www.diariocritico.com

Corrida con matices de Jandilla y Vegahermosa

Fandiño, frente al quinto de la tarde
Fandiño, frente al quinto de la tarde

San Isidro: Adame y Fandiño ganan (más) puntos ante un complicado encierro que pedía el carnet de torero

sábado 17 de mayo de 2014, 01:03h
Toros de JANDILLA y 4º y 6º de VEGAHERMOSA, con presencia excepto el chico tercero, que cumplieron en los caballos, con 5º encastado pero todos bruscos y flojos. EL FANDI: silencio; silencio. IVÁN FANDIÑO: pitos; ovación y saludos tras aviso. JOSELITO ADAME, que sustituía al anunciado Miguel Abellán, de baja por un cólico nefrítico: ovación tras aviso; silencio tras aviso. Plaza de las Ventas, 16 de mayo. 7ª de Feria. Lleno. Observaciones: se guardó un minuto de silencio en el 93º aniversario de la muerte de Joselito.
Un sesudo análisis necesitaba el encierro mixto de Jandilla y Vegahermosa, que por una vez vino al examen venteño con una corrida de trapío con el lunar del tercero. Porque huno muchos matices a analizar en el comportamiento de toros, de dos de los coletudos -el otro, El Fandi, es la nulidad seguida de ceros que jamás triunfará en Madrid, salvo milagro improbable- y del público. De modo que durante la mayor parte del festejo hubo que estar tomando largas notas sobre la marcha a la par que se valoraba lo que acontecía y cómo los bicornes pedían el carnet de torero a sus matadores.

Porque los bureles, a pesar de su escasez de fuerza, cumplieron sobradamente -que no bravamente- en la pelea ante los pencos y llegaron a la muleta con movilidad y brusquedades que pedían coletudo de corazón valiente y técnica depurada. Aunque, como es habitual, los dos de mayor nobleza cayeron en las manos de El Fandi, que los despachó sin un ápice de sentimiento, vulgar hasta con los rehiletes. Algo que era la crónica de una vulgaridad anunciada, por lo que el cotarro pasó mucho de él.

No así de Fandiño, que puso al público en pie tres días antes con la apoteósica salida a hombros. y ahora se le midió casi con dureza. Hasta el punto de que tras ponerse muy pesado con su primero, que se vino abajo en el tercio de la pañosa, se le incitó a que lo matara y como tardó, se le hizo un pequeño recordatorio con algunos pitos. El de Orduña salió a por todas frente al quinto, el más encastado de todos, pero que a la vez presentaba asperezas y brusquedades en su comportamiento.

Riesgo y ortodoxia

No le importó al coletudo, que le plantó cara y fue capaz de muletearlo con riesgo y ortodoxia, en series con ambas manos que pedían algo más de reposo, por lo que aun gustando a la parroquia que ocupaba los tendidos no llegó a calar, y como antes de la estocada había pinchado y después el burel tardó en doblar, lo que iba para oreja se saldó con una cerradísima ovación.

Igualmente dio la cara el mexicano Joselito Adame, que se fajó con la cabeza derrotona del tercero y fue capaz de extraerle algunos pases no perfectos pero sí emocionantes que cerró con un arrimón final. El último pegaba más tornillazos, mas Adame no se arredró y volvió a jugársela sin trampa ni cartón, a la vez que sin lucimiento, porque era imposible. El mexicano y Fandiño sigue manteniendo su crédito a la espera de su tercer y postrer paseíllo.


-PINCHE AQUÍ PARA VER TODAS LAS INFORMACIONES Y CRÓNICAS DE LA FERIA
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Comentarios

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    28091 | Pedro - 17/05/2014 @ 18:42:17 (GMT+1)
    Yo creo que aunque la corrida fue difícil, tampoco se comía a nadie y Fandiño y Adame debieron estar mejor, aunque coincido con lo malo que es Fandi, que además no se esfuerza en mejorar ni con capote ni muleta.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.