www.diariocritico.com
Cambio de estrategia

Cambio de estrategia

martes 21 de enero de 2014, 13:15h

Un cambio de estrategia, como tal, puede ir encaminado por distintos cauces e incluso ser visto desde distintas perspectivas. Pero lo más común, como es en el reciente caso de Gamonal, es que un mismo asunto que llevaba un rumbo muy definido tome un giro de 180 grados, o lo que es lo mismo, donde dije digo ahora digo Diego. Por supuesto, siempre que sea para bien, la humildad de tomar una decisión contraria a la inicial siempre es algo digno de mención.

Sin embargo, no siempre un cambio de estrategia conlleva el que una decisión cambie radicalmente la inicialmente adoptada, es más, sino que apunta a conseguir el mismo propósito pero dándole unos matices diferentes para que parezca que en definitiva si que ha existido dicho cambio.

En un país, como es España, donde los simulacros en diferido empiezan a estar a la orden del día, no es de extrañar que los mismos que instauran esta manera de llevar el engaño a lo cómico, intenten rizar aun más el rizo y, en definitiva, tratar a los ciudadanos como lo que no son..."imbéciles".

Un ejemplo de todo esto, sin duda alguna rocambolesco y que califica directamente a los que cogen el camino de la indecencia, nos lo encontramos en la Comunidad Autónoma valenciana. Donde su consejera de Asuntos Sociales del Partido Popular, Asunción Sánchez Zaplana "en un claro cambio de estrategia que conlleva el engaño a los ciudadanos", nos quiere hacer ver que el copago, al cual están sometiendo a las personas en situación de dependencia de dicha Comunidad Autónoma, es como poco una bendición divina. Hasta tal punto, que en dicho simulacro cambian la palabra copago por la de "participación".

El término participación, al menos en el terreno financiero, es una forma de inversión mediante la que se participa en los beneficios de una empresa aunque no se posean acciones, es decir, no se participa en el capital. Si llevamos esta definición al caso que aquí nos lleva, podríamos decir que estas personas en situación de dependencia, al igual que el resto de ciudadanos de este país, invertimos a través de nuestros impuestos para recoger unos beneficios que tienen nombre y apellidos: "servicios públicos de calidad en sanidad, educación, dependencia y servicios sociales". Por supuesto, también para recoger otra clase de beneficios en otros servicios que desde el Estado, y con nuestra inversión, están obligados a prestar y desarrollar.

Por lo que, de manera clara y contundente, se puede afirmar que el gobierno valenciano, más si cabe cuando estamos hablando de accionistas en situación de dependencia, está actuando de manera vil y cruel contra estas personas. Llevando a cabo una estrategia que demuestra, una vez más, que ellos si que son partícipes de la intención con la que dirigen sus palabras, que no es otra, que el engañar a la ciudadanía con el único fin de destrozar la Ley de Dependencia y, por lo tanto, pisotear los derechos de las personas en situación de dependencia y sus familiares.

Pero, como al parecer, a esta consejera y al gobierno al cual pertenece les gusta tanto el término participación, les recuerdo que ellos si que tienen la obligación de participar en el pago de las nóminas a las personas en situación de dependencia, tal y como marca la ley, cuestión que, a día de hoy, no están llevando a cabo y que están incumpliendo de manera paulatina.

Sin duda alguna, no solamente por este hecho, al partido popular se le puede aplicar la siguiente reflexión:

"Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo".

Enrique Rivas Díaz

Portavoz de la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia de Castilla-La Mancha

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios