www.diariocritico.com
Deslegitima que algo queda

Deslegitima que algo queda

miércoles 23 de octubre de 2013, 17:56h
Estupefacto, asombrado, atónito y podía seguir porque así estoy después de ver el tratamiento informativo que se ha hecho  del preconcurso de acreedores de FAGOR. Medios de comunicación de la izquierda y medios de comunicación de la derecha han coincidido en deslegitimar el modelo de economía social, especialmente el cooperativismo. Debe ser que a los de izquierdas esto del cooperativismo le suena a franquista y a los de derechas a cosas de bolcheviques. Lo que sí parece claro es que en  ambos casos hay un desconocimiento sobre lo que significa la economía social, su aportación al PIB del país y a la articulación social. 

No se puede deslegitimar un modelo por el hecho de que una empresa, por muy referente que sea, presente preconcurso de acreedores. A lo largo de estos años no he visto ataques tan feroces contra otros modelos y sus protagonistas, cuyos excesos nos han llevado a la peor crisis de este país que ha dejado en la calle a casi seis millones de personas y nos ha obligado a reflotar entidades financieras con el dinero de todos. 

Estoy empezando a pensar que lo que realmente molesta es que el valor fundamental de la economía social ("poner a la persona por encima del capital") rompe el molde de la economía tradicional para la que lo importante es el capital y después el capital. Y les aseguro que esta defensa de la economía social no es romanticismo,  es la constatación, a través de los números, de la validez de un modelo. 

En 2012 se crearon 764 nuevas cooperativas que generaron casi 10.000 nuevos empleos. El peso de la economía social en el PIB español es del 10%, uno de cada seis trabajadores lo hace en una empresa de economía social. La economía social da trabajo a más de 2.500.000 de españoles. En España existen más de 43.000 entidades basadas en la economía social, uno de cada tres españoles está vinculado, de una u otra manera, a entidades de economía social. Marcas como Hojiblanca, Comsum, Asisa, Flisa,  Central Lechera Asturiana y muchas otras son empresas líderes en su sector y, todas ellas son empresas de la economía social. Empresas competitivas y gestionadas con criterios profesionales, con lo que se rompe el mito, que a muchos les interesa seguir alimentando, de falta de rigor en la gestión de las empresas de la economía social. 

En la última asamblea de CEPES, su presidente, Juan Antonio Pedreño, decía: "He tenido un sueño, he soñado que la economía social ocupaba el puesto que se merece".  Pues yo mantengo el mismo sueño y lo mantienen miles de personas en este país. País que ha sido el primero en tener una Ley de Economía Social ejemplo para el resto de Europa,  y es que parece  que queremos seguir haciendo buena la frase del general Wellington: "Qué manía tienen estos españoles de hacer leyes bonitas, aunque no se puedan aplicar". Nos empeñamos en tirar por tierra lo nuestro, mientras en Francia ya tienen un ministro de Economía Social.

Y es que al final va a ser verdad que Europa sigue empezando en los Pirineos.


@arturosanromanf
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios