www.diariocritico.com

También destaca Hermoso y mal los bicornes de Rincón

Detalles con cante hondo de Morante y triunfo de El Juli en el cierre de la Feria de Manizales

Detalles con cante hondo de Morante y triunfo de El Juli en el cierre de la Feria de Manizales

lunes 13 de enero de 2014, 09:50h
Decepcionante encierro de César Rincón, destacando el local Sebastián Vargas.
Lluvia de orejas en el festival nocturno, con indulto de un novillo de  Ernesto Gutiérrez y extraordinaria actuación de Pablo Hermoso de Mendoza.
El mano a mano remate de la feria, mano a mano Morante de la Puebla y el Juli, llenó los tendidos del coso de Manizales, el único lleno de la feria. El encierro de Ernesto Gutiérrez, ganadero que más lidia en esta tierra,  estuvo muy mal presentado, cornicortos, especialmente los tres primeros.  Morante de la Puebla,  tras dos faenas con poco contenido, salió a por todas en su último toro, al que lanceó con primor  pies juntos ;  las chicuelinas del quite fueron un monumento al toreo, con una media de remate de primor. Se descalzó, en un bello inicio de faena con cambio de mano, seguido de una trinchera y pases por la diestra con extraordinaria lentitud, ante un toro que embestía  con suavidad, aunque le faltaba transmisión. Toda su labor llena de lentitud, serenidad y belleza. No pudo utilizar la izquierda,  porque el toro se le fue a la querencia de toriles.

Una oreja de ley

El Juli destacó en su primero, al que cortó dos orejas. Fue el premio a una labor con ligazón, quedándose muy quieto, con su  poderío habitual. Acabó con encimismo basado en circulares. En el cuarto de la tarde destacaron las chicuelinas bajando la mano. Anduvo entregado ante un toro noble pero tardo, al que toreó con la muleta retrasada. Su técnica y dominio tuvieron el premio de una oreja. La que le negaron en el sexto,  en el que salió a revientacalderas, con un quite espectacular por lopecinas, que tuvo réplica de otro de Morante en tres lances a la verónica y media belmontina. El toro no humillaba y el Juli le dio la lidia adecuada .Tardó en despenar al animal, lo que hizo que el usía no atendiera la petición de oreja.

Es lástima que estas figuras exijan toros por debajo del nivel de categoría de la plaza. El público, como es bondadoso, se lo traga y aplaude todo, pero la Fiesta es otra cosa. El peligro que transmite un toro con trapío.

Decepción

Decepcionó el encierro de las Ventas del Espíritu Santo propiedad de César Rincón,  desigual de presentación y descastado. Sebastián Castella tuvo una actuación academicista, con el planteamiento habitual de sus faenas: pase cambiado por la espalda, y faenas presididas por la frialdad, la corrección .El fulminante volapié le valió la única oreja de la corrida. Y Manzanares se fue de vacío,  demostró la estética en su toreo, con pausas y relajado, pero la sosería y poca entidad de la res no lograron calentar al público. Además falló con la espada. Lidió al último de la tarde bajo un diluvio universal, al igual que Castella en el anterior, y bastante hizo con  sacárselo de encima.

El modesto de la terna, diestro local Sebastián Vargas se justifico en todos los tercios. Es un diestro con  oficio, que se las sabe todas, con un valor a prueba de fuego que llega al público.  Lo demostró con capote, imprimiendo variedad, arriesgando lo indecible en banderillas, como en uno junto a las tablas. Y su faena fue completa, aunque ayuna de calidad. Pero es un torero que merece todos los respetos.    

Festival

El viernes por la noche se celebró el tradicional festival nocturno en honor a la Virgen de la Macarena,  cuya figura- estatua pasean los toreros por el ruedo. Los novillos de Ernesto Gutiérrez sirvieron en líneas generales, especialmente un extraordinario sexto, al que exprimió y anduvo fenomenal el diestro local Santiago Naranjo, en su primer festejo esta temporada. Le armó un auténtico lío, con excelentes maneras y ligazón en toda la faena.  Se le indultó al toro, por tanto rabo simbólico,  y esperemos que le sirva al manizaleño.

Hermoso de Mendoza tuvo un actuación para la historia, paró al toro de salida de forma extraordinaria, con el toro entero y aguantando sus acometidas. Demostró su alta doma, dominio de los caballos, sobre todo con la espectacularidad de Disparate, un caballo que puede con todos los toros, realizó inverosímiles quiebros , piruetas .Pisó terrenos inverosímiles, y no le fue a la zaga el caballo  Viriato. Lamentablemente, falló con el rejón de muerte.

Abrió terna Pepe  Manrique, que se justifico ante un novillo encastado. Morante rindió monumento a la verónica, y compuso una faena de muleta con el sello de la lentitud en los pases, imprimiendo  temple y sentimiento. Disfrutó toreando. El Juli impuso de nuevo su poderío, ante un toro con picante, al que logró someter, técnico e inteligente aunque al final, cuando se decantó por las cercanías y el encimismo,  recibió un espectacular volteretón sin consecuencias Oreja de premio.

Castella  salió con  su clásico atuendo luciendo americana, en ese tipo de festivales americanos. Practicó un toreo reposado, exprimiendo la embestida de un toro que fue perdiendo fuelle, en una más de sus conocidas faenas, premiada con dos orejas. Manzanares destacó con el capote en unas bellas tafalleras .Le correspondió un toro a contraestilo, ante el que anduvo acelerado, pero muy motivado y valiente. No estuvo relajado y a gusto, más bien a contraestilo, y mató recibiendo y en lo alto. Otra oreja. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios