www.diariocritico.com

Sus propietarios, Rogelio Martí y Ángela Mur, niegan que se maltratase a los animales

La Peña Gallito en una fiesta celebrada en la ganadería de Ángela Mur
La Peña Gallito en una fiesta celebrada en la ganadería de Ángela Mur

Canceladas, por orden judicial, las actividades de dos ganaderías de bravo tarraconenses

Foto: La Peña Gallito, en una fiesta campera en la ganadería de Ángela Mur (Faricle)

miércoles 09 de octubre de 2013, 09:10h
Más polémica taurina en Cataluña. Porque dos ganaderías bravas de la provincia de Tarragona fueron clausuradas por orden judicial las actividades que venían ejerciendo las ganaderías situadas en Tarragona de Rogelio Martí y Ángela Mur. No les permiten lidiar, ni las actividades que venían realizando en sus fincas. Las protestas de los antitaurinos surtieron efecto: se personaron los Mossos de Escuadra, a requerimiento de un juzgado de Barcelona, en las dos ganaderías,  y les han prohibido llevar a cabo cualquier actividad con las reses.
Ambas ganaderías pertenecen a la Asociación de Ganaderías de Lidia, y se dedicaban al concurso de recortes, a los corre bous y a vender novilladas fuera de Cataluña. Este diario se ha puesto en contacto con Ángela Mur,  quien se muestra indignada ya que "los antitaurinos dicen que maltratamos a los animales. Nada más lejos de la realidad: lo nuestro es cría y reproducción de ganado de lidia. Y criamos  para  festejos de  recortes, corre bous, y esporádicamente lidiábamos para novilladas  fuera de Cataluña, porque aquí están prohibidas". La ganadería de Ángela Mur organiza en su finca espectáculos camperos , y tienen un restaurante para celebrar las fiestas. "A veces ha venido Serafín Marín para entrenarse" -apunta la ganadera.

La puntilla

Lo que hacen en esta ganadería es tienta y retienta, es decir, probar la bravura de los toros. Actualmente cuentan con 200 cabezas de ganado, porque han tenido que sacrificar por la crisis otros 200 que tenían ya que,  según la ganadera,  han perdido con esta prohibición entre  8.000 y 10.000 euros. "El asunto está en manos de nuestros abogados"- indica. "Nosotros hacíamos fiestas camperas, corre bous y cría para engordar y vender carne." La finca está situada en Alfare de Carles en el Baix Ebre, a 18 km. de Tortosa. Vendían también ganado para festejos en Castellón .

La ganadería de Ángela Mur  se creó en 1.928, por tanto es una de las más antiguas de Cataluña. "La situación es desesperante- señala la propietaria- porque nos han cortado todos los ingresos, y paralizado la ganadería. Sólo nos podemos limitar a cuidar y alimentar a los animales. Y hemos tenido que despedir a casi todos nuestros empleados".

La suspensión es cautelar y pendiente de resolución judicial, para que dictaminen los abogados. "Ahora casi no tenemos ni para pagar el pienso. Las asociaciones protectoras de animales nos han hecho la vida imposile,  y nos han arruinado el negocio. Y las autoridades han puesto la puntilla final." 

Perjudicada la Escuela Taurina de Cataluña

Idéntica situación ha vivido Rogelio Martí, cuya ganadería data de 1.940, y que también fue clausurada. Se presentaron los Mossos, por orden de un juzgado de Barcelona, alegando que en la finca se celebraban corridas de toros, cosa incierta para el ganadero: "llevamos muchos años sin lidiar corridas, sólo hemos vendido novilladas para fuera de Cataluña, desde la prohibición del Parlament". Ahora les han prohibido soltar vaquillas para torear , la actividad principal que ejercían en su finca, que congregaban a  aficionados que venían en autocares, y algún torero que venía a entrenar. También los alumnos de la Escuela Taurina de Cataluña. "Era un ambiente festivo, y luego comian todos en nuestro restaurante".

La ganadería, que cuenta con 200 reses,  está situada también en Alfare de Carles, y en la zona de Tarragona hay cinco o seis más, entre ellas las de Pedro Fumadó y Margalef. Esta últimas, de momento, no han tenido problemas."Nos han buscado la ruina"- se queja Rogelio Martí, porque no podemos organizar espectáculos. "Los Mossos de Escuadra  ya nos habían puesto varias denuncias el año pasado. Pero lo que ocurrió fue un duro golpe para nosotros"- añade." Por otro lado- indica- para seleccionar ganado bravo es imprescindible  tentar, que es lo que veníamos haciendo".

Las autoridades locales les han mostrado su apoyo, y especialmente el alcalde de Alfare de Carles, y también ha habido una manifestación en Amposta de los sectores taurinos, para protestar por lo que ellos entienden esta injusta prohibición.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios