www.diariocritico.com
Pedro J. Ramírez, uno de los mejores periodistas que he conocido

Pedro J. Ramírez, uno de los mejores periodistas que he conocido

miércoles 29 de enero de 2014, 23:09h
Pedro J. Ramírez es uno de los mejores periodistas que yo he conocido nunca. Otra cosa son sus derivaciones extraperiodísticas, sus ganas de arreglar el mundo a su manera, su afán de poder, al margen de cualquier urna.

Pero creo que aquí lo que se considera es su cualidad como profesional y yo no he conocido a nadie, ni en muchos años de ejercicio de esta profesión con tantas cualidades. Estuve con él en Diario 16, de donde fue expulsado por presiones del entonces ministro del Interior, José Luis Corcuera, en el fondo, del mismísimo Felipe González con quien se las tuvo tiesas.

En apenas unos meses, fue capaz de montar el tinglado de 'El Mundo' que se ha convertido en el segundo periódico de influencia de este país.
Pedro José Ramírez -no le gusta que le llamen así- ha sido siempre incómodo, para el poder, para los poderes. Cierto es que tácticamente se ha aliado con unos para poder enfrentarse a otros, pero su abrazo ha sido siempre el del oso: acaba crujiéndote los huesos.

He visto llorar a algún ministro -y mi compañera Pilar Cernuda podría también testimoniarlo- porque Pedro J. le había puesto la proa.
He escuchado a una ministra del actual Gobierno contar a un grupo de periodistas, entre los que yo estaba, que Pedro J. le exigió: "Dimite o te haré sufrir mucho".

Mi admiración profesional por Pedro J., no obstante, que ha sido sometido a las mayores ignominias, entre ellas la difusión de aquel vídeo por parte de lo más encanallado de la clase política, permanece intacta.

Otra cosa es lo que piense de algunos de sus postulados y actuaciones en lo político: quizá no haya sabido siempre atenerse a los límites de lo que, a mi entender, ha de ser un periodista: narrar la realidad y analizarla, no crearla a nuestro antojo.

En todo caso, 'El Mundo' ha sido, es un referente de libertad de expresión y de calidad informativa y lo ha sido porque su creador, Pedro J. Ramírez ha sabido batirse el cobre para conseguirlo. Y digo esto independientemente de que muchas veces no haya estado de acuerdo en el fondo y/o en la forma con lo que en 'El Mundo' se contaba.

Ese es su timbre de gloria. Ahora se dice, y quizá coincida con una cierta realidad, quien sabe, que Pedro J. sale por presiones de los poderes (son muchos a los que ha pisado el callo, desde luego, muchos le consideraban enemigo acérrimo de Rajoy, a quien ha pretendido desde hace cinco años derribar). En este momento más allá de los rumores, lo ignoro, pero sí sé que no ha sido, no es, un periodista complaciente con los poderosos de turno y que muchas veces ha hecho suya la máxima de que "noticia es todo aquello que alguien no quiere que se publique". Puede ser que alguna vez haya claudicado, es muy difícil no claudicar. 

Yo le auguro, sea lo que sea lo que resulte del consejo de Unedisa, una todavía larga carrera profesional. Tenemos Pedro J. para rato y espero que tengamos 'El Mundo', tal y como ahora lo entendemos, también para rato. Creo que España lo necesita y si es Casimiro García-Abadillo, mi amigo, el próximo director, mucha suerte y aquí estamos.


Lea también:

- Una era del periodismo crítico cerrará sus puertas con el inminente cese de Pedro J. Ramírez de 'El Mundo'

- El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios