www.diariocritico.com
Historia de una escalera

Historia de una escalera

martes 24 de diciembre de 2013, 12:45h
El día de Nochebuena, parece el más adecuado, para tratar el tema de la ambición personal, el ascenso en la escalera de la vida, y el descenso, que trae consigo la jubilación, asociadas a la trayectoria vital, de alguien como yo nacido en 1941, en plena posguerra, y todavía con ánimos para seguir luchando por una trayectoria vitalista, de la que me auguran todavía más de una década, por la actual esperanza de vida en España.

Hablo de una escalera, porque fui muy amigo de Antonio Buero Vallejo, en los tardíos años 68 a 70, cuando yo y mi esposa, todavía muy jóvenes teníamos unas cenas conjuntas, en casa de Alfonso Alvarez Villar catedrático de Psicología, en Torres Blancas (más bien grises), con la participación de la mujer de Antonio, Victoria, el pediatra Garrido Lestache y Luis Gonzalez Seara y su primera mujer, él, a la sazón director del Instituto de la opinión pública, en el que yo trabajaba además de la Facultad de Psicologia. Lo importante era lo que veíamos en Antonio Buero, represaliado del Franquismo y autor de la Historia de una Escalera, obra de teatro que nos apresuramos a ver y con la que en 1949 había obtenido el premio Lope de Vega, obra donde se analiza la sociedad española con todas sus injusticias, mentiras y violencias.

La frustración, el desasosiego, la impotencia de una clase trabajadora que no logra salir adelante aunque haga todos los esfuerzos para ello. Aunque también encontramos personajes y sobre todo la escalera que encarnan la demagogia y la inmovilidad del sistema, el decir que se va a hacer todo por avanzar pero quedarse en el mismo punto de partida, sin dar ninguna salida a la gran mayoría de la población. En la escalera del edificio encontramos, así como en la sociedad de posguerra, una mayor parte de personas que viven sin ninguna proyección hacia el futuro debido a la imposibilidad económica, y una familia minoritaria que encarna esa mínima parte de la sociedad que tiene los medios para progresar. La obra ocurre a lo largo de treinta años y podríamos pensar que es la misma época de posguerra en la que escribe esta historia el autor tras salir de la cárcel en 1946, es una época en que España se encuentra devastada tras la Guerra Civil y el principio de Autarquía económica que impone Franco, así vemos que la mayoría de los protagonistas tienen dificultades económicas y una minoría logra continuar con una vida más holgada.

El tiempo transcurre, con grandes saltos hacia delante, hacia el futuro, hay una diferencia de 10 años en el segundo acto y 20 años más en el tercero. ¿Cómo no me iba a sentir identificado, con la historia?, tanto entonces como hoy, pues en el fondo era un emigrante intelectual, huido del provincianismo mallorquín y de la falta de oportunidades, excepto en el turismo, con la intención de luchar por subir esa escalera, no solo económica sino social, cultural e intelectual. Hoy cuando vuelvo la vista atrás, y contemplo, la enorme cantidad de cosas que he hecho en la vida y cuando empiezo a preocuparme por la decadencia, es cuando me doy cuenta de que debo exigirme todavía más para no descender peldaño a peldaño, la satisfacción de lo alcanzado.Naturalmente, no me refiero a lo económico, pues es evidente que ya no soy ni empresario ni inversor, pero si en la posibilidad de hacerlo en una distinta rama del saber como es la literatura. No me refiero a los libros, pues he escrito a cientos, ni a los artículos que han sido miles, sino a la ficción que es el escalón que me falta, para subir la escalera.

Sería simplemente egoísta, no preocuparme más que por mí mismo, pero me preocupa que en la escalera de la vida, mi país España, haya ascendido con mucha fortuna, hasta 2007 y que desde entonces los peldaños se hayan vuelto del revés, y hayamos iniciado un descenso hacia el abismo, del que vamos trampeando, a través de la deuda, y de la exacción expropiatoria de impuestos crecientes.

Probablemente los treinta años de Buero, ya que la necesidad aprieta, fueron el boomerang que nos relanzó al futuro. Primero fue el plan de estabilización, también llamado de desarrollo, que liberalizando las estructuras económicas, permitió la llegada de capitales extranjeros y del turismo, hasta nuestro ingreso en la comunidad europea en 1985, que nos regalo el plan Marshall, del que carecimos en la post guerra mundial, y que ha aportado gratis, más de cien mil millones de euros. La pregunta es si además de esforzarnos como pueblo, ¿no habremos derrochado los recursos que hemos utilizado?.

Habría que ver como vamos descendido en PIB, sistemáticamente desde 2008. España ha acumulado décadas de desarrollo apenas interrumpido, multiplicando su capacidad de producir riqueza y (con matices) nuestro bienestar material. Esa capacidad acumulada, nos sirve de amortiguador frente a la crisis, porque sufrir una contracción del diez por ciento no tienen el mismo efecto sobre el bienestar en una economía de 20.000 dólares/capita que en una de 3.000 dólares/capita. Como ejemplo el PIB se contrajo un 0,7% en el cuarto trimestre de 2012 y cae un 1,4% tras cerrar el año con el peor trimestre desde 2009. España enfrente la peor recesión desde la postguerra, y que nuestra economía vaya a retrotraerse cinco o diez años, quizás incluso más. Un retroceso que está teniendo consecuencias graves y que hay que combatir, pero sin olvidar que, aunque retrocediese al nivel de 2002, nuestro PIB será aún superior al que tuvimos en cualquier momento anterior de nuestra historia. También el endeudamiento que es de cerca de 4 veces el PIB (incluyendo el privado) y que después de destruir casi millón, y medio de empresas, y seis millones de empleos, hace casi imposible su devolución. Solo entre 2008 y 2011 desaparecieron 616 mil empresarios, escaldados con los pagos de indemnizaciones, y la pérdida aunque fuera parcial, de sus patrimonios, también ocurren paradojas, como es el hecho de que el número de millonarios con fortunas superiores al millón de dólares creció un 13% en 2012. La Verdad, es que estamos nadando, en medio de un mar de dinero, pero que no es exactamente nuestro, pero está aquí, con lo que la pobreza se extiende en aquellas capas de población, que no ahorraron, que están en el paro, y que durante bastante tiempo creyeron que esto era Jauja, y que no siendo previsores, gastaron sus indemnizaciones y el paro, que parecía que nunca se fuera a acabar( mucha culpa es de los sindicatos y de la legislación laboral, que hacia preferir el cierre de las empresas, a su mantenimiento con menos salario o indemnización,. Ahora ya no tiene remedio, las empresas han muerto), o no pudiendo serlo, ahora se ven abocados a la mendicidad, el salario de emergencia o los comedores sociales. Por el contrario otros sectores, especialmente clases medias y altas, mantienen o incluso mejoran, aunque en ellas se ceba Hacienda, ya no solo cobrando impuestos más altos, IBI, IVA, IRPF, sino con una campaña, por ejemplo de denegar derechos a desgravaciones por perdidas patrimoniales, a las declaraciones de 2010-11 y 12, con pretextos legales, a los que hay que recurrir ante los tribunales o pagando o avalando la deuda, lo que es una autentica exacción y un abuso.

Todo ello sin haberle visto la cara a un inspector, y no aceptando ningún tipo de alegaciones. Hay que añadir a ello, también como ejemplo, que después de haber ganado un pleito al ayuntamiento de Madrid, este me ha devuelto el aval previo, pero no el dinero que pagué, por el año siguiente, y encima me sigue pasando recibos por esa tasa, como si no hubiera ganado el pleito. ESTADO LEVIATAN, DEVORADOR DE AHORRADORES. Encima, se queda con dinero de la Lotería. MENUDO TIMO. Alegría aparente y cava, pura demagogia,! le ha tocado a sectores deprimidos o en paro, Leganés, Mondragón, Canarias etc.!Hemos llegado, a un tramo menos de escalera.



*BERNARDO RABASSA ASENJO
PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES. COMMODORE OF IBERIA OF IYFR. MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812
PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013 DE FORO EUROPA 2001

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.