méntrida al límite con la provincia de Madrid.

García de la Calzada ha asegurado que "con esta actuación damos respuesta a los vecinos de la zona, que habían demandado estas obras anunciadas en el año 2010, que no han sido una realidad hasta ahora, gracias al actual Gobierno de la presidenta Cospedal". 

PSOE: El Gobierno "está vendiendo humo"

El secretario general del PSOE en la provincia de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha acusado al Gobierno de Castilla-La Mancha de "estar vendiendo humo" con la construcción de la autovía Toledo-Ciudad Real "con el único afán de parecer que están haciendo algo para no hacer nada".

Para Caballero, "esta es la pura realidad", pues explica que no hay ninguna intención ni por parte del Ejecutivo central ni por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de hacer nada en relación con esta infraestructura.

En este sentido, Caballero ha aseverado que lo que existe es una clara estrategia de retrasar los plazos o encargar informes que ya estaban realizados e incluso aprobados en la anterior etapa de Gobierno socialista, de ahí que haya lamentado el tiempo y los recursos perdidos para agilizar en la proyección de la autovía que deberá unir estas dos capitales de provincia castellano-manchegas.

El máximo responsable de los socialistas ciudadrealeños ha recordado que se trataba de un proyecto que ya estaba redactado, tenía aprobado la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) necesaria para su ejecución e incluso contaba también con el estudio sobre la construcción de la futura autovía.

¿Y qué ha hecho ahora el Ejecutivo regional del Partido Popular? Caballero cree que es  "para no reconocer lo que había hecho el anterior Gobierno socialista, directamente se ha estado 'mareando la perdiz' para dar la sensación de que lo arreglaba el nuevo gobierno y que ahora ya era una realidad esta autovía Ciudad Real-Toledo". 

"Y nada más lejos de la realidad", ha puntualizado Caballero, al insistir en que no hay intención de acometer esta infraestructura por parte de ninguna de las dos administraciones competentes. En todo caso, el dirigente socialista ha manifestado que "el mejor modo de demostrar esa inacción se recogerá en los Presupuestos" que aprueben tanto Rajoy como Cospedal en sus respectivos ámbitos. "Ahí es donde veremos las importantes cifras que van a destinar ambas administraciones", ha ironizado Caballero.

"Si se realiza Castilla-La Mancha tendrá que pagar la mitad" aunque la carretera sea del Estado

En todo caso, el secretario provincial del PSOE de Ciudad Real sí que se ha hecho eco de la novedad que contempla el nuevo proyecto de construcción de la autovía Ciudad Real-Toledo. Ha aludido en concreto a "un pacto secreto o desconocido" entre la ministra de Fomento, Ana Pastor, y la presidenta de la Junta de Comunidades, María Dolores de Cospedal, y es que "si en algún caso se realizara, ya veremos en qué tiempo, el Gobierno de Castilla-La Mancha tendría que pagar la mitad" de los 220 millones que se estima que constará la obra en su totalidad, "y ya sabemos cuál es la situación del presupuesto y de las arcas de la administración regional de Cospedal".

Esta circunstancia ha llamado la atención de Caballero, puesto que se trata de una infraestructura que pertenece en su totalidad al Estado, algo que en su día dejó bien claro el anterior Ejecutivo regional del PSOE, pues una cosa es hacer frente a los informes y otra a la financiación de la mitad de la obra por lo que "mucho me temo que cuando Cospedal pacta esta condición con la ministra de Fomento ya tenía en su cabeza que no iba a realizar la autovía", ha concluido Caballero.

El Partido Castellano en contra de la propuesta de la Junta

Y mientras, otro partido que ha terciado en el debate sobre la autovía es el Partido Castellano (PCAS) que ha vuelto a mostrar su oposición a la propuesta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha de unir Toledo y Ciudad Real a través de la Autovía de los Viñedos.

La opción que barajan la Consejería de Fomento y el Ministerio de Fomento, recuerdan, "es la misma que ya planteó anteriormente el Gobierno socialista de Castilla-La Mancha, y que fue rechazada en su momento por el PP y por los municipios toledanos afectados al no contemplar sus necesidades en los trazados propuestos".

Además, creen que esta vía debería ser sufragada íntegramente por el Gobierno Central al formar parte del corredor Madrid-Córdoba, y sin embargo finalmente será la Junta de Comunidades quien deba asumir una parte de su coste.

Desde el PCAS reiteran que las necesidades de los municipios toledanos del este de los Montes de Toledo afectados por el trazado deben ser resueltas mediante el desdoblamiento de la actual N-401 entre Toledo y Ciudad Real, por lo que, dicen, "no deja de llamar la atención" que la alternativa elegida por la Consejería para el trazado de la conexión entre Toledo y Ciudad Real es la que beneficia a un menor número de municipios toledanos (únicamente al municipio de Urda), dado que el resto de municipios por los que atraviesa la actual Autovía de los Viñedos ya están beneficiados por la misma.

La opción planteada por este partido castellanista es el desdoblamiento de la actual N-401, cumpliendo con todos los estudios de impacto ambiental necesarios para minimizar el impacto de dicha obra en las zonas ZEPA, LIC y Red Natura 2000 por los que atraviesa la actual carretera nacional.

Esta opción partiría de la Autovía de los Viñedos (CM-42) a la altura del término municipal de Burguillos, desdoblando la actual N-401 hasta llegar al punto situado en el punto kilométrico 145 de la actual N-401, de manera que además de servir de conexión entre las capitales castellanas de Toledo y Ciudad Real, daría servicio a todo el este de la comarca de Los Montes de Toledo, llevando una vía de alta capacidad a los municipios de Ajofrín, Sonseca, Orgaz y Los Yébenes, y beneficiando a la vez al municipio de Urda, único al que beneficia la actual solución propuesta por esa Consejería y que podría tener acceso rápido tanto a esta nueva autovía como a la de los Viñedos. 

Además, el desdoblamiento eliminaría las actuales travesías de Orgaz y Fuente el Fresno, aprovecharía el actual corredor de la N-401 y resultaría más rápido y barato que las opciones previstas por la Consejería. 

Concluyen que "especialmente en tiempos de crisis y cuando se trata de inversiones de gran calado, son importantes las ventajas de una línea lo más recta posible para unir dos puntos" y la importancia de que los trazados "disminuyan el tiempo de trayecto".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


+
0 comentarios