www.diariocritico.com

La cita, entre este martes y jueves en el Congreso

Llega el peor Debate del estado de la nación: con los políticos bajo mínimos de prestigio y del que sólo se espera más de lo mismo

Llega el peor Debate del estado de la nación: con los políticos bajo mínimos de prestigio y del que sólo se espera más de lo mismo

> Así será el debate, que se celebrará de martes a jueves

lunes 24 de febrero de 2014, 07:37h
La vida sigue igual. Como la canción. La vida política, claro. A la que esta semana llega lo que debería ser su momento culminante -junto a la aprobación de los Presupuestos- y del que no se espera nada que tenga alguna relevancia. Nada más allá del 'más de lo mismo', salvo sospresas prácticamente descartadas. El caso es que a partir de este martes, tenemos en el Congreso de los Diputados la ceremonia del Debate sobre el estado de la nación, con Rajoy presumiendo de economía y la oposición encabezada por Rubalcaba achacándole que las cosas están peor que nunca.

- El Debate del estado de la Nación se celebrará el 25 y 26 de febrero
Un nuevo Debate, que ya es el vigésimocuarto desde la llegada de la democracia y también el que la clase política en general ha logrado que, como en el letrero a la entrada de la Divina Comedia de Dante, poco se espere. Ya se sabe: 'Abandonad toda esperanza'. Eso sí, el Gobierno intentará vender esa teórica mejora económica y sus grandes cifras y escenificar que se abre una nueva etapa de recuperación tras haber salido de la recesión y que en los próximos dos años de legislatura los ciudadanos van a empezar a notar en sus bolsillos los frutos de los sacrificios realizados hasta ahora.

O sea, lo previsto: Mariano Rajoy hará hincapié en la reforma fiscal que aprobará el Gobierno en marzo --entrará en vigor el 1 de enero de 2015-- y que apuesta por favorecer la tributación del ahorro, así como de las familias y los dependientes. El propio jefe del Ejecutivo ya dijo hace unos días que "ahora toca proceder a una bajada de impuestos".

Para él, va a ser su segundo Debate de la Nación desde que es inquilino en el Palacio de la Moncloa, y en el mismo presumirá de haber "parado el desastre" y la "debacle", según sus propias palabras, resaltando que España ya ha salido de la recesión económica. Así, subrayará que España ha evitado el rescate, ha superado una crisis de deuda soberana y ha saneado el sistema financiero. Es más, destacará la bajada de la prima de riesgo,  el superávit del sector exterior, la bajada de la inflación o el aumento de la inversión extranjera.

Todos estos datos positivos le servirán de argumento para poder sostener desde la tribuna del Congreso que 2014 será el año del crecimiento y la creación de empleo, incidiendo eso sí en que reducir la alta tasa de paro sigue siendo el objetivo prioritario de su gabinete. Como muestra del nuevo rumbo de la economía hará hincapié en que ya hay más afiliados a la Seguridad Social que hace un año. "Las cosas empiezan a cambiar, podemos afrontar el futuro sobre bases más sólidas y empiezan a verse los resultados", proclamó esta misma semana en el Senado.

Las reformas seguirán adelante

Eso sí, Rajoy --que ha trabajado con fichas elaboradas por su subrayará que el Gobierno no va a aparcar la agenda reformista, ya que antes de que acabe la legislatura quieren acabar con la reforma de la Administración Pública, la reforma energética, impulsar medidas de liberalización en materia de transportes, implantar la unidad de mercado o reformar las políticas activas de empleo.

EAunque habrá alguna novedad este año como el órdago soberanista abierto en Cataluña ocupará un lugar destacado en este debate de política general, sobre todo a instancias de los grupos de CiU y ERC, que utilizarán sus intervenciones para recriminar al presidente del Gobierno su inmovilidad.

No se esperan novedades en la respuesta de Rajoy, que en las últimas semanas se ha dedicado a repetir que no está dispuesto a ceder en la soberanía nacional, que corresponde a todos los españoles, y que la consulta que defiende el presidente de la Generalitat no cabe en la Constitución.
El jefe del Ejecutivo quiere dejar claro una vez más que él se dedicará a cumplir la Constitución y las leyes, subrayando que está dispuesto al diálogo pero en esos márgenes. Además, recordará una vez más que la prioridad de su Gobierno es solucionar los problemas reales de los catalanes.

Además, la situación en el País Vasco ocupará una parte destacada en el debate --sobre todo en su 'duelo' con el portavoz del PNV, Aitor Esteban--, ya que esta cita parlamentaria se produce pocos días después del gesto de entrega de una parte mínima de su arsenal por parte de ETA. El presidente del Gobierno volverá a exigir a la banda terrorista su disolución y, previsiblemente, retomará el mensaje del Ministerio del Interior de que el Ejecutivo no va a contribuir a la "teatralización" que busca ETA con los verificadores internacionales.


Con las elecciones europeas a la vista

Fuentes de Moncloa han adelantado además que la importancia de la Unión Europea también será otro de los temas que Rajoy llevará al debate, cuando faltan poco más de tres meses para las elecciones europeas. También destacará el plan de regeneración democrática que ha puesto en marcha el Ejecutivo, con leyes como la de control económico-financiero de los partidos o la reguladora del alto cargo de la administración del Estado, han indicado las mismas fuentes.

Además, y a instancias de la oposición, se da por seguro que Rajoy se verá obligado a pronunciarse sobre la reforma del aborto y la tragedia de Ceuta que tuvo lugar el pasado 6 de febrero, en la que 15 inmigrantes perdieron la vida.


Lea también:

- Así será el debate, que se celebrará de martes a jueves
Lo que vamos a escuchar por vigesimoquinta vez, por Fernando Jáuregui
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios