www.diariocritico.com
Viejos y jubilados: el porvenir de España

Viejos y jubilados: el porvenir de España

miércoles 04 de diciembre de 2013, 12:33h
        El Gobierno, forzado de nuevo a acudir al Fondo de Reserva para pagar las pensiones. El Ejecutivo que preside Mariano Rajoy ha dispuesto de otros 5.000 millones de euros para abonar los dos pagos de diciembre que por cierto recibí puntualmente. Las pensiones son una carga para el Gobierno. Muestra de ello, para hacer frente a la mensualidad y la extra de diciembre, el Ejecutivo ha tenido que recurrir, de nuevo, al Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Ha dispuesto de otros 5.000 millones de euros, según ha informado el Ministerio de Empleo que dirige Fátima Báñez. Además, el próximo 20 de diciembre, la Administración cogerá de la hucha de las pensiones, otros 428 millones de euros para liquidar el IRPF de estas prestaciones, que ascenderá a 1.000 millones de euros. Tras sacar estas cantidades, el Fondo de Reserva estará dotado de 53.743,98 millones. Entre 2012 y 2013, el Gobierno ha cogido de la hucha 18.681 millones de euros. Si a este montante se le suman otros 4.980 millones de recursos propios, procedentes del Fondo de prevención y rehabilitación de las mutuas, en dos años se habría dispuesto de 23.631 millones de euros. Es decir que pronto no quedará nada, ya que la sangría incesante de empleo, combinada con el aumento constante de pensionistas ha llevado a la Seguridad Social a cerrar 2012 con el déficit más abultado de su historia. En total, los números rojos se elevaron a 10.131 millones de euros, un 0,96% del PIB, según los datos que facilitó  el Ministerio de Empleo. Solo en 1996 hubo un dato similar (0,9%), aunque entonces las cotizaciones también se hacían cargo del grueso del gasto sanitario, algo que ahora no sucede.

            Cuando se habla de contabilidad nacional, la Seguridad Social está compuesta por tres patas: el sistema de pensiones, el seguro de desempleo y el Fondo de Garantía Salarial. Las tres cerraron el año con más gastos que ingresos. En el primer caso el déficit llegó al 0,85%; en el segundo, el 0,02%; y el Fogasa, el 0,09%. La foto final de 2012 empeora considerablemente la de 2011, cuando el déficit quedó en el 0,1%.

          Para ello, se recomienda disminuir el gasto público, disminuyendo funcionarios, y de hecho, las administraciones públicas cuentan en la actualidad con 2.547.720 empleados públicos, un 3,4% menos que en 2012 y un 5,3% inferior a la de dos años, según datos hechos públicos, por el Ministerio de Hacienda. El mayor descenso se ha registrado en las entidades locales, que han pasado de 646.627 empleados en 2011 a 549.010 en 2013, es decir un descenso del 15,1%. Según estos datos, procedentes del Boletín Estadístico, del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, las comunidades autónomas también han registrado una bajada, esta vez del 4,9%. De hecho, las autonomías, que contabilizaban 1.347.835 empleados hace dos años, cuentan actualmente con 1.281.373, en total una disminución de 66.462 trabajadores. El menor descenso ha correspondido a la Administración estatal, que ha pasado de tener 592.531 empleados en 2011 a 567.263 este año, lo que ha supuesto un descenso del 4,3%. La pregunta del millón ¿cuántos de ellos se han trasvasado al paro o la jubilación? Deben ser la mayoría, pues no ha disminuido, más que mínimamente el paro, es decir, que los han pasado de un lado a otro, pero sigue pagando el Estado, con lo que el déficit crecerá exponencialmente, a medida que esto vaya ocurriendo, a no ser que se mueran.
      Pero según la nota de prensa de la Fundación Renacimiento Demográfico:  Hechos más relevantes, derivados de la proyección de la población de España a corto plazo publicada por  el INE el 22-11-2013 Principales conclusiones de las proyecciones del INE :

 Entre 2013 y 2024, España perderá 2,6 millones de personas (un 6% de la población). Todas las provincias perderán población menos Almería, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Sevilla, Ceuta y Melilla. Los nacimientos se reducirán en un 25%, pasando de 456.000 en 2013 a menos de 340.000 en 2023, cifra inferior a la de los niños que nacían a mediados-finales del siglo XVIII en una España con una población inferior en un 75% - 80% a la actual. Desde 2017 habrá menos nacimientos que muertes, algo que ya pasa entre los españoles autóctonos. Este saldo negativo crecerá a ritmo acelerado en años subsiguientes. En 2023, las personas por debajo de 65 años serán 4,1 millones menos que en 2013 (-11%). El número de personas con 65 años o más crecerá en 1.5 millones (+ 18%). De 2013 a 2023, perderemos 2,3 millones de personas en edad laboral, merma que habría sido de 3,3 millones sin el retraso en la edad de jubilación de 65 a 67 años. Y las personas de 25 a 45 años, franja vital para la producción y el consumo, serán 4,4 millones menos (-29%).

El envejecimiento de la sociedad llegará a cotas tremendas: la edad promedio de la población pasará de 42 años en 2013 a 45 años en 2023. En 22 provincias será de 47 años o más. El porcentaje de población con 65 años o más pasará del 17,7% (2013) al 22,0% (2023), siendo en un tercio de las provincias del 25% o superior.

    Finalmente: Las proyecciones de población del INE anticipan una evolución demográfica muy preocupante, al combinarse la salida neta, de muchas personas hacia el exterior y un número de fallecimientos, que tiende a superar al de nacimientos.

 Es difícil, predecir con exactitud la cuantía de los flujos migratorios futuros desde y hacia España, una vez que superemos la crisis económica. Pero la bajísima tasa de natalidad de España nos aboca, con toda certeza, a un panorama demográfico decadente, similar el previsto, con más muertes que nacimientos, y una sociedad más y más envejecida.

   Por ello, urge que las autoridades, y la sociedad española en su conjunto, sean conscientes de que el problema demográfico es uno de los mayores desafíos que debemos afrontar, y de que sin más nacimientos, nos espera un inexorable declive demográfico, con graves implicaciones económicas, políticas y sociales.Para estudiar este tremendo problema, y sensibilizar sobre el mismo a la población y las autoridades españolas, a mediados de 2013, se ha creado la Fundación Renacimiento Demográfico (www.renacimientodemografico.org).

     ¡Menudos datos!. Si la población jubilada crece en 2023 un millón y medio de personas, y se reduce la población laboral en 2.3 millones ¿Con qué se va a pagar la pensión? son solo 10 años. Si se sigue sacando dinero, al ritmo actual, unos 9.000 millones, al año la duración de la Reserva, será de unos 5 o 6 años, pero además incide también la aceleración previsible de la jubilación a pesar del retraso de 2 años. En fin que el colchón se reduce a unos 3 o 4 años, para que sobrevenga la catástrofe, combinada con el hecho de que ya se ha prestado este dinero al Estado, que no para de endeudarse  y que por ello nos lleva al abismo. Solo un milagro, creando 3 o 4 millones de puestos de trabajo privados, nos aliviaría algo, aunque no sería solución a tan sombrío panorama.


BERNARDO RABASSA ASENJO
PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES. COMMODORE OF IBERIA OF IYFR. MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812
PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013 DE FORO EUROPA 2001.


 

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.