www.diariocritico.com

Izquierda Unida abandona el hemiciclo en protesta por la 'bunkerización' de Rajoy

Denuncia y 'fuga' de la izquierda: el Gobierno impone un 'estado de sitio' en unas 'Cortes franquistas'

Denuncia y 'fuga' de la izquierda: el Gobierno impone un 'estado de sitio' en unas 'Cortes franquistas'

martes 24 de septiembre de 2013, 18:03h
Dicen en IU que no aguantan más la estancia en un Parlamento que se ha 'bunkerizado' y que no admite siquiera la discusión de una moción sobre el presidente del Gobierno. Y en el PSOE se lanzan contra la actitud "sumisa" del presidente del Congreso y critican que las Cortes Generales se parezcan más "más al comportamiento regulado por las Cortes franquistas" que a un Parlamento democrático. Como resultado, los diputados del IU han abandonado el hemiciclo del que se dicen que el PP ha convertido en un 'estado de sitio'. Rajoy no dará explicaciones por las supuestas corrupciones denunciada por Bárcenas, pero la vida parlamentaria se resiente al borde de la ruptura.
Dicho y hecho: los diputados de IU, con Cayo Lara a la cabeza, abandonaron el Pleno del Congreso después de un rifirrafe con el presidente de la Cámara Baja, Jesús Posada, y con el portavoz popular, Bermúdez de Castro. Salieron todos del hemiciclo poco después de comenzar la sesión y se dirigieron al Escritorio donde dieron una improvisada rueda de prensa: habían decidido no asistir al Pleno de este martes, salvo aquel diputado que tuviera que intervenir.

La bronca era inminente ya por la mañana, después de que el PP impidiera con su 'rodillo' parlamentario que se discutiera siquiera la moción presentada por el PSOE sobre Mariano Rajoy y el 'caso Bárcenas'.

Tras la reunión de la Junta de Portavoces, la socialista Soraya Rodríguez calentó el ambiente -ya a punto del hervor por la posición 'bunkerizante' del PP-, afirmando que este pleno ha sido "mutilado y previamente censurado por el PP", tras la decisión adoptada en la Mesa del Congreso en la que se "eliminaron del orden del día" las dos mociones consecuencia de interpelaciones de los grupos de La Izquierda Plural y del Grupo Socialista, sobre las "mentiras" del presidente del Gobierno por el caso Bárcenas. Una decisión que ambos grupos califican de "enorme gravedad".

Soraya Rodríguez había dejado claro unas horas antes que "el presidente del Congreso -el popular Jesús Posada-ha actuado al dictado del Gobierno", le pedía explicaciones, junto al resto de grupo parlamentarios, por esta decisión de "bloqueo" y "sin precedentes en la historia parlamentaria de nuestro país". Posada no dio "ni una sola explicación coherente", según la portavoz socialista.

"La actitud sumisa del presidente del Congreso, obedeciendo todas las instrucciones que le llegan desde el Gobierno y desde el PP, es un comportamiento que se parece mucho más al que venía regulado en las Cortes franquistas de 1967", decía Soraya Rodríguez, con unas expresiones similares a las utilizadas por el resto de los grupos de izquierda, que se sienten 'laminados' por el 'rodillo' parlamentario del PP.

La razón de tanta bronca era simple: todos los grupos -salvo el del PP- tienen "la sensación de que nosotros hemos presentado una interpelación y una moción consecuencia de la misma, amparándonos en el reglamento de las Cortes democráticas  y el presidente del Congreso nos la ha vetado de forma indecente conforme al reglamento de 1967".

Por ello, al comenzar el Pleno, a las 16.00 horas, los ánimos estaban ya muy calientes. Intervinieron los portavoces de PSOE, IU y PP, pero en los términos ya conocidos, y Posada zanjó la discusión diciendo que la Mesa ya se había pronunciado al respecto. El popular Bermúdez de Castro había llegado a retar al PSOE a que, en vez de 'mociones de censura encubiertas', presente ya una moción de censura en toda regla contra el presidente del Gobierno.

El PSOE, por su parte, anuncia que "estudiará todas las posibilidades para que esta decisión de la Mesa -amparada sólo en los votos del PP- sea reconsiderada" y ha señalado que "acudirá al Tribunal Constitucional en amparo, y de no ser reconsiderada esta decisión en relación a la moción, esta decisión también se recurrirá conjuntamente". Y sobre la posibilidad de presentar una moción de censura, Rodríguez llegó a señalar que se trata de un instrumento "al que no renunciamos en absoluto. Es un instrumento del Grupo Socialista y éste decidirá si la presenta o no, cuándo la presenta o no".

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios