www.diariocritico.com
Diez gigantescas razones por las que ver a los Pixies

Diez gigantescas razones por las que ver a los Pixies

jueves 07 de noviembre de 2013, 12:54h
Llegan los Pixies a Madrid convertidos en una especie de Rolling Stones del indie ¿quién lo iba a decir? Se podría considerar a los de Black Francis como el grupo de culto por antonomasia junto a la Velvet Underground. Tuvieron una corta pero inmaculada carrera, como la Velvet, no vendieron mucho pero se convirtieron en la banda más influyente de su tiempo, como la Velvet, y se reunieron en loor de multitudes tras una agria separación, como (¡sorpresa!) la Velvet.
La historia de su formación es también digna del mito, Black Francis ya tocaba con su amigo Joey Santiago cuando Kim Deal respondió a un anuncio del primero en el que se buscaba a una bajista a la que le gustase el folk angelical de Peter, Paul and Mary y el hardcore melódico de Hüsker Dü. Lo curioso del caso es que a Deal le gustaban aquellos dos polos opuestos pero no había tocado un bajo en su vida. El cuarto elemento, el batería David Lovering, llegó como sugerencia del marido de Kim Deal, ésta le había conocido el día de su boda. Ninguno de los duendecillos sabía que, por el mismo precio, además de un batería estaban fichando un mago... Así nacen los grupos de culto.

Su carrera distó de ser exitosa a nivel de ventas (aunque si bien en EEUU sus discos no se vendieron mucho no se puede decir lo mismo de Europa donde la banda se ganó una legión de fieles seguidores) pero se convirtieron en una de las bandas más alabadas del mundo. Al mini álbum 'Come on pilgrim' de 1987, le siguieron los imprescindibles 'Surfer rosa' en 1988, 'Doolittle' en 1989, 'Bossanova' en 1990 y 'Trompe le monde' en 1991. Todos ellos hitos absolutos del rock alternativo. El grupo se separó oficialmente a principios de 1993. La ruptura, como no podía ser de otra manera, estuvo a la altura del mito. Black Francis comunicó su decisión de romper el grupo en una entrevista con la BBC sin dar ninguna explicación al resto de la banda, a sus compañeros (menos su amigo Santiago) se les informó vía fax.

El caso es que las tensiones en el grupo llevaban a flor de piel desde los tiempos de 'Doolittle' cuando Black Francis dejó claro que los Pixies eran su banda y que las canciones de Deal no tenían cabida en la misma. La lucha de egos estuvo a punto de costarle el puesto a la bajista y llevó a la formación de The Breeders su proyecto paralelo.

La ruptura no fue el final, como no lo suele ser en los grupos de culto, sino el inicio de la expansión del mito. Justo cuando los Pixies se separan el mundo parece al fin dispuesto a recibir con los brazos abiertos al rock alternativo. El 'Nevermind' de Nirvana ha abierto las puertas del mainstream a los grupos que se encontraban a la "izquierda del dial", que decían los Replacements, y llueven los millones para la mayoría de bandas. Por si fuera poco todo el mundo se declara en deuda con los duendecillos de Boston. Kurt Cobain declara que 'Smells like teen spirit' es un plagio descarado de la fórmula de los Pixies, Eddie Vedder de Pearl Jam les llama su banda favorita, Billy Corgan de Smashing Pumpkins cita 'Surfer Rosa' como el disco que le cambió la vida... Justo cuando ya no pueden recoger los frutos, los Pixies son la banda más alabada del planeta.

Para colmo, Francis, ahora conocido como Frank Black, verá como sus discos en solitario siguen sin alcanzar el reconocimiento mientras que Kim Deal se convierte en una superestrella gracias al éxito de 'Cannonball', del segundo disco de las Breeders 'Last splash'. Por eso no es de extrañar que cuando los Pixies se volvieron a juntar en 2004, con todas las entradas vendidas con meses de antelación, el equilibrio fuese precario. Black Francis seguía siendo el líder absoluto pero Kim Deal era su miembro más popular. La extrañeza de esta primera reunión se puede ver en el documental 'loudQUIETloud: a film about The Pixies', que salió en 2006. Aun así la banda siguió tocando intermitentemente junta hasta 2011.

En 2013 volvieron al estudio de grabación y las viejas rencillas volvieron a surgir resultando en la marcha de Kim Deal. El resto del grupo ha seguido adelante, sustituyendo a Deal por Kim  Shattuck, y ha sacado un EP que dista mucho de estar a la altura de aquellas maravillas de finales de los 80 y principios de los 90 pero, a la hora de verles en directo, con un repertorio semejante, ¿a quién le importa? Entre este jueves y el viernes, miles de gargantas volverán a dejarse las cuerdas vocales en La Riviera gritando aquello de "we're chained, (chained)" y aunque ya no esté Kim Deal, sabed que me sigue dando la misma envidia. Así que os dejo con mis diez favoritas actualmente (la semana que viene podrían ser otras diez distintas):

Caribou

La primera canción de 'Come on pilgrim' dejaba bien claro desde el principio que estábamos ante una banda única y terriblemente original.



Isla de encanta

Si pensábamos que nadie podía tener un español más macarrónico que Joe Strummer llegó Black Francis y mandó a parar, que diría Carlos Puebla: "Nuestro propio animal canta a la gente pa'gratis , Hey babe what are we doing here? .Laaaaa, loooh, patria. Isla de encanta, ¡Me voy, me voy, me voy!". Para otros grandes ejemplos del español de Francis no se pierdan 'Vamos!' y 'Corazón diablo', su particular versión del 'Evil hearted you' de los Yardbirds.



Gigantic

La canción que hizo suspirar a Kurt Cobain por más canciones de Kim Deal en los Pixies, a pesar de que aparezca firmada, a modo de broma, como Mrs. John Murphy, el nombre de su marido por aquel entonces. Será difícil escucharla, por razones obvias.



Where Is My Mind?

El ejemplo perfecto de los sinuosos cambios de ritmo de la banda, de los increíbles coros de kim Deal y de la original forma de tocar la guitarra de Joey Santiago.



Monkey Gone to Heaven

Una de las canciones más conocidas de la banda, con una de las letras más crípticas de uno de los letristas más crípticos de la historia: "If man is five/then the Devil is six/and if the Devil is six/then God is seven"



Debaser

El homenaje de Black Francis a 'Un perro andaluz', a Luis Buñuel, a pesar de su odio al rcok, le hubiese encantado. Sobre todo si hubiese sabido que la parte  en la que se canta "un chien andalusia" era originalmente "Shed, Apollonia!", una referencia a la película de Prince 'Purple rain'. ¡Surrealismo!



Here Comes Your Man

Los Pixies más pop y juguetones, el estribillo más arrebatador de los años 80.



Wave of Mutilation (U.K. Surf)     

Si la versión rápida que aparece en 'Doolittle' está muy bien, siempre me ha parecido que la versión definitiva de esta "ola de mutilación" es la que aparecía como cara B en el single de 'Here comes your man'. Sirva también para destacar a los Pixies como uno de los grupos que mejor y más cuidadas caras B han entregado.



Velouria

'Bossanova' no suele recibir tanto crédito como sus dos primeros discos pero creó firmemente en que su sonido surf no les desmerece en absoluto. Además 'Velouria' es una de las mejores canciones de la banda y la segunda mejor canción de la historia en la que se haya escuchado un theremin.



U-Mass

A pesar de aparecer en el último disco de la banda, 'Trompe Le monde', el riff de esta canción salió cuando Francis y Santiago estudiaban en la Universidad de Massachussets, de la que viene el nombre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.