www.diariocritico.com

Emprendedores: Consejos sobre cómo emprender un negocio

Emprendedores: Consejos sobre cómo emprender un negocio
lunes 24 de marzo de 2014, 12:22h
El número de emprendedores ha aumentado en 2013 a pesar de la persistente crisis. Según el informe realizado por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha surgido una media de 54 nuevos emprendedores cada día a lo largo del pasado año. Esta cifra da cuenta del empuje creciente de este colectivo que constituye ya en España un grupo de más de tres millones de personas. La coyuntura económica y el transcurso de la dura crisis económica no han podido contra el espíritu aventurero de los emprendedores que, ante la imposibilidad de encontrar un trabajo por cuenta ajena, optan por poner en marcha su propia empresa y así reincorporarse al mercado de trabajo.

Claves sobre cómo emprender un negocio


Ser emprendedor conlleva riesgos y coraje, sirvan estos diez consejos básicos como ayuda para emprender un negocio y arrancar una empresa.

Analizar el sector, tipos de clientes y conocer el mercado en profundidad. Estas tres premisas son fundamentales a la hora de embarcarse en un proyecto empresarial. En definitiva, realizar un estudio de mercado exhaustivo.

Encontrar los inversores y socios ideales que no sólo busquen rentabilidad económica sino que sirvan también de asesores y, mejor aún, conozcan el sector de la empresa y puedan abrir puertas. En este sentido, el negocio puede prosperar con mayor rapidez y facilidad.

Debe quedar claro el papel del emprendedor y los inversores en la empresa. Si alguien invierte en el proyecto no tiene porqué quedarse con una parte del mismo. Es importante delimitar el valor de las cosas y tener en cuenta que el emprendedor, independientemente del dinero que haya invertido, es el que ha tenido la idea y se ha esforzado por sacarla adelante. Por ello es necesario valorar el negocio argumentando, a través de datos contrastables, cada aspecto del mismo. Hay que cuantificar todo lo que el emprendedor ha aportado -ha dejado su trabajo con un sueldo determinado, ha asumido un riesgo económico, está en juego su reputación como empresario...-.

Contratar a trabajadores y profesionales con talento. Ocurre que no siempre es posible pagar la profesionalidad por lo que existen modos de colaborar, no dinerarios, con las personas necesarias para sacar adelante una idea de negocio -ofrecer una participación en acciones hasta que todo marche, por ejemplo-.

Tener amplitud de miras. No es nada conveniente quedarse sólo con la idea inicial ya que puede evolucionar. Es recomendable abrirse a nuevas posibilidades de negocio que puedan surgir y quizás, lo que en un principio era el eje central de la empresa puede convertirse en una línea de negocio secundario, dando paso a otra actividad que aunque inicialmente no era prioritaria, adquiere protagonismo inesperadamente.

Escuchar a los expertos del sector. Constituye una ayuda inestimable intercambiar impresiones con los profesionales que conocen la línea de negocio desde todos sus flancos. Buscar asesoramiento e información de primera mano es una buena base para empezar.

Fijarse en la gente del entorno puede ser de gran ayuda en el momento de emprender un negocio. A veces se ignora el potencial de las personas que nos rodean. No está de más valorar a conocidos y allegados que pueden empujar la empresa al éxito.

Evitar tener gastos fijos al principio. Cuando arranca una empresa el capital inicial tiende a ser pequeño, mientras las opciones de gastos son grandes. Por este motivo, con un presupuesto limitado hay menos probabilidades de hacer inversiones de capital y hay que saber anticipadamente qué inversiones son prioritarias y cuáles no.

Cerciorarse de los cobros. Es muy corriente que con la crisis económica muchos clientes se retrasen en sus pagos. Es necesario perseguirlos sin amedrentarse para que abonen lo adeudado.

Preveer las posibilidades de supervivencia poniéndose una meta temporal y prestar mucha atención a los flujos de caja -dinero que entra y sale-. Hay que calcular cuánto hay que ganar para no perder dinero. Es decir, analizar cómo convertir los ingresos y los gastos en cobros y pagos, respectivamente.

Ayuda a emprendedores


El acceso a capital por parte del emprendedor es prioritario y fundamental al iniciar un proyecto empresarial. Algunas entidades financieras se dedican a ello como ocurre con las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) que facilitan el acceso al crédito a las pymes.

Madrid: Aval Madrid, Fianzas SGR, Transaval, Audiovisualsgr
Barcelona: Avalis
Toledo: Aval Castilla La Mancha
Valencia: SGR
Valladolid: Iberaval
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios