www.diariocritico.com
Prima de riesgo: antecedentes y consecuencias de una situación 'broteverdista'

Prima de riesgo: antecedentes y consecuencias de una situación 'broteverdista'

jueves 09 de enero de 2014, 11:25h
Lejos queda el temor de los mercados ante la posibilidad de que España no sea capaz de salir adelante sin ayuda de Bruselas, lo que  provocó que la prima de riesgo se situase entorno a los 640 puntos. Era el verano de 2012.Tras año y media de esfuerzos sociales y reformas económicas, la prima de riesgo consigue estar en niveles pre-crisis. Este jueves se sitúa en unos muy cómodos 180 puntos. Los analistas creen que no podemos lanzar las campanas al vuelo.
La prima de riesgo de España se situaba este jueves a 190 puntos básicos, diez menos que al cierre de la sesión anterior y su nivel más bajo desde abril de 2011, después de que el rendimiento del bono español a diez años haya caído a su nivel más bajo desde diciembre de 2009.

Pero su situación no siempre ha sido tan 'cómoda'. Nos tenemos que remontar  retroceder a los tiempos de la peseta para ver una prima de riesgo tan desbocada. La última vez que el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán superó los 450 puntos básicos fue en noviembre de 1995, hace 16 años. En aquella época, España venía de una crisis económica y una devaluación de la peseta que desembocaría en el triunfo del PP de José María Aznar en 1996. ¿Una situación similar a la actual, con la perspectiva de un nuevo Gobierno popular en el horizonte? En noviembre de 1995 la tendencia de la prima de riesgo ya era bajista, al contrario que en la actualidad, en la que está tocando sus cotas más elevadas.

En marzo de 1995, el riesgo país había llegado hasta los 538 puntos básicos para descender de manera continuada hasta comienzos de 1997, cuando, con la situación económica encauzada, la prima se situaría alrededor de los 30 puntos básicos.

La comparación con 1995 es relativa ya que el tipo, tanto de los bonos españoles como alemanes, era mucho más elevada. En noviembre de 1995, cuando la prima de riesgo era la misma que en la actualidad, el bono español a diez años rentaba cerca del 11%. En marzo había llegado a superar el 12,5%.

Los tipos actuales tienen su correspondencia con 1997, la última vez que el bono español se situó por encima del 6% antes de la crisis actual. La paulatina mejoría de las finanzas públicas llegó a situarlo por debajo del 4% a inicios de 1999.

Han pasado más de diez años, pero no hace tanto que los inversores veían al bono español como activo más seguro, por encima del propio bono alemán. Entre mayo y agosto de 2006, la rentabilidad del bono español fue inferior a la de su homólogo germano. Es decir, la prima de riesgo española era negativa.

Esa misma situación ya se había producido entre mayo y octubre de 2005 y a finales de 2004, cuando la prima de riesgo española alcanzó su mejor registro (-5,9 puntos básicos).

La crisis eleva la prima de riesgo

La actual crisis financiera terminó con esta situación privilegiada. Cuando estalló la crisis subprime en el verano de 2007, el diferencial con la deuda alemana rondaba los 5 puntos básicos. El agravamiento de la economía provocaría una pequeña escalada que llegaría a dispararse en septiembre de 2008, durante la quiebra de Lehman, hasta los 72 puntos básicos.

La búsqueda de activos seguros perjudicaba la cotización de la deuda española. El empeoramiento de la prima era preocupante, pero la degradación no había hecho más que empezar. En enero de 2009, la prima de riesgo supera por primera vez los 100 puntos básicos desde la entrada del euro al hilo de la primera rebaja que S&P hizo de la deuda española.

Tras llegar a caer por debajo de los 50 puntos básicos durante ese año, la prima volvió a supera los 100 entre abril y mayo de 2010, contagiada por la crisis griega. Entre junio y julio del mismo año, la situación en Portugal eleva por encima de los 200 puntos básicos el diferencial con el bund.

Tras una pausa de relax y caída, el rescate de otro periférico, Irlanda, devuelve en noviembre de 2010 la prima de riesgo española a los 200 puntos básicos, un nivel que no abandonará salvo en momentos muy puntuales de inicio de 2011. En julio supera los 300 puntos básicos y en agosto ya llega a los 400.

 A diferencia de Italia y Grecia, España ha iniciado una senda reformista desde mayo de 2010, necesaria, pero insuficiente según algunos analistas.

¿Bastarán las reformas en curso para frenar el empeoramiento de la deuda?

A día de hoy

La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se situaba este jueves por debajo de los 180 puntos básicos por primera vez desde abril de 2011 después de conocerse el resultado de la primera subasta de deuda celebrada en 2014 por el Tesoro Público.

En concreto, el diferencial entre el bono español a diez años y el 'bund' se estrechaba hasta los 179 puntos básicos, con una rentabilidad del 3,710%, tras haber iniciado la sesión en 191,30 enteros.
  
De este modo, la deuda española amplía su ventaja sobre la deuda italiana, cuya rentabilidad a diez años se situaba en el 3,855%, lo que implica una prima de riesgo respecto al bono español a diez años de unos 14 puntos básicos.
  
El Tesoro Público español ha cerrado con éxito la primera subasta del año al colocar 5.287,09 millones en bonos a 5 y 15 años, ofreciendo a los inversores tipos más bajos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.