www.diariocritico.com
Polémica entre la Asociación de Enólogos de Castilla-La Mancha y el Colegio Oficial

Polémica entre la Asociación de Enólogos de Castilla-La Mancha y el Colegio Oficial

sábado 08 de marzo de 2014, 12:28h

El Colegio Oficial de Enólogos de Castilla-La Mancha considera que "no hay razón para que siga existiendo" la Asociación de Enólogos de la Comunidad Autónoma, una entidad que "está enrocada y haciendo daño" ya que "están impidiendo" que enólogos que están asociados no se colegien; mientras que la Asociación ha advertido de que no se disolverá puesto que "acumula la mayor masa social del sector en la región".

El decano del Colegio Oficial, Miguel Ruescas, ha manifestado que "todos pensaban que cuando se creara el Colegio Oficial, automáticamente la Asociación se fusionaría" con este nuevo organismo, de manera que todos aquellos asociados con la titulación necesaria pudieran pasar a ser colegiados.

Sin embargo, Ruescas ha subrayado que tras la Asamblea de la Asociación celebrada el pasado 28 de febrero, esta entidad "decidió mantener su línea de seguir existiendo sin entrar en el Colegio", actitud ante la cual el Colegio "seguirá su trayectoria sin estar esperando a que desde la Asociación se ubiquen y encuentren su sitio".

"Están enrocados", ha lamentado Ruescas, quien ha vaticinado que tras esa última Asamblea habrá una "fuga" de miembros de la Asociación para pasar a formar parte del Colegio Oficial, ya que éste último "es un ente público y profesional con más ventajas".

"Cuando hay un Colegio con el que cuentan las instituciones, no tiene razón de ser que siga existiendo la Asociación, pero esto es como la fruta y acabará madurando", ha recalcado.

La Asociación "tiende la mano"

Por su lado, el presidente de la Asociación de Enólogos, Luis Jiménez, ha asegurado que, aunque siguen con la "mano tendida" para trabajar conjuntamente con el Colegio "en beneficio de la región", la entidad que preside "no se disolverá" ante la existencia del órgano oficial.

En opinión de Jiménez, hay varios motivos por los cuales no se disuelve el organismo que preside, y uno de ellos es porque en la Asamblea celebrada el pasado día 28 de febrero "así lo decidió por unanimidad", y una entidad privada se ha de disolver "cuando lo estimen oportuno todos sus asociados".

Pero, además, Jiménez ha puesto el acento en la importancia en que al margen del Colegio, la Asociación de Enólogos de Castilla-La Mancha cumple el papel de nexo de unión con entes como la Federación Española de Asociaciones de Enólogos; la Unión Internacional de Enólogos --que reúne a 16 asociaciones nacionales de todo el mundo--; y el Organización Internacional del Vino; manteniendo con estas tres instituciones relaciones "de vital importancia" para el sector en la región.

Según Luis Jiménez, que ha recordado que la colegiación "es voluntaria", además, "la mayoría" de los profesionales de la Comunidad Autónoma "no se colegian porque no confían en la gestión de la actual Junta Directiva y no entienden la opinión del actual decano de colegiar a aquellos profesionales que no reúnen las competencias según la ley para el ejercicio de la profesión", algo que ha calificado de "absurdo e incomprensible".

"Tampoco se entiende la obsesiva cruzada del decano por finiquitar la Asociación, ésta se disolverá cuando sus asociados lo estimen conveniente", ha dicho Jiménez. "Creemos que Ruescas pide nuestra disolución para tapar su nula o escasa gestión durante casi un año".

El proceso electoral inició la polémica

Jiménez ha recordado que fue la Asociación la que desde hace varios años propuso la creación de este Colegio Oficial, que se constituyó formalmente el pasado mes de abril después de que la candidatura del propio Jiménez dejara paso a la encabezada por Miguel Ruescas.

Antes de la aparición de la candidatura de Miguel Ruescas, Luis Jiménez ha apuntado que desde la Asociación había "una hoja de ruta planificada" basada en que el propio Jiménez comandara el Colegio en su primera etapa hasta culminar con la disolución de la Asociación, "pero salió la candidatura de Ruescas al margen".

"Lo suyo hubiera sido que tanto la Asociación como el nuevo Colegio hubieran ido de la mano, pero la candidatura de Ruescas trabajó de forma individualista", ha lamentado Jiménez.

En todo caso, esta Asociación "no se disolverá" porque cuenta con la "mayor masa de enólogos", según Jiménez. "La inmensa mayoría están aquí, y muchos no se afilian al Colegio por no pagar dos cuotas", ha dicho el presidente de la Asociación.

Polémica por la titulación necesaria para colegiarse

El decano del Colegio Oficial, Miguel Ruescas, ha explicado que su intención es que aquellos enólogos con trayectoria y experiencia que no tuvieran la Licenciatura o el Grado de Enología "pudieran colegiarse", algo que choca con la idea de Luis Jiménez y de la Asociación.

"No serían colegiados ordinarios, pero tendrían los mismos derechos dentro del Colegio. Esa es la lucha que ahora nos queda", ha relatado el decano, quien ha señalado que su intención era colegiar a los enólogos no titulados "y estudiar de qué manera darles la formación necesaria". En todo caso, ha dicho, serían colegiados con los mismos derechos que los que sí tienen la titulación necesaria, "pero no ejercientes".

En este sentido, ha apuntado que de los cerca de 90 enólogos que actualmente hay colegiados algunos son "no ejercientes" porque no tienen la Licenciatura o el Grado de Enología, "pero sí que tienen estudios de Formación Profesional relacionados con la Enología y están perfectamente preparados para llevar una bodega".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios