www.diariocritico.com
La banca o la especulación del sistema

La banca o la especulación del sistema

lunes 17 de febrero de 2014, 21:15h

La gran mentira de la banca, sobre todo si nos referimos a las Cajas de Ahorro, es la que nos hace pensar en algún tipo de beneficio para los clientes a través de sus fines sociales. Hasta ahora sabíamos que los bancos era entidades de usura con mejor o peor cara, tan necesarios como hipócritas, pero de los que cualquier ciudadano no se puede desligar desde la concepción misma del uso de razón. Todo se paga por banco en la vida de una persona, desde la matrícula del instituto, hasta la póliza del seguro de defunción. Toda una vida atrapados en el sistema bancario, que nos utiliza de manera especulativa para alcanzar unos fines, que no son otros, que los de llenar las arcas de sus principales dirigentes y de los consejeros políticos que los amparan.

Según reza en el informe corporativo de una determinada caja de ahorros, se definen de la siguiente manera: "nuestro compromiso con más de 1.000.000 de clientes está basado en la realización de una gestión eficiente y rentable de los recursos, que permita obtener solidez y crecimiento económico continuado para atender los intereses sociales del entorno". ¿Acaso no son intereses sociales el dotar a las familias de los préstamos necesarios para subsistir en tiempos de crisis? ¿Acaso no son intereses sociales el estudio de los préstamos hipotecarios, en tiempo de crisis, para hacer más viable la situación presupuestaria de muchas familias y PYMES?

La realidad de todo esto, es que el sistema financiero español, con un cinismo tremendo, ha jugado con nuestro dinero y, lo que es peor, con dinero público, dentro del complejo mundo de lo que se han dado en llamar burbuja inmobiliaria. Dicho de otro modo, se ha dedicado a prestar dinero sin control a especuladores de su entorno "amiguetes" y cuando la cosa ha empezado a ir mal han abandonado promociones y proyectos inmobiliarios dejando tanto a los consejeros de las cajas "políticos" y a sus responsables financieros con una gran deuda que ahora nos obligan a satisfacer a nosotros "los de siempre" a través de cláusulas abusivas y escasos recortes en las hipotecas.

El gran drama de esta crisis, para los ciudadanos, pasa por la falta de credibilidad de un gobierno que no se caracteriza precisamente por ahorrador y la voracidad del sistema bancario que quiere recuperar a marchas forzadas lo que ha perdido por su nefasta gestión y para ello, no duda en extorsionar a los pequeños ahorradores y las familias cortando el grifo del dinero a plazo. Y mayor pecado aún, el de no socorrer a las miles de pequeñas y medianas empresas que generan el tejido social y económico de la mayoría de los pueblos y ciudades españolas.

Ismael Álvarez de Toledo

Escritor y periodista

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.