www.diariocritico.com
¿Dónde está Zaplana?

¿Dónde está Zaplana?

Muy comentada ha sido la ausencia del portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, en la Comisión de Interior del Congreso en donde compareció este martes el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para hablar de la sentencia del 11-M y explicar el grado de cumplimiento de las recomendaciones aprobadas tras el atentado islamista por la Comisión de Investigación que se creó en la Cámara Baja.

En lugar de Zaplana intervino el portavoz adjunto del Grupo Popular, Jorge Fernández Díaz. ¿Dónde estaba el portavoz del PP?. “En un viaje privado en el extranjero?”, fue la lacónica respuesta que sus compañeros del PP ofrecieron a este diario e-Xclusivo. Un viaje “familiar” programado desde hace tiempo que también impidió a Zaplana estar ayer en la presentación del libro de Aznar ‘Cartas a un joven español’, en donde el ex presidente del Gobierno habló, ¡como no!, de terrorismo, aunque sin hacer referencia directa a la sentencia del 11-M.

¿Casualidad o intencionalidad manifiesta para no tener que ser, precisamente él, quien fijara la postura de su grupo sobre el fallo judicial del atentado más sangriento perpetrado en Europa. Al debate, está claro, se le quiso dar un bajo perfil.

En el PSOE estaban muy pendientes del tono y del contenido de la intervención de Fernández Díaz después de que trascendiera que en la reunión de ‘maitines’ celebrada en Génova el pasado lunes, Rajoy tomó la decisión de dar por zanjada la polémica y ‘pasar página’ del 11-M, tal y como le están pidiendo tanto desde el Gobierno como desde el PSOE y el resto de los partidos.

Pero la intervención de Fernández Díaz no templó los ánimos. Todo lo contrario. Pérez Rubalcaba la calificó de “penosa” mientras el portavoz de Interior del PSOE, Antonio Hernando, le devolvía, uno a uno, los ‘golpes políticos’ que previamente les había lanzado Fernández Díaz, quien sacó a relucir hasta los GAL y el proceso de paz emprendido por Rodríguez Zapatero.

Al final un sabor agridulce quedó flotando en el ambiente. El propio ministro Rubalcaba hizo señas a Hernando para que renunciara a su turno de réplica. “Ya estaba dicho todo, no hacía falta añadir más”, era la justificación que daban por los pasillos los socialistas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.