www.diariocritico.com

El proyecto español saldría descalabrado en un debate europeo

La 'gallardonada' sobre el aborto provoca grietas en el PP

La 'gallardonada' sobre el aborto provoca grietas en el PP

jueves 26 de diciembre de 2013, 20:01h
El proyecto de reforma de la legislación sobre el aborto que elaboró el Ministerio de Justicia, al frente del cual está Alberto Ruiz Gallardón, está provocando serias grietas en el seno del propio Partido Popular, donde no todos ven con buenos ojos que se haya abierto ahora "un frente innecesario", que nadie reclamaba.
"Un mal cálculo electoral; para ganar unos cuantos votos de la derecha más a la derecha, se van a perder unos cuantos cientos de miles de mujeres que se sienten airadas con nosotros", reconoció a este periódico un relevante miembro de este partido. Pero no se trata solamente de las tomas de posición de gentes como el dirigente vasco Iñaki Ormazábal o la delegada del Gobierno en Madrid Cristina Cifuentes o de la vicepresidenta del Congreso Celia Villalobos: son varios los eurodiputados 'populares' que piensan que la batalla de la nueva ley sobre la regulación del embarazo se perderá estrepitosamente en cuanto los socialistas la lleven a instancias europeas, cosa que la 'número dos' del PSOE, Elena Valenciano, ya ha anunciado que hará.

La 'gallardonada' tampoco cuenta con unanimidad de planteamientos dentro del propio Gobierno, en el que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría pasa por ser mucho más aperturista de lo que actualmente parece serlo el titular de Justicia en este terreno. Y lo mismo podría decirse de la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, que podría ser uno de los símbolos del ala 'aconfesional' de un partido que, sin embargo, se muestra muy aquiescente ante demandas ni siquiera formalmente planteadas por la Iglesia.
 
Así, la reforma no ha gustado ni a los sectores 'laicos' del PP -si se analiza el elenco ministerial, parece que son mayoría los 'no confesionales'-ni a los más acérrimos defensores pro-vida, que reclaman la supresión del aborto pura y dura. Con ello, parece dudoso que Gallardón, que reclama que está cumpliendo el programa electoral, vaya a ver   logrado su objetivo de ganarse a los sectores más conservadores de lo que podría ser el electorado del PP. Para colmo, el proyecto gubernamental está cosechando críticas no solamente entre los socialistas franceses en el Gobierno, sino también dentro del propio Partido Popular Europeo, donde se considera que todo movimiento que provoque escándalo, aunque sea solamente en un país, es malo para las pretensiones del grupo conservador del Parlamento de Estrasburgo ante las cada vez más cercanas elecciones europeas.
 
En todo caso, parece claro que el Gobierno de Mariano Rajoy está lanzado a una campaña para recuperar votos en los sectores más a la derecha. El proyecto de ley de Seguridad, alumbrado por el titular de Interior, Jorge Fernández Díaz, podría ser otro ejemplo. Lo mismo que los reverdecidos planes para mantener a Jaime Mayor Oreja como 'número uno' de la candidatura del PP a las elecciones europeas -el nombre, en todo caso, se anunciará a comienzos de enero--, o los intentos, que tan poco gustaban inicialmente a Rajoy, de convencer a Esperanza Aguirre para que sea candidata a la alcaldía de Madrid.


Lea también:
- El PSOE se apresta a dar una dura "batalla" en España y en Europa para frenar la ley del aborto de Rajoy
- Cifuentes se aleja de la línea oficial del PP sobre el aborto: está más a favor de una ley de plazos
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios