www.diariocritico.com

Estrenado 'El encuentro',  con José Manuel Seda y Eduardo Velasco

Carrillo y Suárez vuelven, ahora en el Teatro Español, a su histórico 'encuentro' durante la Transición

Carrillo y Suárez vuelven, ahora en el Teatro Español, a su histórico 'encuentro' durante la Transición

martes 25 de febrero de 2014, 13:34h
La Transición, tan polémica y debatida, se niega a pasar de moda. Ahpra, cuando nos acercamos a los 40 años de su inicio con la muerte del dictador Francisco Franco, sigue de actualidad. Al menos en lo referido a la cantidad de libros que la rememoran y la cuentan -nos amenazan con otros siete- e incluso a una obra dramática que se acaba de estrenar en el Teatro Español.
El encuentro real de los dos grandes líderes políticos que fueron Santiago Carrillo y Adolfo Suárez, acontecido en febrero de 1977, fue vital para que la Transición saliera adelante, merced a la valentía de ambos, que en esta cita acordaron la legalización del Partido Comunista y las líneas maestras de lo que sería después este periodo que, con luces y sombras, fue positivo y un gran salto adelante de la dictadura a la democracia.

En este texto de Luis Felipe Blasco Vilches, magníficamente interpretado por los actores José Manuel Seda y Eduardo Velasco, se entra en la historia, pero no es una obra historicista. Como explica su director, Julio Fraga, es un espectáculo que aprovecha un episodio de nuestra historia para hacer una metáfora de nuestros días.

Los personajes, aunque inspirados en Adolfo Suárez y Santiago Carrillo, no lo son, del mismo modo que la reunión representada no es una reproducción de la que en su día se mantuvo. En 'El encuentro' a lo que asistimos es a una construcción teatral cuyos cimientos, eso sí, están ligados a hechos históricos. Y su director remata: "El encuentro no pretende ser una crítica ni un panfleto, sino una invitación a la reflexión".

Las dos caras de la moneda

Suárez y Carrillo, el presidente del gobierno y el líder de un partido ilegal en busca y captura, aceptaron pactar un encuentro muy peligroso para ambos, en un momento en que el país era de una inestabilidad extrema. Y fueron capaces de reconducir sus intereses partidistas por un bien común. Es un encuentro secreto, mantenido a espaldas incluso de los suyos. Ambos representan las dos caras de la moneda de un país, que hace relativamente poco dirimió sus diferencias, en una guerra civil de triste recuerdo.

Discuten, desarrollan estrategias, se interpelan, se recriminan, se ponen a prueba, se amenazan, hablan del pasado, del presente, del futuro... Tienen claro que gane quien gane esta batalla, nunca debe perderla el país. Pero son numerosos los factores que pueden dar al traste con este acuerdo, y muchas las sombras que se ciernen sobre el encuentro y 'El encuentro', ya en la cartelería del teatro español.

De modo que a los incontable slibros de todo tipo, memorias incluidas de muchñisimos de los más o menos protagonistas de la Transición, que van a aumentar en nñumero, pues ya se sabe que como mínimo las editoras nos amenazan con otros siete. se une ahora el arte dramático para salir a un 'encuentro' distinto: sobre las tablas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios