www.diariocritico.com
Bases para una reforma fiscal en España

Bases para una reforma fiscal en España

miércoles 11 de diciembre de 2013, 13:24h

La necesaria consolidación fiscal en la que está inmersa la economía española y la necesidad de obtener recursos  financieros y tributarios de manera urgente e inmediata ha provocado la proliferación de un conjunto de decisiones de las autoridades fiscales en matería tributaria que ha provocado cierta perplejidad sobre la estructura y funcionamiento del sistema fiscal español a medio y largo plazo, desdibujando los objetivos de una política tributaria que siente la bases de un crecimiento económico estable y sostenible a largo plazo y, sobre todo, generador de empleo como elemento de cohesión y vertebración social. 

En estos momentos,  con una Comisión Oficial constituida para analizar las necesidades fundamentales de nuestro sistema fiscal, creemos en la idoneidad de repensar los elementos centrales de nuestro sistema fiscal ya que lo urgente no puede ni debe impedir analizar lo fundamental: ¿Qué sistema fiscal queremos? ¿Qué características debe tener? , y cómo actuar en un proceso de reforma gradual, que sin cambios radicales, permita dar señales claras de cuál es el modelo tributario hacia el que nos encaminamos, aunque coyunturalmente puede haber alguna desviación por razones recaudatorias.

La experiencia reciente confirma que existe un amplio margen para mejorar nuestro sistema fiscal en línea con las mejores prácticas tributarias de nuestros socios de la OCDE, pero, para ello, es necesaria una revisión global que tome en consideración la lógica  de los diferentes impuestos y de todos los níveles de gobierno ya que hablamos de un sistema con sus interacciones y mutuas interferencias.  No todos los impuestos sirven para todo y pueden ser aplicados en todos los niveles del gobierno, por lo que resulta obligado valorar en conjunto el sistema y teniendo en cuenta también el efecto de la otra componente presupuestaria como es el gasto público. 

En cualquier caso, la implementación de una reforma tributaria como reforma estructural necesaria debe hacerse de forma gradual dando señales claras de cúal es el horizonte final.  Recomiendo fervientemente el reciente libro del profesor Albi Ibañez titulado Reforma Fiscal y publicado en Civitas, donde se recogen con rigor científico y enfoque didáctico los principios y bases para una reforma fiscal en España de profundo calado.

Como principios fundamentales abogamos por un sistema más eficiente y menos distorsionador, que  no introduzca distorsiones fundamentales en los comportamientos económicos estratégicos de los agentes económicos:  oferta de trabajo, ahorro, inversión ,asunción de riesgos financieros y empresariales, evasión fiscal, etc.  Todo ello compatible con un sistema más justo y equitativo, tanto a nivel de equidad horizontal como vertical. Es decir, que permite un tratamiento fiscal similar a los contribuyentes para un mismo nivel de renta y patrimonio, pero que, al mismo tiempo,  permita un nivel adecuado de progresividad como garantía de cierta equidad vertical, cuestión está necesaria por mandato constitucional. Sin olvidar que las cuestiones redistributivas no tienen porque pivotar especialmente sobre el sistema fiscal ya que parece más conveniente que sean las políticas públicas de gasto por razones de eficiencia y acción directa sobre los ciudadanos. 

El sistema fiscal debe recaudar de la forma más eficiente para canalizar recursos suficientes hacia políticas públicas de alto contenido social, en su caso, y en función de las prioridades del gobierno correspondiente. Un tercer elemento estructural se refiere a la sencillez y simplicidad del sistema tanto para el contribuyente como para la Administración Tributaria, en el sentido de minimizar los costes de cumplimiento y de gestión del sistema en su conjunto. 

En todo caso, el sistema fiscal debe evolucionar adaptándose a la realidad institucional y a las necesidades macroeconómicas de la sociedad española ya que el sistema fiscal es uno de los estabilizadores económicos de los  que dispone el gestor de la política económica en momentos en que se comienza a ver la luz al final del túnel.

****Juan José Rubio Guerrero

Catedrático de Hacienda Pública. UCLM

Exdirector del Instituto de Estudios Fiscales

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios