www.diariocritico.com
El termómetro de la campaña (1): Para Cañete, el milagro es Rajoy

El termómetro de la campaña (1): Para Cañete, el milagro es Rajoy

martes 22 de abril de 2014, 12:54h
Aznar respondió alguna vez al ser interpelado sobre lo que se denominó el "milagro español" que tal milagro no existía y que, en realidad, el milagro era él. A finales de los años noventa, el milagroso Aznar decidió crear un modelo productivo basado en al especulación y el ladrillazo del que ahora estamos pagando las consecuencias. Da igual. Hay políticos que se rodean de un halo de leyenda y la arrastran allá por donde van, coreados por una abultada pléyade de palmeros que contribuyen, agrandan o magnifican hasta rozar la caricatura los "logros" de los que ellos consideran los mejores políticos que han pisado moqueta en España.
 
Aquella leyenda de Aznar sigue hoy viva pero sus antiguos compañeros -hoy ya no lo son tanto, mejor hablemos de otra cosa- como Rajoy o el candidato del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, también quieren una leyenda propia. Ahora le toca al presidente del Gobierno y el mensaje es claro, simple, pueril y falso, pero les funciona: "Zapatero arruinó a España y la dejó al borde del rescate". Menos mal que llegó el registrador de la propiedad de Pontevedra a poner orden, aunque fuera incumpliendo casi todo su programa electoral -excepción hecha de la Ley del Aborto- y dejando en pura palabrería de bar cutre las promesas electorales de no tocar la Sanidad, la Educación, los impuestos, el IVA, no dar dinero público a los bancos o mantener la Dependencia y las pensiones, entre otras muchas.
 
La precampaña y la campaña a las elecciones al Parlamento europeo del PP girará sobre lo mal que lo hicieron los socialistas y lo bien que lo hace Mariano. ¿Que Europa rescató nuestro sistema financiero y que Rajoy se fue al fútbol minutos después tras asegurar que no computaba como déficit y que no era un rescate sino un préstamo que para sí lo quisiera cualquier pequeño empresario? Da igual. La versión oficial es que Rajoy nos salvó del rescate, aunque es sabido por todos que sí hubo rescate ¿Que en dos años este Gobierno haya endeudado a España en más de 30 puntos y que lo que debamos se acerque  al 100 por 100 de nuestro PIB? El argumentario oficial del Gobierno asegura que estamos saliendo de la crisis "siendo más fuertes" y que seguimos "asentando las bases de la recuperación". ¿Y los recortes, copagos, reducción de prestaciones y todas las promesas incumplidas? Pues sí, señores, han adivinado, culpa de Zapatero y del PSOE, que dejó a la España unida, taurina y cristiana de Esperanza Aguirre hecha un solar.
 
Cañete quiere agrandar la leyenda de Rajoy porque un líder del PP sin leyenda es como un yogur caducado, que se puede comer y tampoco pasa nada, pero no es lo mismo. Y para ello, no dudó en recomendar a su rival, la candidata del PSOE, Elena Valenciano, que mejor hable de Europa porque si opta por hacer campaña con los asuntos domésticos, esto es, que dos años después de la mayoría arrolladora del PP hay más paro, más pobreza, más desigualdad, mayor precariedad laboral, la misma prima de riesgo que cuando se fue ZP y mayor "movilidad exterior", no solo de los jóvenes, también de los investigadores y científicos, a él, que no quiere, no le quedará otro remedio que sacar a pasear la "herencia recibida", y, ya se sabe que contra eso no se puede competir.
 
Por su parte, el PSOE ya ha dicho que quiere estar mucho en la calle y en las redes sociales y que no invertirá dinero en vallas publicitarias que ya no tienen sentido. Si acaso, en los últimos años la gente y los medios nos entreteníamos viendo las virguerías que se hacían con el Photoshop y el afán que ponían los diseñadores de campaña en ocultar lo menos vistoso del rostro de los políticos, maquillar y ofrecer imágenes demasiado retocadas de candidatos que no eran ni tan buenas ni tan guapos. Aunque se haya vendido como un paso más hacia la política participativa en red, lo cierto es que las arcas de un partido que ha perdido poder político y, en consecuencia, económico, están maltrechas y todo ahorro es poco. En Ferraz creen que es más rentable y más barato viralizar en las redes fotos de Elena Valenciano con la nueva y flamante alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en plan confidencias y seguramente tengan razón. Lo malo es que los socialistas franceses como Hidalgo se han liado la manta a la cabeza y se han puesto a recortar como hiciera ZP a las puertas del verano de 2010, iniciando su enterramiento político con luz y taquígrafos. Ojo, cuidado con estas cosas que lo barato, a veces, sale caro.

- Especial 'ESPAÑA, UN PAÍS EN ELECCIONES'>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios