www.diariocritico.com
Diez años de mentiras

Diez años de mentiras

lunes 10 de marzo de 2014, 13:17h

Nunca antes en la historia de España una gran mentira estuvo tan cerca de convertirse en verdad. Cuando se cumplen diez años del mayor atentado terrorista de la historia se siguen produciendo informaciones y testimonios contradictorios que no ayudan precisamente al esclarecimiento de la verdad de lo que pudo ocurrir previamente a la decisión de convertir a Madrid, por medio de su red ferroviaria, en la más grande masacre humana que se recuerda, tras los hechos del levantamiento del dos de mayo de mil ochocientos ocho.

Las especulaciones sobre los autores, tanto materiales como intelectuales, se siguen sucediendo a día de hoy y, según de donde provenga la tesis conspiratoria o la intencionalidad de acallarla, así se mueven opiniones de uno u otro lado, siempre con un perfil político de por medio y, como siempre, obviando y ninguneando a las victimas, a sus familias y, en el peor de los casos, utilizándolos según convenga mediáticamente.

Lo que sabemos de aquel día trágico, al margen de lo que nos han contado por activa y por pasiva, no deja de ser una serie de conjeturas que ridiculizan, en muchos casos, la labor de los investigadores e incluso de los jueces, llevando a la opinión pública a pensar que algo siniestro se ha quedado en la trastienda y que a nadie conviene remover.

No voy a entrar a debatir lo que no tiene remedio, ni a tratar de hacer buenas las hipótesis de que tamaña crueldad pudo ser aprovechada políticamente, ese es un discurso muy manido a estas alturas, pero si me gustaría, a modo de denuncia, insistir en la tesis que circula en la calle, y que al margen de lo que opinan los que dicen llamarse expertos, sigue dejando numerosas incógnitas por despejar.

Cada vez que se ha tratado el tema del 11M, como noticia, los informadores profesionales han tendido a subirse a los cerros de Úbeda para hacer verosímil una serie de argumentos en base a informaciones de fuentes desconocidas, pero que a fuerza de darles contenido han pasado de ser mentira a ser verdad. Una verdad a medias que metió en prisión a cuatro "mindundis", a los que no resto un ápice de culpabilidad, pero que ha dejado en la calle a los que idearon y ordenaron tamaña crueldad. Tampoco amparo la tesis de los que proclaman a ETA como autora intelectual del atentado, pero sabiendo de las ramificaciones de la banda asesina vasca, no sería muy de extrañar, y más sabiendo sus conexiones con distintos grupos terroristas a escala mundial.

Entretanto, pueden seguir los "expertos", llenando las páginas de los periódicos, con medias verdades, para a fuerza de contarlas, hacer que en el futuro puedan sonar a verdad. Pero a nadie engañan, ya que para la opinión pública sigue quedando patente aquello de que nada es verdad o es mentira, porque todo es del color del cristal con que se mira.

Ismael Álvarez de Toledo

Escritor y periodista

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios