www.diariocritico.com
'Gabito' entra  en la inmortalidad

"Gabito" entra en la inmortalidad

sábado 19 de abril de 2014, 13:37h

Cuando muere uno de los grandes, no se si por envidia, rencor, o cualquier otro sentimiento de bajeza humana, tendemos a vilipendiar, dilapidar o menospreciar aquello, que en vida le hizo inmortal. De Gabriel García Márquez se ha escrito y dicho casi todo, tanto en vida como ahora en la hora del recuerdo, y seguirá por siempre vivo gracias a la letras y a la huella que ha dejado en el mundo de la literatura, pues como el mismo afirmaba "La muerte no llega con la vejez, sino con el olvido".

Los críticos que se ceban con el personaje y olvidan la obra, no dejan de ser unos pobres de espíritu y, sin lugar a dudas, queda en entredicho su capacidad analítica para comprender, entender y analizar el contenido profundo y literario en el sentido mayúsculo de la expresión. Pero si esa crítica destructiva y feroz se hace por parte de quien dice ser y llamarse periodista falta a la ética del compromiso con su propia profesión.

Uno en la vida puede ser cualquier cosa menos necio. Cada individuo deber ser respetado como persona y nadie debe ser divinizado o vilipendiado según su manera de pensar o actuar, siempre y cuando con ello no ejerza un agravio para el resto de individuos.

No se que agravio ha podido ver el periodista Alfonso Rojo en la figura universal de García Márquez para entrar en el carro del despropósito -del que hace tiempo que no baja- y pretender dar lecciones de moralidad y política, porque lo cierto es que lamentablemente de periodismo da muy pocas, independientemente de que a veces haya resultado brillante. Alfonso Rojo va de tertulia en tertulia con la espada de Damocles bajo el brazo, disfrazado de paladín de las causas perdidas, al menos de las causas que defiende como vocero del gobierno actual.

Titulaba Alfonso Rojo, en su periódico digital hace unas fechas, "Muere Gabriel García Márquez, un genio de la literatura universal y un sectario de la política latinoamericana". Analizando la portada y leyendo el contenido del texto de la noticia, uno no se explica a cuento de que viene tal afirmación y el titular tan abstracto sobre las amistades que hubiera podido tener el premio noble de literatura autor, entre otros, de "Cien años de soledad", "El amor en los tiempos del cólera", "El coronel no tiene quien le escriba" y "Crónica de una muerte anunciada".

Ha medida que uno va cumpliendo años se hace mucho más crítico con lo que le rodea, ejerce menos cintura y aguanta lo justo en los envites del contrario. Creo firmemente que a mi colega -sin entrar a enjuiciar situaciones personales- se le ha ido la "pinza" hace tiempo y, saca el jugo en sus apariciones televisivas, de un periodismo mediocre, que no le va nada a su trayectoria.

Pese a Alfonso Rojo, la historia no juzgará a García Márquez por su amistad literaria con Castro, ni siquiera por haberse significado en contra del imperialismo de Estados Unidos, algo que todos los días ocurre en algún lugar del Planeta. Tampoco por haber recibido la Legión de Honor en Francia, en el año 1981, sino por el compromiso que le mantuvo unido a sus lectores, en todo el mundo.

"No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió". Gabriel García Márquez

Ismael Álvarez de Toledo

Escritor y periodista

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios