www.diariocritico.com

La Mesa del Congreso dice que no vetó todos los puntos y el PSOE registra su recurso de reconsideración

Los movimientos para dar marcha atrás al veto del 'caso Bárcenas' en el Congreso empiezan a tomar forma

Los movimientos para dar marcha atrás al veto del 'caso Bárcenas' en el Congreso empiezan a tomar forma

Diariocrítico ya avanzó que se estaban produciendo contactos secretos entre el PP y el PSOE

viernes 27 de septiembre de 2013, 20:07h
La Mesa del Congreso vetó el pasado lunes las iniciativas del PSOE y de Izquierda Plural que pretendían poner en evidencia las supuestas "mentiras" de Mariano Rajoy sobre el 'caso Bárcenas' en el Congreso. Sin embargo, tal y como avanzó el jueves Diariocrítico, ha habido contactos discretos ente PP y PSOE para enmendar el desaguisado que ahora parece que se concretan: la Mesa del Congreso dice que no todos los puntos fueron censurados y el PSOE ha planteado un recurso de reconsideración.
La Mesa del Congreso centró su veto a la moción del PSOE sobre el 'caso Bárcenas' en los puntos que buscaban cuestionar la versión que Mariano Rajoy ofreció el 1 de agosto y los que pretendían la exigencia de responsabilidades políticas, pero no puso reparos a otros apartados como los relativos al rechazo político a la utilización de la "mentira" por parte del presidente del Gobierno.

Tras su interpelación con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el PSOE registró en el Congreso una moción de nueve puntos que concluían exigiendo al presidente del Gobierno que asumiera responsabilidades políticas por lo que consideran "mentiras" en relación con las actividades del extesorero del PP Luis Bárcenas.

La moción no se pudo debatir porque fue vetada en la Mesa del Congreso con los votos del PP, lo que desató las protestas de la oposición a lo largo de la sesión plenaria de esta semana. Pero ahora se ha sabido, al trascender la argumentación enviada por escrito al PSOE, que parte de esa moción no tenía problemas para su debate.

Puntos concretos censurados

Así, la comunicación de la Mesa señala que los puntos 3, 4 y 5 de la moción, en los que el PSOE pretendía "constatar" con ejemplos que el presidente del Gobierno no contó la verdad en su comparecencia en el Senado, se rechazaron por "no ser congruentes con la interpelación" original, que versaba como la rendición de cuentas ante el Parlamento.

La Mesa también tumbó los puntos 8 y 9 de la moción, en los que se "deplora" que el presidente faltara a la verdad y se le exigían responsabilidades políticas, alegando que eso sería "una moción de censura encubierta" que no encaja en la legislación.

Invitación a modificar la redacción

Pero nada se dice del resto de puntos de la moción, lo que abunda en las palabras del miércoles del presidente del Congreso, Jesús Posada, acerca de que, si el PSOE presenta una nueva redacción ajustada a Reglamento, la Mesa de la Cámara no tendría inconveniente en permitir su debate y votación.

De hecho, el órgano de gobierno de la Cámara no dice nada de los dos primeros puntos de la moción, en los que se afirma que "para hacer reales y efectivos los principios de responsabilidad política y rendición de cuentas es una exigencia imprescindible que los miembros del Gobierno respondan ante el Parlamento facilitando una información rigurosa y, en todo caso, no faltando a la verdad".


"Estos principios quedarían debilitados si un miembro del Gobierno pudiera faltar a la verdad ante la Cámara sin que ésta le exigiera el correspondiente ejercicio de responsabilidad política", añade el segundo punto.

Tampoco comenta nada la Mesa del Congreso de los puntos 6 y 7 de la moción vetada, en los que se insta al Congreso a considerar "rechazable" la utilización de la mentira en sede parlamentaria y a lamentar "el quebranto que provoca en el crédito de las instituciones democráticas entre la ciudadanía".

El último punto 'indultado' por el órgano de gobierno de la cámara perseguía que el Congreso considerase "especialmente rechazable y lesivo para los principios de responsabilidad política y rendición de cuentas que quien incurra en falsedad ante el Parlamento sea el Presidente del Gobierno, que fue depositario de la confianza de la Cámara en el momento de su investidura".

El PSOE, ¿recoge el guante?

Por su parte, el PSOE ha registrado este viernes su anunciado recurso de reconsideración argumentando que en su iniciativa no buscaba deponer al presidente del Gobierno, sino "constatar las falsedades" vertidas en sede parlamentaria. 

Para el PSOE, la decisión de la Mesa del Congreso, con mayoría del PP, "olvida" que la relación de responsabilidad que se establece entre el Gobierno, desde su investidura, y el Congreso puede ser materializada mediante un variado número de iniciativas y mecanismos parlamentarios, "y no se limita en exclusiva a la moción de censura".

Este acercamiento de posturas podría materializarse en las próximas 3 semanas, tal y como pudo saber Diariocrítico, de forma que el 'caso Bárcenas' llegue de nuevo al Congreso.

Lea también:

- Caso Bárcenas: Rajoy dice que "hay cosas que no se pueden demostrar"
- La izquierda se rebela: exigen que se debatan en el Congreso "las mentiras de Rajoy"
- El PP rechaza tramitar en el Congreso las mociones del PSOE y de Izquierda Plural
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios