www.diariocritico.com

Elena Valenciano, 'probable' cabeza de lista para las europeas

El PSOE, en la cuerda floja: ascender... o desaparecer

El PSOE, en la cuerda floja: ascender... o desaparecer

domingo 06 de octubre de 2013, 10:30h
¿A dónde va el principal partido de la oposición en España, el partido que gobernó hasta hace menos de dos años y al que ahora las encuestas le pronostican un descalabro aún mayor que el del 20-n de 2011? Círculos del PSOE admiten la posibilidad de que la actual 'número dos' del partido, Elena Valenciano, encabece las listas socialistas para las elecciones europeas, en lo que sería una profunda renovación del partido...y una huída de sus actuales dirigentes. El PSOE se encuentra ahora en un proceso de "intensa reflexión" de cara a una reactivación que le saque de su actual letargo. Y no son pocos los dirigentes socialistas que admiten que primero la Conferencia nacional que se celebrará entre los días 8 y 10 de noviembre y, luego, el proceso de primarias, que se pondrá en marcha inmediatamente después, para desembocar a finales de 2014 o comienzos de 2015, son dos hitos que servirán no poco a esa reactivación. Porque lo que no acaba de estar claro es que el principal partido de la oposición al PP levante cabeza ya en las elecciones municipales y autonómicas de marzo de 2015.
La primera incógnita a resolver es, por supuesto, si Alfredo Pérez Rubalcaba pretende o no seguir al frente del PSOE y encabezando la candidatura socialista en las próximas elecciones generales. Hay quien le anima a ello, pero las opiniones distan de ser unánimes entre la militancia, en el grupo parlamentario y entre los 'barones' territoriales; quienes discrepan de la continuidad de Rubalcaba dicen que le ven "con falta de ganas, con escaso liderazgo", aunque admiten que "se está dejando la piel" recorriendo España con su mensaje: federalismo, cambios en la Constitución, renovación de estructuras. Pero ¿es él, que lleva más de un cuarto de siglo en el coche oficial, la persona más adecuada para liderar todo eso?

El segundo tema es que las cosas no se están haciendo bien en el PSOE. Ni Valenciano ni Oscar López, el teórico 'número tres' -porque el presidente del partido, José Antonio Griñán, ya no cuenta--, ejercen a satisfacción de todos el cargo de portavoz. Les ocurre lo mismo que a los 'populares' Carlos Floriano o Alfonso Alonso: exceso de doctrinarismo, de sectarismo, de parcialidad, y falta de flexibilidad, de ideas nuevas. Valenciano, que sabe que, por mucho que lo pretenda, Rubalcaba no va a ser eterno, busca su salida política, y Europa puede ser un magnífico refugio, que ella ya conoce bien. Oscar López parece destinado a enfrentarse a quien sea -el salmantino Mañueco o el propio presidente actual, Juan Vicente Herrera, que siempre dice que se va, pero siempre sigue-por la presidencia de la Junta de Castilla y León, pero lo tiene difícil. Aún más difícil que el resto de los socialistas en otras comunidades y grandes ciudades españolas: Madrid, Valencia, Cataluña, Extremadura, Castilla-La Mancha, Galicia, Canarias, Baleares, van a ser, lo mismo que las capitales andaluzas -no la Comunidad--, muy difíciles de reconquistar, pese al patente desgaste que en muchos puntos sufren los 'populares'. 

Los 'veteranos', quizá con la excepción de Ramón Jáuregui, tienen poco que decir, comenzando por el propio Zapatero, centrado en la inminente aparición de 'su' libro de memorias, y por Felipe González, cada vez más desprestigiado entre las 'bases' por sus actividades 'poco socialistas' y por sus filias y fobias mediáticas. Pero los 'nuevos' no acaban de llegar...si se excluye, claro está, el caso de la nueva presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que claramente va a por todas: al fin y al cabo, va a ser ella -así lo anunció el pasado lunes-quien pida a Rajoy un pacto de alcance nacional cuando, esta semana, el presidente del Gobierno la reciba en Moncloa. Será ella quien lo haga, y no Rubalcaba. Significativo, dicen en la sede de Ferraz. 

¿Será Susana Díaz también candidata en las primarias para ver quién se enfrentará a Rajoy -o a quien sea en el PP, que esto tampoco es tema cerrado-en las elecciones generales que teóricamente se celebrarán en noviembre de 2015? En estos momentos, esa posibilidad, tan rocambolesca, no la rechaza casi nadie, aunque cueste creer que quien tiene que llevar a su partido, el PSOE, a la victoria en Andalucía trate de acumular ahora esa fuente de poder: primero tendría que ganar en su propia tierra, y eso exigiría anticipar las elecciones autonómicas andaluzas. Lo cierto es que Díaz ha dejado, a su paso por Madrid, la sensación de que una nueva voz, sin los tradicionales soniquetes que tanto cansan a los electores, se ha alzado en el socialismo español. Pero, de momento, los nombres que se barajan para las primarias son otros: Madina, Patxi López, Juan Moscoso y quién sabe si una Carme Chacón que regresase apresuradamente de su particular 'exilio' en Miami. Y Rubalcaba, claro. 

Si Rubalcaba, y Ramón Jáuregui, que tanto ha hecho por llevarla a buen puerto, logran dejar un buen sabor de boca, de renovación, de ideas, de propuestas de Cambio con mayúscula, en la ya inminente Conferencia del PSOE, tendrían una buena oportunidad de anunciar después el uno que sigue y el otro que encabeza la lista para las europeas. Yo, personalmente, no estoy seguro de que ni uno ni otro deseen demasiado fervientemente hacer realidad esas especulaciones -todo es especulación ahora en los pasillos del socialismo español--. Pero ahora casi todo puede suceder: el PSOE, que sigue descendiendo en las últimas encuestas, como la aparecida este domingo en el diario El País, tan influyente en este partido, no tiene otro remedio que subir. O desaparecer. Y eso es ya, me parece, mucho decir.

Lea también:

- El PP 'resucita': recobra ventaja electoral mientras baja la confianza en PSOE e IU
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios