www.diariocritico.com
Noviembre de 2013 y todos trabajando en Geacam

Noviembre de 2013 y todos trabajando en Geacam

domingo 10 de noviembre de 2013, 14:16h

Han pasado ya diez días del mes de noviembre de 2013 y todos los trabajadores de Geacam siguen en sus puestos de trabajo.

Así se lo habíamos asegurado a los trabajadores en las asambleas que hemos celebrado a lo largo de los últimos meses. 'En noviembre vais a seguir trabajando'. Algunos no nos creían, engañados por las amenazas de la empresa transmitidas por los coordinadores y encargados, y también por supuestos sindicalistas, políticos del PP, y otras malas hierbas que crecen en el monte y en los despachos. Otros muchos sí han confiado en CCOO. Y los hechos, una vez más, nos avalan.

Seguro que los que toman las decisiones, cuando lean esto, se soliviantarán. Y probablemente, se ofuscarán, como les viene ocurriendo desde que el TSJ-CLM anuló sus ERE fraudulentos. Como se ha soliviantado y ofuscado el presidente de Valencia, que ha respondido a la anulación judicial del ERE en RTVVA anunciando el cierre de Canal 9. Como si las leyes y los derechos no existieran.

También de sus correligionarios de aquí podemos esperar cualquier cosa. Pero no nos asustan. Llevamos escuchando amenazas mucho tiempo, ya casi dos años. Y hagan lo que hagan, CCOO va a seguir defendiendo con la misma firmeza la empresa pública Geacam.

En los últimos meses, soliviantados y ofuscados, han puesto en marcha dos procesos de presión a los trabajadores de Geacam para que "voluntariamente" aceptaran la novación de sus contratos, renunciado a su condición de fijos para pasar a ser 'fijos-discontinuos'.

Han tenido que hacer dos procesos porque los engaños, presiones y amenazas del primero de ellos se les quedaron cortos. Y en el segundo, intensificando las coacciones y los chantajes, han vuelto a fracasar. Porque todavía muchos trabajadores se resisten. Resisten para conservar los derechos que tanto les costó conquistar. Y CCOO, actor principal de este proceso junto a los trabajadores, respaldará siempre esta lucha.

A última hora del último día laborable del pasado mes de octubre, Geacam anunció en nota de prensa que el 73,3% de los trabajadores había aceptado 'voluntariamente' pasar a fijos-discontinuos.

Dos meses antes, en agosto, también airearon datos parecidos, que luego rebajaron al 53,3%. Por eso, el 25 de septiembre, ante el Consejo de Administración de la empresa pública, su presidenta y consejera de Agricultura, María Luisa Soriano aceptó que había fracasado; que para su objetivo necesitaba un porcentaje próximo al 100%.

Lejos de repensar su estrategia, lejos de asumir que hay fórmulas para afrontar de forma coyuntural los problemas coyunturales que sufre Geacam a consecuencia de la crisis, la consejera y la dirección de Geacam abrieron un nuevo proceso de intimidación a los trabajadores.

Según dicen, han conseguido nuevas firmas "voluntarias". No dicen que también hay trabajadores que firmaron la aceptación de su novación en agosto; pero que en el último mes han rectificado y anulado aquella decisión.

En todo caso, de ser ciertas las cifras que Geacam dió a la prensa -lo que tendrán que respaldar documentalmente: en nota de prensa pueden decir cualquier cosa, pero no pueden novar a ningún trabajador que no haya firmado voluntariamente- siguen muy lejos de ese 'casi 100%' que la propia consejera se marcó como imprescindible.

Sin embargo, han comenzado a comunicar la inminente finalización de su contrato fijo a los que han aceptado la novación. No sabemos si incluirán o no a los que han renunciado a lo que firmaron en agosto; que pese a las trabas que les ha puesto el gerente han sido muchos, tal vez más de los que en octubre han sucumbido a la nueva campaña de amenazas y presiones.

Por cierto: tal vez deberían pensar en no incluir tampoco a estos últimos, los firmantes de octubre; no vayan a llevarse nuevos reveses judiciales. Que no todo vale. En su día, no valieron las simulaciones y los diferidos. ¿Van a valer ahora otras simulaciones y alteraciones de fechas?

Y respecto a los que quieren seguir siendo fijos a tiempo completo, ojo con su futuro. A  ver si esas amenazas -que según la empresa no existen- pretenden hacerlas realidad mediante algún mecanismo fraudulento. Los Tribunales tienen memoria de los acontecimientos recientes y de sus causas.

Como ya dije como representante de CCOO en el Consejo de Administración del 25 de septiembre, lo que tendría que hacer Geacam es reconocer su nuevo fracaso y pararse a pensar. No tienen ni de lejos "cerca del 100%" de aceptaciones de novación de contratos; así que lo suyo es que dejen de avanzar por caminos cenagosos, perdiendo tiempo y malgastando dinero público.

Ese dinero que la consejera asegura no tener, razón en la que Geacam justifica todas sus pretensiones y todas sus maquinaciones.

Ya el TSJCLM dijo en la Sentencia del pasado mes de abril que no había razones económicas para justificar los ERE. Pero es que la propia actuación de Geacam contradice esa presunta carencia de dinero.

Así, en su última oferta a los trabajadores para que acepten la novación de sus contratos, Geacam se compromete a pagarles unas cuantías económicas durante sus periodos de inactividad si el servicio Público de Empleo no les reconoce derecho a percibir prestaciones. Así pues, resulta que Geacam no tiene dinero para pagar a su plantilla por ir a trabajar, pero sí lo tiene para pagar a los trabajadores que se queden en su casa.

Más aún: Geacam ha proyectado y presupuestado ahora inversiones para construir más de 30 nuevas torres de vigilancia en la región. Es decir, que la empresa sí tiene dinero para construir torres, pero no tiene dinero para pagar a los trabajadores que tendrían que subirse a ellas para otear nuestros montes.

Aunque no hay dinero, según Soriano, también hay partidas para otros gastos, por ejemplo para los servicios jurídicos del prestigioso bufete de abogados Sagardoy, contrato del que solo sabemos que se le adjudicó el pasado año por 29.000 euros.

No se soliviante, señora Soriano, por leer estas cosas. Y tampoco se ofusque. Párese a pensar. Que hasta su jefa Cospedal aseguró ya hace unos meses, en el debate del estado de la región, que estamos en el inicio de la recuperación. Busque, busquemos y acordemos las medidas coyunturales idóneas para superar las dificultades puntuales de Geacam. Que si echa usted cuentas, llevamos dos años de despilfarros; justo los dos peores años de la crisis. Pagando cuatro meses a 2.000 personas por no ir trabajar; y pagando salarios, viajes y dietas a otras cuantas por recorrer los tajos amenazando y coaccionando. Pagando abogados por urdir fraudes legales. Etcétera, etcétera. 

***José Sánchez de los Silos

Secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO CLM

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios