www.diariocritico.com

Crítica de la película

'12 años de esclavitud': Una película necesaria

'12 años de esclavitud': Una película necesaria

>> Lea todas las críticas de cine

jueves 12 de diciembre de 2013, 19:59h
Una de las películas del año, lo tiene todo para arrasar en los Premios, su academicismo a la hora de contar visualmente la historia no le lleva a dar concesiones de cara a la galería, aquí no hay falsos heroísmos, ni maquillaje de la verdad. El calvario por el que pasa el protagonista es uno de pura supervivencia, en el que tendrá que olvidarse muchas veces de eso tan relativo que es la honra o el honor para sobrevivir en un verdadero infierno, eso sí, sin perder un ápice de dignidad.
Es un argumento un poco kafkiano, un día eres un respetable músico y al siguiente te levantas sin ser más que un animal al que se puede pisotear, cuando se quiere. Una pesadilla dantesca bellamente rodada por un Steve McQueen que derrocha clase y estilo a la hora de rodar. La película se basa en la vida real de Solomon Northup, un hombre que fue secuestrado y vendido como esclavo y no logró recuperar la libertad hasta pasados 12 años.

El director de 'Shame' borda una historia que se aleja de cosas tan almibaradas como 'Criadas y señoras', tampoco hay posibilidad de venganzas 'pulp' como en 'Malditos bastardos', aquí los latigazos restallan tanto en la carne como en el alma. Si no alcanza la perfección puede que se deba a los pocos riesgos que toma a la hora de contarla, pero puede que McQueen haya decidido que lo que se cuenta es tan importante como para no restarle foco con ejercicios de estilo.

Hay varias escenas destacables, una de ellas es ese momento en el que a Northup le atan a un árbol para colgarle, en el último momento se le salva la vida pero queda allí atado, teniendo que ponerse de puntillas para no ahogarse. McQueen aguanta el plano durante bastante tiempo para que comprobemos como la vida continúa en la plantación, los niños siguen jugando a su alrededor y las Escarlatas O´Hara mirando al infinito. Es un momento en el que se comprueba lo habitual de estos linchamientos, recordando a la canción que escribiría Billie Holiday 80 años después, 'Strange fruit': "Los árboles del sur tienen un extraño fruto, sangre en las hojas y sangre en la raíz, cuerpos negros balanceándose con la brisa del verano...".

La película termina con un ambiguo "No tienes nada que perdonar" que creo resonará en la conciencia de la mayoría de norteamericanos. Y es que dentro de un país que se autodenomina "el país de la libertad", la esclavitud sigue siendo un gran problema de conciencia. La película es tan potente que hará que se mire 'Lo que el viento se llevó' de otra forma. Ha tenido que ser un británico el que haga la película definitiva sobre la esclavitud en EEUU, una película que más allá de sus muchas virtudes artísticas, perfecta fotografía o excelentes interpretaciones, era una película necesaria.

Lea también:

- 'El hobbit: La desolación de Smaug': El Señor de los Anillos V
- 'Carrie': Un baño de sangre innecesario
- 'De tal padre, tal hijo': La paternidad según Kore-eda
- 'Una familia de Tokio': Un 'remake' con alma propia
- 'Blue Jasmine': La crisis económica y de valores según Woody Allen
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.