www.diariocritico.com
Un pleno ejemplar

Un pleno ejemplar

miércoles 22 de enero de 2014, 17:21h

El último pleno del Ayuntamiento de Ciudad Real ha sido ejemplar. Que la alcaldesa aceptase el pleno extraordinario para tratar el asunto de su autoenchufe en el Centro de la Mujer no hizo de este un pleno diferente.

Rosa Romero pensó que acusar al PSOE de pretender deshacerse del Centro de la Mujer iba a ser suficiente argumento contra Fátima Serrano. No obstante, la colaboración de la Diputación en el acuerdo firmado entre el equipo de Rosa Romero y el de Nemesio de Lara no hace menos exigible la dimisión de Romero, en todo caso, implica también la del presidente de la Diputación. Así, las intervenciones de Rosario Roncero para defender lo indefendible y las piruetas dialécticas de Fátima Serrano para exigir la dimisión de Romero sin mácula para De Lara ocultaron la petición de Izquierda Unida: Que el Ayuntamiento se encargue del Centro de la Mujer tal y como establece la Ley abriendo un concurso-oposición en el que se respeten los derechos de las trabajadoras.

El resto del Pleno transcurrió sin novedades. Los presupuestos para el año 2014 salieron adelante con el rodillo de la mayoría absoluta y ni una sola de las 103 enmiendas que el grupo de Izquierda Unida presentó fue aprobada. Sobre estas enmiendas, el concejal de hacienda dijo que las municipalizaciones que propone de Izquierda Unida no son aplicables porque implicarían un elevado coste por la rescisión de los contratos. Sobre este particular cabría decir que nuestras enmiendas contemplan partidas para hacer frente al cese de contratos con las empresas que se encargan de los servicios privatizados, aunque estas serían más precisas si el equipo de gobierno se hubiese dignado a entregar copias de los contratos. En cualquier caso el coste de recuperar la gestión pública de los servicios privatizados no se puede lanzar contra Izquierda Unida, al contrario, ha sido la irresponsable gestión del equipo de Rosa Romero la que ha condicionado a las futuras corporaciones.

A continuación se presentaron las mociones. La moción en demanda del cambio de alguna de las calles que permanecen con una nomenclatura de origen franquista por el del activista y premio nobel de la paz Nelson Mandela fue rechazada por el Partido Popular. La moción contra la pobreza energética y por una tregua invernal en los desahucios y en los cortes de la luz también fue rechazada. La misma suerte corrieron las mociones por un ayuntamiento laico y para que esta institución deje de renovar el voto al dogma de la Inmaculada Concepción, la moción para crear un banco de tierras públicas para desempleados así como las mociones para la ampliación de los carriles-bici y por el referéndum sobre la zona azul.

Se podría pensar que la no aprobación de estas mociones por parte del equipo de Rosa Romero las convierte en un papel mojado sin la menor utilidad. Nada más lejos de la realidad. Estas mociones han servido para desenmascarar al verdadero Partido Popular de Rosa Romero. A saber y en orden: El Partido Popular de Ciudad Real se desmarca de la línea oficial de su partido prefiriendo la nomenclatura franquista que al nombre de Nelson Mandela en el callejero de la ciudad. Al tiempo se declara totalmente insensible al sufrimiento de las familias desahuciadas con su pretensión de que éstas sigan siendo expulsadas de sus casas o vivan sin luz ni gas en pleno invierno. En cambio, el PP pretende que el Ayuntamiento se siga adhiriendo al dogma de la Inmaculada concepción, sin duda una vieja reivindicación ciudadana, incumpliendo de este modo el mandato Constitucional según el cual ninguna religión tendrá carácter estatal. Esta irredenta demostración de fe también podrá contrarrestar la negativa del Partido Popular a ceder a desempleados las tierras de propiedad municipal que permanecen baldías. Por último y para terminar de retratar la gestión de Rosa Romero y sus concejales, el PP se opuso a la ampliación de los carriles-bici y a la celebración del referéndum sobre la zona azul tal y como exige el Reglamento de Participación que el propio consistorio se ha dado.

Por su parte, el PSOE votó a favor de algunas de las mociones de Izquierda Unida, pero se abstuvo en la moción sobre la laicidad y votó en contra de la moción para la creación de un banco de tierras públicas al estimar que en Izquierda Unida pretendíamos algún tipo de colectivización probablemente bajo los auspicios ideológicos del "socialismo-comunismo bolivariano" del que nos tilda el concejal de urbanismo don Pedro Martín. La derechización de este partido alcanza ya límites esperpénticos cuando el grupo socialista teme la "colectivización" de aquello que ya es de todas y todos.

Así pues, este ha sido un pleno ejemplar. El Partido Popular y el Partido Socialista han demostrado ser los grupos políticos más conservadores de sus respectivas coordenadas ideológicas y políticas para desdicha de las vecinas de Ciudad Real.

Carmen Soánez

Concejala de Izquierda Unida

Ciudad Real

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios