www.diariocritico.com
Un paseo por Londres en diez canciones

Un paseo por Londres en diez canciones

martes 18 de febrero de 2014, 18:04h
Londres es una de las urbes más fascinantes del mundo y, sin ninguna duda, una de las más musicales, así que vamos a dar un recorrido a través de sus calles o su historia que dista mucho de ser exhaustivo pero que sirve de homenaje para la ciudad desde la que se grabaron algunos de los discos más fundamentales del pop.

Donovan - Sunny South Kensington

Comenzamos por el tiempo y el lugar en el que Londres ejerció de capital de la música pop. En esta canción Donovan nos habla de una calle por la que paseaban la cara de la nueva ola francesa, Belmondo, uno de los apóstoles de la generación beat, Ginsberg, o la inventora de la minifalda, Mary Quant. Londres tenía swing y gracias a la música pop, volvía a ser el epicentro de todas las miradas, la moda se dictaba en Carnaby Street y directores como Antonioni reflejaban todo eso en una película como 'Blow Up'. Lo británico volvía a estar de moda ('Rule Britannia') y las Union Jacks aparecían en todo tipo de vestimenta. Al otro lado del charco se imitaba el acento 'cockney' (el de la clase baja londinense) y se peinaban y vestían como los chicos del Swingin' London.

The Kinks - Waterloo Sunset

Para 1967 Londres volvía a sentirse el faro del mundo, la nueva 'Invasión británica', esta vez no con barcos y cañones sino a través de grupos de música, estaba capitaneada por cuatro chicos de Liverpool, pero estos ya se habían trasladado a Londres, desde donde también habían surgido los Rolling Stones y los Who. El póker lo cerraban los Kinks de Ray Davies, el grupo más británico de todos. Si bien los hermanos Davies suspiraban por las verdes campiñas inglesas no se olvidaron de inmortalizar su casa de acogida con una de sus mejores canciones, este 'Waterloo sunset' en el que aparecen los dos actores británicos más importantes del momento, Terence Stamp y Julie Christie. Nunca he visto atardecer desde Waterloo Station pero gracias a esta canción siempre he pensado que debe ser una de las cosas más bellas que existen.

Small Faces - Itchycoo Park

Hay bastantes posibles candidatos para ser el Itchycoo Park del título, ni Steve Marriott ni Ronnie Lane lo han aclarado del todo, es más existe también la versión de que toda la letra es sencillamente una alegoría de un viaje en ácido. Pero con la abundancia de magníficos parques en Londres donde "alimentar a los patos y pasar un buen rato al sol" la canción se merece un puesto en la lista.

Caetano Veloso - London, London

El Londres de Caetano Veloso es otoñal, lluvioso y melancólico. Si a ojos de un brasileño la falta de sol puede hacerse bastante deprimento, en el caso que nos ocupa se veía agravado por el hecho de que Caetano se encontraba en tierras inglesas exiliado por el gobierno dictatorial de su país. Así se explica que, a pesar de la posibilidad de conocer a muchos de sus músicos más admirados o aparcer como invitado en el Festival de Wight, al fundador del movimiento tropicalista le supurase la añoranza por todas las partes de su cuerpo. Eso sí, nobleza obliga, antes de partir de su lugar de adopción le dedicó una de las más bellas canciones de su discografía. "Hierba verde, ojos azules y cielos grises mientras mis ojos buscan platillos volantes en el cielo".

Elvis Costello - (I don´t want to go to) Chelsea

El punk y la nueva ola insuflaron nuevos aires a la ciudad, Elvis Costello fue uno de sus más brillantes cronistas. En este '(I don´t want to go to) Chelsea' mezclaba dos concepciones de uno de los barrios más conocidos de la ciudad, el de barrio pijo en el que señores mayores tienen historias con modelos (algunos se decantan por prostitutas) mucho más jóvenes y el lugar en el que se encontraba el antiguo asilo de la ciudad. De ahí que a Elvis II no le apeteciese mucho visitar el vecindario.

The Clash - London calling

Londres había dejado de tener swing y la "ridícula beatlemania" estaba mordiendo el polvo. En 1979 tras años de convulsiones sociales, una mujer iba a subir al poder para gobernar el antiguo Imperio con mano de hierro, de paso iba a dar alas al capitalismo más salvaje y liberalista. El punk fue la banda sonora de su ascenso al poder y sus grupos estarían en las barricadas contra ella. Una pena que, al final, como en la magistral versión del 'I fought the law' de los mismos Clash, fuera Margaret Thatcher la que ganase la batalla.

The Smiths - London

Los de Morrissey y Johnny Marr eran de Manchester así que esta canción, a pesar de su título, no habla específicamente de la ciudad, sino de las esperanzas y miedos de alguien que se embarca hacia la gran urbe.

Blur - For tomorrow

A mediados de los 90, Londres dejó de mirarse en el grunge y el rock alternativo americano para dar paso a los grupos del brit pop, sus dos grupos más destacados fueron desde Manchester, los chicos de clase obrera de Oasis, y desde Londres, los chicos de escuela de arte de Blur. Los de Damon Albarn dedicaron varias canciones a su ciudad, pero quizás la más representativa sea este 'For Tomorrow', la primera gran canción de su carrera, en la que, entre otras cosas, alaban las vistas de la ciudad desde Primrose Hill.

Pulp - Bar Italia

Si Blur y Oasis fueron los grupos más conocidos del brit pop, Jarvis Cocker y su grupo, Pulp, fueron los más brillantes letristas de esa generación. Con un punto irónico y un humor inglés que le emparenta con Elvis Costello, Cocker nos lleva de paseo hasta este bar en el Soho sonde "va la gente rota" y donde se sirve el mejor espresso de la ciudad.

Lilly Allen - LDN

En 'LDN' Lilly Allen nos lleva de paseo en bicicleta por Londres. El sol brilla en el cielo y los ritmos caribeños acompañan para ver la ciudad en todo su esplendor. El Londres multicultural del Siglo XXI.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios