www.diariocritico.com

Varios alcaldes de la región se interesan por la ordenanza

Un pueblo de Guadalajara exige una cuota de 5 euros para coger níscalos a quienes no son vecinos

Un pueblo de Guadalajara exige una cuota de 5 euros para coger níscalos a quienes no son vecinos

sábado 09 de noviembre de 2013, 11:11h
Alcaldes de Castilla-La Mancha, especialmente de la provincia de Guadalajara, se han interesado por la ordenanza que regula la recogida de níscalos en los montes propiedad del Ayuntamiento de Cogolludo (Guadalajara), en la que se contempla, entre otras cosas, que las personas que no sean vecinas del pueblo y quieran buscar hongos en esos espacios paguen una cuota de 5 euros al día.

Así lo ha adelantado el alcalde de Cogolludo, Jaime de Frías, que ha señalado que a casi un año de la puesta en marcha de la ordenanza --el 28 de noviembre-- solo se ha registrado una sanción esta semana por una recogida de níscalos realizada de forma irregular contraviniendo la norma, con rastrillos, arrancados del suelo.

   Además, también se han decomisado otros níscalos por su escaso tamaño siendo estas la primera o primeras sanciones desde la puesta en marcha de la normativa, que se elaboró ante la presencia masiva de forasteros que llegaban a la localidad para coger níscalos, causando, en algunos casos, importantes destrozos.

   El alcalde de Cogolludo, previsiblemente el único municipio de la región que cuenta con una normativa de estas características, ha destacado la importancia de esta ordenanza para el cuidado y mantenimiento de la limpieza de los pinares teniendo en cuenta que, según ha señalado, por esta época "venían con rastrillos y nos destrozaban los pinares".

   Igualmente, en la ordenanza se establece que el níscalo que se recoja tiene que tener un tamaño mínimo que no puede ser inferior a los 2 centímetros desde el sombrero al borde. Si bien los vecinos del pueblo están exentos de cualquier pago, también tendrán que abonar 30 euros aquellos que quieran ejercer el derecho de compra, para lo que se ha establecido también un punto concreto.

Partidarios y detractores a la medida

   De Frías se siente orgulloso de esta ordenanza pese a reconocer que, como todo, tiene afines y detractores, aunque ha admitido que no podían "permitir que toda esta gente que estaba viviendo aquí por la cara, en vez de favorecernos, generase un gasto al Consistorio", ya que tras su marcha tenían que proceder a limpiar los montes, ha precisado.

   En su opinión, la ordenanza también ha contribuido a evitar posibles accidentes ya que muchos de los que cogían setas en el pueblo luego se ponían en la carretera a venderlas y ahora sólo hay un punto de venta autorizado para ello en el que se centra la compra.

   "Las desgracias que tuvimos que padecer en el pueblo el pasado año por estas fechas, con la llegada de mucha gente de fuera a nuestros montes, que entraban con rastrillos, quitaban los níscalos a los propios, y se ponían a vender y comprar en la plaza y calles del pueblo, no se podía permitir", ha insistido el regidor.

   De Frías no sólo se siente orgulloso de su puesta en marcha sino que cree que es algo muy necesario que ya existe en otras regiones, concretamente en la provincia de Soria. "No es una ordenanza más sino una necesidad para ordenar nuestros montes y evitar que aquí viniera el que le diera la gana, cogiera lo que le diera la gana e hiciera lo que quisiera. Ahora no", ha puntualizado De Frías.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios