www.diariocritico.com
Un repaso a la obra de Paco de Lucía, fuente y caudal, maestro y renovador del flamenco

Un repaso a la obra de Paco de Lucía, fuente y caudal, maestro y renovador del flamenco

miércoles 26 de febrero de 2014, 18:02h
Se ha muerto Paco de Lucía, fuente y caudal del mejor flamenco del último siglo. No es cualquier cosa, dan ganas de ponerse tremendista y rememorar el telegrama que le envió Guerrita a Rafael el Gallo cuando murió su hermano, Joselito: "Impresionadísimo y con verdadero sentimiento te envío mi más sentido pésame. ¡Se acabaron los toros!". Pues ahora lo mismo habrá que escribirle a Pepe de Lucía y decirle: ¡Se acabó el flamenco!
Evidentemente es una exageración pero el vacío que deja Paco de Lucía es similar e incluso superior al que dejó hace casi un siglo Joselito en los toros. Y es que si a este le sobrevivió Belmonte, a Paco su Belmonte, o su Joselito, que "tanto montan, montan tanto", ya le había abandonado hace 22 años. Si el cante flamenco sigue buscando un heredero para el de la Isla, el hueco que deja el creador de 'Zyriab' es similar entre los guitarristas.

Claro que Paco de Lucía era un músico tan bueno que a todo el mundo le gustaba, aunque la mayoría solo haya escuchado una canción de él. Pero es que Paco era especial, tanto que es uno de los pocos payos que han contado con la admiración unánime de los reyes de esto del flamenco, los gitanos. Y eso que pese a su raíz flamenca Paco siempre tuvo el oído abierto para cualquier otro tipo de música, ya sea la clásica, el jazz, el rock o la rumba. Claro que las etiquetas se quedan cortas a la hora de hablar de Francisco Sánchez y es que en el día de su prematuro adiós sólo se me ocurre una figura a la altura del hijo de Lucía en los últimos 60 años de música española, su amigo y compadre Camarón.

Ahora es hora de rememorar su tremendo legado, sabiendo que su nombre quedará grabado en piedra junto al de otros maestros y renovadores de las seis cuerdas. Nombres como los de Andrés Segovia en la música clásica, Django Reinhardt en el jazz o Jimi Hendrix en el rock. Habrá otros después, igual que hubo otros antes, pero cuando se hable de la guitarra flamenca habrá que nombrar obligatoriamente estas tres palabras: Paco de Lucía.

Entre dos aguas

Entre dos aguas es, como todas las grandes canciones, muchas más cosas. La perenne banda sonora del Rastro madrileño, "solo una rumbita, el homenaje más bonito que nadie le haya hecho a Algeciras (tierra natal, entre dos aguas, mediterráneas y atlánticas, de Paco), una obviedad, la máxima expresión de la guitarra flamenca, una de las mejores canciones del pop español y así hasta el infinito. Lo único que parece claro es que sus seis minutos de duración son una de esas pocas piezas de música que puedes poner en Nueva York o Pekín, Caracas o Ciudad del Cabo, y emocionar a cualquier nueva persona que la escuche.



Los Pinares

Cuenta la leyenda que andaba Paco trasteando con la melodía del 'Te estoy amando locamente' de Las Grecas cuando improvisó 'Entre dos aguas'. Pero es que su fascinación con el tema de Felipe Campuzano no era casual. En Las Grecas vio cosas que le aportaban mucho al flamenco como esa búsqueda suya de la melodía. Para ver un nuevo capítulo de esa obsesión podemos escuchar este 'Los Pinares' en el que al final toca la melodía del conocido tema.



Aires choqueros

Pero no reduzcamos una carrera como la suya a una sola canción, por muy grande que esa sea. Dentro de la primera obra maestro en solitario de Paco de Lucía, 'Fuente y caudal', además de su homenaje a su tierra y sus variaciones sobre Las Grecas también había sitio para canciones de tremenda pureza y sentimiento como este 'Aires choqueros'.



Almoraima
   
Cuatro años después de que 'Fuente y caudal' le situase en lo alto de su arte se publicó este 'Almoraima' que le convirtió en toda una estrella internacional, llevándole a codearse con los mejores músicos del momento y haciendo que se dedicase casi en exclusiva a su carrera en solitario, dejando de acompañar en directo a Camarón, aunque no en sus discos.



Río Ancho

Tras el tremendo éxito de 'Entre dos aguas' era normal que Paco se lanzase a grabar otra rumba. En 'Almoraima' se encuentra este 'Río Ancho' que si no es tan conocida como la primera no es de menor calidad musical.



Mediterranean Sundance

Esta canción apareció por primera vez en 1977, en el disco de Al Di Meola 'Elegant gipsy'. Más tarde apareció como parte de 'Friday night in San Francisco' el primer disco en directo que sacaron Di Meola, John McLaughlin y Paco en 1981. Es su confirmación como estrella internacional y el reconocimiento que le brindó el mundo del jazz que le considera una figura gigantesca.



La Barrosa

Unas preciosas 'alegrías' del que posiblemente sea su mejor disco de los años 80, 'Siroco'.



Concierto de Aranjuez

Grabado en directo en 1991 con la Orquesta de Cadaqués, Paco se enfrentó a la más conocida pieza musical clásica española del siglo XX, 'El concierto de Aranjuez' del maestro Rodrigo, y salió victorioso.



Tangos

Procedente de la película 'Flamenco' de 1995 de Carlos Saura, Paco vuelve a jugar con el 'Te estoy amando locamente' en esta reunión del mítico sexteto , con sus hermanos Pepe, a la voz, y Ramón, a la otra guitarra, Jorge Pardo (recientemente elegido Mejor Músico europeo de jazz) a la flauta, el gran Carlos Benavent al bajo y Rubem Dantas a la percusión.



Cositas buenas

Su último disco con material nuevo fue este 'Cositas buenas', editado en 2004. Disfrútenlo.



Como el agua

Pero no se puede terminar de hablar de Paco de Lucía sin mencionar su mítica sociedad junto a Camarón, los revolucionarios del flamenco, reyes indiscutibles del cante y la guitarra. Curiosamente Camarón querría haber sido guitarrista y Paco, cantaor. Así se puede entender mejor esa relación de amistad y tremenda admiración que se tenían el uno al otro. La misma que llevó a Camarón, nada más grabar el revolucionario disco 'La leyenda del tiempo', a preguntarle a su amigo del alma que pensaba de todo aquello. Con la bendición del de Lucía, Camarón se quedó más tranquilo, no volvería a hacer algo como eso que llamó flamenco rock pero sí que volvió a grabar con Paco alguna obra maestra más, como este 'Como el agua' de 1983. Si existe el cielo hoy los ángeles están de enhorabuena porque si, como dice Serrat, "a mano derecha, según se va al cielo, hay un tablao que montó Frascuelo", Paco y Camarón volverán a juntarse y Curro el Palmo y demás almas buenas podrán deleitarse con la mezcla más celestial, la voz de Camarón acompañada por la guitarra de Paco. Además el guitarrista podrá quitarse la única espina que tenía, no haberse podido despedir del de la Isla. Y es que en sus mismas palabras "es una de las penas más grandes que tengo. Que Camarón se haya ido y no haya podido verlo para evitar este malentendido. Es lo que más clavado tengo, que se haya ido pensando que todo lo que decían era verdad. No duermo pensando que se haya muerto con la duda". Ya no hay dudas, solo el reencuentro de dos amigos inmortales que grabaron la música más importante que se haya grabado en este país nunca. Punto.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios